LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

"Los periodistas deportivos saben muy poco de fútbol"

- por Diego Borinsky: 09/01/2008 -

Un viejo reportaje a un personaje histórico que el fútbol ya extraña demasiado. Un recorrido por su vida, sus hazañas, sus peleas y muchos nombres, desde Grondona hasta Basile.

Reportaje publicado en El Gráfico en la edición de noviembre de 2002

 

1 Jugó en Racing e Independiente y también dirigió a los dos. ¿Cómo hizo para no morir en el intento? Y bueno, se dieron las condiciones en su momento.

2 ¿Eso quiere decir que usted está más allá del bien y del mal? Seguro, seguro.

3 ¿Quién fue el hombre que más lo marcó en su carrera como futbolista? Pipo Rossi. Siempre me gustó su personalidad, su manera de ser: un tipo noble, franco, al que le gustaban las cosas justas. Era un gritón, nos cagaba a pedos, pero sano, muy sano. Y sabía corregir cosas en el jugador. Además, fue el que me llevó de Colón a Racing en mis inicios.

4 ¿Sigue hablando con él? Es difícil porque no está bien de salud. Hace poco, en un partido de la Selección, nos vimos en la cancha y hablamos, poquito, pero hablamos.

5 Hace unas semanas, en un partido de Chacarita, amenazó a Romero desde el costado: le dijo con un gesto que si tiraba un caño más, después lo fajaba. ¿Cómo es? ¿Con usted no se puede tirar caños? Le di a entender que los caños los tiene que tirar adentro del área. ¡Qué piola! En la mitad de la cancha todavía yo tiro caños. Son cosas para corregir que después se charlan en la semana.

6 Y si después de la charla de la semana los sigue tirando, ¿qué pasa? Y… si los tira, a veces lo perdonamos y a veces lo echamos a la mierda.

7 El mejor equipo que dirigió. Hubo dos equipos de Independiente que fueron terribles: el que ganó los Nacionales 77 y 78 en las finales contra Talleres y River, respectivamente, y el del 83/84 que fue campeón del mundo. Los dos tenían ganas, fuerza, voluntad, inteligencia, el manejo. Tenían todo esos equipos.

8 Un partido. Recuerdo mucho uno contra River, en el Monumental, por el Nacional 71. Recién salíamos de la huelga y me silbaban bastante. Era la posición de uno frente a la dirigencia por el Convenio Colectivo de Trabajo, porque antes era una basura eso. Se hizo un justo arreglo y el ministro de Trabajo, que era de River, me entregó en el vestuario el Convenio Colectivo y el pasaporte. Muy clarito: me estaban diciendo que me tenía que ir. Bueno, esa tarde íbamos 2-2, y definí el partido con un gol de tiro libre que la colgué en un ángulo. Lo grité como nunca.

9 El gol que más gritó como técnico. El de Bochini contra Talleres en la final del 77, el día que nos querían voltear.

10 ¿Cómo convenció a sus jugadores para que no se retiraran de la cancha en esa final? Te querían pasar, te estaban sacando la plata del bolsillo. Fue una cosa alevosa, descarada. Ya antes del partido sospechábamos algo, pero cuando nos hicieron un gol con la mano y nos expulsaron a tres jugadores fue un descontrol. Todos los jugadores, salvo Outes, se querían ir. Yo puse un poco de paños fríos, todavía quedaban 15 minutos para tratar de hacer un gol, aunque éramos ocho contra once y en la cancha de ellos. Me la jugué y metí dos cambios ofensivos, aunque podría haber elegido dos defensores para evitar el papelón, y mandé a Biondi y a Bertoni a la cancha. Talleres tenía muy buen equipo, pero les faltaba experiencia, si no, ese partido no terminaba después del 2-1. Al final, el Bocha metió un gol, después de una doble pared con Bertoni y con Biondi, y el 2-2 nos dio el título, porque en el partido de ida habíamos terminado 1-1 y el gol como visitante valía doble. Fue una hazaña impresionante.

11 ¿En cuántos años Venezuela va a poder clasificarse para un Mundial? Le falta todavía, necesitan profesionalizarse más, tener más competencia, divisiones inferiores. Le faltan, como mínimo, dos mundiales más.

12 ¿Está de acuerdo con la continuidad de Bielsa en la Selección? Sí, porque son los dirigentes los que disponen eso. Eso sí: se cometió una injusticia con Coco Basile cuando no se le ofreció continuar después del 94, no hubo una equidad.

13 ¿Por qué a Argentina le fue tan mal en el último Mundial? Yo creo que no tuvo ni la más mínima pizca de suerte. En el fútbol, como en la vida, si no tenés la cuota de culo que se necesita para todo, se hace difícil.

14 ¿Nunca le interesó ser panelista de televisión? No, porque uno se debe preparar un poco más para esas cosas. No me gusta el papel de los ex jugadores o técnicos que hacen de panelistas. Lo veo como algo muy burdo, muy armado.

15 Un periodista deportivo. De antes, Osvaldo Ardizzone, por la bohemia. De los de ahora me gusta Víctor Hugo Morales, como relator y también porque sus opiniones me parecen bastante sensatas.

16 ¿Por qué Bochini nunca pudo tener continuidad como DT? Porque no habrá tenido oportunidades. El Bocha conoce mucho de todo esto. Como técnico nunca lo vi, pero como jugador era un tipo que dentro de la cancha se daba cuenta de un montón de cosas.

17 ¿Cuál fue la excusa más curiosa que le dio Bochini por faltar a un entrenamiento? Ojo que el Bocha no faltaba tanto como la gente dice, sí llegaba muy justo sobre la hora. En general, me decía que se quedaba dormido. A veces le respondía con una multa, otras veces cagándolo a pedos y otras veces tratando de tolerarlo, porque yo sabía todo lo que podía dar en la cancha después.

18 ¿Y cómo hacía para que en el plantel no hubiera broncas por el trato diferencial? Es que todos sabían lo que significaba el Bocha para el equipo. Igual, siempre hay algún tonto que se queja…

19 Una anécdota graciosa. No sé, no tengo muy buena memoria. Una vez que estábamos con Independiente en Split, en Yugoslavia. Yo era jugador y teníamos que ir para Italia, pero faltaba una firma en el pasaporte y no podíamos salir. Entonces agarré todos los pasaportes, los firmé yo, y a la mierda, nos fuimos. En esa época no había tanto control.

20 ¿Llegó a pasar hambre cuando vino a Buenos Aires y tuvo que vivir en una pensión? No, hambre no pasé nunca, gracias a Dios. Me alcanzaba justo, eso sí. Vivía con un grupo de muchachos rosarinos, que habíamos venido a jugar a distintos clubes, en una pensión en Lima al 100, en Constitución. No era Barrio Norte, pero zafaba.

21 ¿Cómo es ir a un Mundial y no jugar ni un minuto? Y… lindo no es, pero al menos pude ir. El Rata era el titular en ese equipo del 66 y cuando lo echaron contra Inglaterra ya nos estábamos volviendo, así que muchas chances no tuve.

22 ¿Y cómo fue el regreso? Muy triste para mí. Acá nos esperaba Onganía en Olivos. Me fue a buscar mi hermano y apenas pudo me contó que habían fallecido mis dos abuelos. Pensé que nunca iba a poder recuperarme de esa desgracia. Mis abuelos fueron los que me criaron en Rosario después de la muerte de mi vieja y siempre me esperaban levantados los domingos cada vez que yo volvía de la Capital para que les contara lo que me había pasado. En esos dos meses que me fui, entre la gira y el Mundial, primero se murió el abuelo y diez días después la abuela. Y me enteré todo de golpe. Entonces agarré el auto y así como estaba me fui volando para Rosario, pero la casa de los abuelos ya estaba vacía.

23 ¿Es un estigma haber quedado como el técnico que retiró a Gatti? No, ¿por qué? Si Hugo no podía jugar más; le pasó lo mismo a Cejas cuando fui a Racing y le tuve que decir que no podía seguir atajando. Gatti no estaba en condiciones para ser el arquero de Boca. Tenía mal una pierna, le costaba saltar.

24 ¿Volvió a cruzarse con Gatti después de esa decisión? Lo encuentro seguido, la última vez fue en Punta del Este. No me dice nada, ¿qué me va a decir? Sólo un boludo puede pensar que lo retiré yo. Te saludás y nada más, no se habla del tema.

25 ¿El Pastoriza explosivo, que se peleaba con todo el mundo, ya fue? ¿Estamos ante un Pastoriza domesticado? No. Siempre algún poquito de bronca hay, todavía tenemos la capacidad de enojarnos. En la vida, si no te enojás no sirve.

26 ¿Cuando empezó como técnico usted miraba videos o nunca le interesaron los rivales? Todos los que quieren sacar ventaja, de alguna u otra forma se preocupan por el rival. Y si no ves el video, mirás el partido, pero todo el mundo lo hace. Nosotros en vez de grabar el partido, viajábamos y listo.

27 ¿Nunca tuvo miedo de morir en un atentado cuando fue a dirigir a El Salvador? No, al contrario, me trataron muy bien ahí. Si hasta me apoyaba la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, a mí me bancaban los guerrilleros. Ahí había una compulsa muy grande, porque a El Salvador lo manejan 14 familias, sólo 14 familias de todo el país, pero como ellos conocían mi origen, se empezaron a interesar.

28 ¿Cuándo pasó de Racing a Independiente, en 1966, no tuvo problemas con los hinchas? No, ninguno, porque también fue Mori a Racing. Fue un canje. En Racing necesitaban plata porque había graves problemas económicos y entonces tenían que elegir entre Perfumo y yo. Y al final me tocó a mí.

29 ¿Y dirigir a Racing en 1981, después de ganar dos títulos con Independiente, no fue una traición? No, uno es profesional, tiene que ir donde lo contraten. Uno no es hincha, bah, es hincha del momento, por eso ahora soy hincha de Chacarita.

30 ¿Puede ser que la gente de Independiente le perdonara menos que dirigiera a Boca que a Racing? No, no creo que sea así. Hubo una confusión ahí, porque cuando fui a Boca, en el 88, creyeron que yo me quería llevar a Bochini. Me llevé a Marangoni porque había quedado libre y a Barberón, jugadores que conocía y me servían.

 

31 ¿Y a Bochini no se lo quería llevar a Boca? Y… al Bocha lo hubiera llevado a cualquier lado. Pero ese año le pagaron mejor al Bocha. Por lo menos le reconocieron un poquito más. Fue un jueguito para que le subieran la guita.

 

32 ¿Y después le dio un porcentaje? No, no, no, no me jodas, ésos fueron inventos de ciertos periodistas que siempre quisieron meter jugadores y ganarse unos pesos y a los que yo saqué cagando.

33 ¿De qué club era hincha de chico? De Central. Admiraba a un jugador llamado Humberto Rosa, que después fue a Italia. Era un diez, un habilidoso, tenía una gran prestancia. En Central me inicié como futbolista, me llevó mi hermano y llegué hasta la reserva. Después me fue a buscar Colón.

34 ¿Por qué duró tan poco su paso por el Atlético de Madrid? Gil y Gil estaba enojado porque había llevado al Negro Villarreal y él quería meter a un brasileño. De entrada fue todo bien, personaje el tipo, quiere llamar la atención y hace cosas que no debe. Al final resultó ser medio cagón el gordo ése.

35 ¿Cuál fue la gota que rebasó el vaso? Vino al vestuario y quería hablar antes de un partido. ¿Qué carajo va a hablar en el vestuario? Estaba el alemán Schuster, que por su religión no toma remedios ni se infiltra, y no podía jugar porque tenía la pierna a la miseria. Bueno, él hinchaba las bolas y quería que lo pusiera. Me hinchó tanto los huevos, que lo mandé a la puta que lo parió y le dije que dirigiera él. Y me fui a la mierda 40 días después de haber asumido.

36 ¿Le dio bronca haberse ido de Racing en 1966 y que enseguida empezaran a ganar todo? No, ¿por qué me iba a dar bronca si ahí tenía un montón de amigos? Además, después ganamos nosotros con el Rojo. Yo también creía en lo que hacía.

37 ¿Cómo surgió en usted el sindicalismo? Por ver las injusticias. En mi época te debían 11 meses y no tenías derecho a ningún pataleo. Por otro lado, en mi casa eran todos perucas, al que no era peronista lo mataban…

38 ¿Se pueden comparar los dirigentes actuales de Agremiados con un Pastoriza, por ejemplo? No, porque yo estaba en actividad y arriesgaba mi carrera estando en el gremio. Esa diferencia es importante. Si a mí me rescindían el contrato, era mi plata y la de familia. Hoy los muchachos no están en actividad.

39 ¿Un Sergio Marchi de hoy le puede atar los cordones a un Pastoriza de los 60? No soy quién para dar una equidad de esa manera. Sólo digo que era un jugador que estaba en actividad y era secretario general del gremio. Hay que disponer de mucho tiempo y es todo muy sacrificado. Creo que si el dirigente gremial fuera un jugador en actividad viviría todo más de cerca, sería mejor.

40 ¿El fútbol es el anestesiante ideal de los gobernantes de turno? No, muchas veces fue lo contrario. Gracias al fútbol, por ejemplo, volvió la democracia en 1973. Nosotros le hicimos la huelga del 71 a un gobierno militar, el de Lanusse. Hasta ese momento nadie podía hacer nada en la sociedad y esa huelga terminó siendo el puntapié inicial, a partir de ahí empezaron otros también a patalear. El fútbol fue el envión.

41 ¿Al Mónaco se tuvo que ir a jugar por su actividad sindical? Sí, como decía antes. Entregaron el decreto con el Convenio Colectivo del Trabajo, pero habían hecho un arreglo con los dirigentes de Independiente, Epelboim era uno de ésos en ese momento, por el que me tenía que ir. Ellos me dijeron: te vamos a vender y yo mucho no pude hacer. Nunca me lo dijo nadie de frente, pero era recontra sabido en el ambiente. Ahí me fui al Mónaco. Anduve muy bien en Francia.

42 ¿Por qué estuvo proscripto varios años como técnico en el fútbol argentino? En una época realmente no me querían. Tuve algunos inconvenientes después del conflicto ése que surgió en el partido entre Talleres y River, en el 93. Recuerdo que un tiempo después de ese conflicto estaba por arreglar en Central para reemplazar a Cantatore y sé que vino una orden para que no me contrataran. Y bué… uno ha hecho algunas cositas.

43 ¿Alguna vez puso plata para la barra brava de un club? Nunca. Ahora, si salgo del vestuario de Chacarita y unos muchachos me piden para el vino, no hay problema, les doy. Para mí, eso no es bancar a la barra, sino que es dar una propina. Yo soy un sostenedor, no soy un fiolo. Es bastante diferente.

44 ¿El conflicto que tuvo en Talleres en 1993 le sirvió para darse cuenta de que era mejor no estar peleado con don Julio? Julio Grondona fue el dirigente que me compró a mí en el trueque ése con Mori, él era dirigente del fútbol profesional, así que imaginate los años que hace que nos conocemos, casi 40. Cien veces me peleé con Julio, pero mientras se mantengan posturas sólidas y firmes se puede discutir con cualquiera. Por otra parte, uno viene grande y más comprensivo también, entonces se da cuenta de que no se puede pelear contra el viento.

45 ¿De qué trabajó de joven? En el ferrocarril, era aprendiz electromecánico, en Rosario. Como era la época de Perón y yo era menor, tenía que trabajar seis horas y dos ir a la escuela. Tenía 13 años. A la mañana laburo, a la tarde fútbol y a la noche al colegio industrial; así era mi vida.

46 ¿El líder de un equipo nace o se hace? Se hace. Debe ser alguien algo espléndido, que deje de lado lo de él para poderlo repartir entre el resto.

47 ¿Quién fue el líder más fuerte de los equipos que dirigió? Siempre hubo alguien. Carlitos Fren, el Bocha, que sin tener una voz de mando fuerte dentro de la cancha era líder, Trossero, Larrosa, Marangoni.

48 ¿Existen líderes positivos y negativos en los planteles? No, yo creo que todo lo que promueve un líder es positivo.

49 ¿Era muy bravo jugar en la C en su época, en Colón? Difícil. Había cada equipo, mamita...: Riestra, Sacachispas, Flandria, Cambaceres. Canchas muy bravas, y me olvido del Doque, ahí te mataban, cancha jodidísima.

50 ¿Son muy distintos el futbolista de hoy y el de su época? Ha cambiado todo. Antes se jugaba mucho por la calidad, por la técnica individual; hoy en día eso es un complemento más, ahora es físico y fuerza.

51 ¿Qué sintió en el momento en que Independiente les metió el sexto gol en este torneo? Bronca por no poder salir adelante. No fue la primera vez que me humillaron así. Recuerdo que cuando debuté en Independiente perdimos 6-1 con Nacional en Montevideo.

52 ¿Cómo se levanta a un plantel después de una goleada así? Uno tiene toda la semana para recomponer eso. A mí no me gusta hablar en el vestuario sino el primer día de la semana. Ahí les dije: o volvemos a recordar el partido y hacemos una autocrítica o nos olvidamos, porque cada uno de los que integramos el equipo sabemos que hicimos muchas cagadas, y esperamos la revancha. Fuimos, empatamos con Central y en la semana siguiente hicimos la autocrítica.

53 El mejor técnico argentino actual. Hay muchos buenos. Te armo el podio con Menotti, Basile y Chiche Sosa.

54 ¿Le molesta que Independiente haya buscado como técnico a alguien que no está identificado con el club, como Gallego? No, si antes me habían hablado a mí también, lo que pasa es que nunca nos pusimos de acuerdo. Hablamos dos o tres veces. Bah, no sé si faltó ponernos de acuerdo, porque, en realidad, a quien yo había elegido para inferiores, Pompeo Tardivo, es el que está ahora trabajando en el club.

55 ¿Cómo y cuándo conoció a Luis Barrionuevo? Cuando yo jugaba en Independiente, Barrionuevo era hincha del Rojo y venía a verme a la cancha y hablaba con nosotros. Estaba en la barra.

56 ¿Se agarró muchas veces a trompadas con los hinchas? Varias. Recuerdo una, que estaba con Santoro en el club, y nos agarramos. Es así: a veces hablás amigablemente y en otras tenés que pelearte.

57 ¿Qué edad tenía cuando falleció su mamá? Ocho años. En esa época todos decían que fue por una peritonitis. Apenas la llegué a conocer, tengo un recuerdo muy borroso de ella. Fue algo muy duro para mí, pero por suerte encontré a mis abuelos maternos que me criaron con mucho amor.

58 ¿Hay jugadores mala leche en el fútbol actual? Siempre hubo algunos mala leche, que les importa un carajo el otro que está viviendo de esto también. Esto fue así en todas las épocas, hoy y siempre.

59 El mejor jugador argentino de la actualidad. Me gusta Aimar. Es clarito, toca bien, busca, tiene gol.

60 Y el mejor de los que juegan acá. D’Alessandro y Matías Delgado, el de Chacarita.

 61 El mejor del mundo. Zidane.

62 ¿Por qué cree que Grondona dijo después de la eliminación en el Mundial, que la Selección necesitaba un técnico del perfil de Pastoriza? No sé por qué lo dijo, pero a mí me llenó de orgullo que lo haya dicho.

63 Lo que pasa es que el perfil Bielsa con el perfil Pastoriza, mucho que ver… No tiene nada que ver, ¿no? La verdad es que no tiene nada que ver.

64 ¿El campeonato que se le escapó con Boca en el 89 lo perdieron por gallinear? No estuvimos atentos a un montón de cosas que sucedieron, sobre todo en Córdoba, que fue donde nos caímos. Teníamos que haber sido más precavidos, jugamos en la cancha de Instituto, falló el manejo de las cosas. Llevábamos como siete puntos y al final nos pasó Independiente. Pero yo no lo siento como un fracaso, para nada. Agarramos a un equipo que estaba casi último y en el torneo siguiente estuvimos muy cerca de ser campeones.

65 ¿Quién fue el que echó a correr la versión de que su mejor táctica era hacer asados? Y... alguno que te tiene bronca, viste, que se cree que con asados salimos campeones. Por eso repetimos tantos asados…

66 ¿Cuál es la clave para hacer un buen asado? La buena carne.

67 ¿Alguna vez hizo el asado o es un mito y siempre lo hacía otro? Yo hago asados en familia, si es para 40 tipos mejor que lo hagan los tipos que saben. En ese caso, yo organizaba, invitaba…

68 ¿En El Salvador y Venezuela también impuso los asados o le costó porque eran otras costumbres? Noooo, también había asado… Allá, igual, hay buen pescado, y se puede hacer a la parrilla.

69 ¿No le molesta un poquito que en todas las notas le pregunten por los asados? Pero yo también sé que hay periodistas que son bastante pelotudos, entonces tengo que aguantar estas cosas. A ver, para que lo entiendan de una vez: el asado es una teoría, un concepto, una excusa para juntarse y armar los grupos humanos.

70 ¿Los representantes son un mal necesario en el fútbol? Yo siempre renegué de los representantes porque quise que la plata se la ganara toda el jugador, pero ahora creo que es beneficioso para evitar el desgaste. Es más: hoy, como técnico, tengo representante. Es un amigo mío, Horacio Rola.

71 ¿Cuáles son las claves de un buen entrenador? Primeramente debe saber formar el conjunto, o sea, saber elegir. Después, darle al grupo una idea de que el conjunto es primordial para todos y tratar de ser lo más equitativo y justo posible.

72 ¿Cuántas veces por semana iba al casino cuando jugaba en el Mónaco? Ninguna, porque los accionistas, que tienen el 51% del Mónaco, no les permiten a los empleados ir al casino. Y están todos identificados. Por eso nos íbamos siempre a otro lado: a Cannes, a Niza… Si allá el director del casino era el capo de la barra, el supporter mayor. Nada que ver con el Abuelo, claro, el tipo era un cajetilla.

73 ¿Cuándo fue la primera vez que escuchó la canción “gracias, señor Pastoriza…”? No recuerdo bien, cuando era técnico de Independiente. Tampoco sé la letra completa.

74 ¿Alguna vez se agarró a trompadas con un compañero? Seguro. Alguna bronca siempre hay. Pero no pienso dar nombres. Eso sí: he cobrado mucho más de lo que he pegado en mi vida.

75 Y siendo técnico, ¿alguna vez se agarró a trompadas con un jugador? No, ¡cómo me voy a agarrar como un jugador! Eso sí: ganas no me faltaron, pero no se puede.

76 ¿Existe la teoría en el fútbol? Claro que existe, pero después cuando en la tele te ponen la boludez ésa de los muñequitos en el pizarrón, ojo, porque el jugador es el que debe tener la inventiva de eludir al que se para adelante. Cuando se habla de 4-3-3 o 3-5-2 creo que lo único que acarrea es confusión. El fútbol es mucho más sencillo de lo que quieren hacer creer.

77 ¿Cuánto duran sus charlas técnicas? Quince o diez minutos, las doy en el hotel antes de ir a la cancha. Repaso un poco las respuestas que tiene que dar cada uno en su puesto, algo que se quiera reforzar y nada más.

78 ¿Es cierto que se fue de Independiente en 1979 porque le querían armar el equipo? Sí. El Bocha había faltado al entrenamiento 4 días y jugábamos un partido decisivo contra Ferro por el Nacional, el que perdía quedaba afuera del torneo. La cuestión es que vino al vestuario Julio Grondona, que era el presidente del club, y me trajo al Bocha de la mano para que lo pusiera en ese partido. Yo me opuse a que jugara. “Si te va mal, ya sabés”, me dijo. Perdimos, terminó el partido y me tuve que ir a la mierda.

79 ¿Por qué surgió el apodo de Pato? Surgió en el 66, cuando fuimos al Mundial. Me lo puso Puchero Varacka porque yo era flaco y tenía el culo para afuera.

80 Los mejores jugadores argentinos que vio en una cancha. Humberto Rosa, Federico Sacchi, Bochini y Maradona.

81 ¿Los periodistas deportivos saben algo de fútbol? Muy poquito, la verdad que los periodistas deportivos saben muy poco de fútbol.

82 El mejor arquero que vio. Lev Yashin. Lo enfrenté con Racing cuando él jugaba en el Estrella Roja, un torneo que fuimos a jugar a Caracas. Me impresionó su presencia y su personalidad.

83 ¿Cuál cree que es su mayor virtud como DT? Tratar de ser lo más equitativo y justo posible y ser tolerante en algunas cosas.

84 ¿Con Basile sigue peleado? No, ya está, nos peleamos por unas declaraciones cuando él dirigía a la Selección, esas boludeces que suelen pasar, pero ahora con Carucha estamos bien.

85 ¿Quién cree que va a ser el próximo presidente de Argentina? Un peronista: Carlos Reutemann.

86 Van un par de nombres para que los defina: Carlos Bilardo. Un obsesivo por cosas que a mí no me gustan.

87 Menotti. Un tipo que le cambió la cara al fútbol argentino.

88 Julio Grondona. El mejor dirigente del fútbol argentino que hay y que hubo.

89 Juan De Stéfano. Poné un signo de pregunta.

90 Javier Castrilli. Un tipo que quería hacer del referí el mejor jugador de la cancha.

91 Carlos Manuel Morete. Se equivocó. Decía que yo le guardaba rencor porque fue carnero en la huelga del 71; nada que ver. Hace poquito me vino a ver, porque tiene un par de jugadores, y me dijo: “La verdad, Pato, me equivoqué”. Un poquito tarde, pero se dio cuenta.

92 José Barritta, El Abuelo. Un tipo que en un principio se hizo dueño de la barra porque le daba bronca que hubiera pungas en la tribuna que les robaran a los hinchas. Sacó la caripela por los hinchas sanos.

93 ¿Tuvo miedo de morirse cuando sufrió el infarto? No, no conozco el miedo todavía, gracias a Dios. De vez en cuando me fumo algún cigarrillo, pero poco, porque mis hijos me cagan a pedos.

94 ¿Por qué fue involucrado en el tema de adulteración de naftas? Fijate en el signo de interrogación.

95 Lo peor que le pasó en la cárcel. Que no haya dado la cara la gente que tenía que dar la cara. Me comí el garrón más grande de mi vida, tuve que pasar Navidad y Año Nuevo ahí. Brindábamos entre los presos, en una dependencia de Córdoba. Estuve un mes adentro.

96 ¿Alguno de los jugadores actuales le preguntan cosas del fútbol de su época? Seguro, porque la mayoría de los padres de los jugadores me vieron y entonces les contaron. Por ahí vienen y me dicen: “Mi viejo me contó que vos eras cojonudo y te peleabas”.

97 ¿Qué haría si se enterara de que en su equipo hay un homosexual? Jamás me pasó, así que no sé cómo reaccionaría. Me parece que no podría existir un homosexual en un vestuario, yo qué sé, el deschave llegaría enseguida, por lo rústico sobre todo. Este es un ambiente cerrado.

98 ¿Cuál es el techo de Chacarita en este torneo? Estamos creciendo, uno nunca sabe, yo tengo mucha confianza en este plantel porque todo se hace en base al grupo. Decir un puesto es una tontera. Lo que tengo claro es que si mantenemos el plantel y sumamos algo que a uno le puede parecer interesante no es una locura hablar de “campeonato” para el próximo torneo.

99 ¿Por qué se separó de Ramón Toribio Adorno, su eterno ayudante, en 1989? No me gusta revolver la mierda porque sale mucho olor. Sólo digo que ese señor me defraudó como tipo.

100 ¿En el fútbol hay técnicos trabajadores y técnicos vagos? No existe esa división: hoy, el que no trabaja, no logra nada. Eso lo inventaron los periodistas que estaban acomodados con unos técnicos y les tenían bronca a otros, como dije antes

 

Por Diego Borinsky: 09/01/2008

Para seguir leyendo:

El huevo de la serpiente

En 1959 Ernesto Lazzatti, notable jugador, técnico y periodista, advierte desde El Gráfico sobre la politiquería dirigencial que empezaba a quebrantar la salud del fútbol nacional.

Brasil 1- Uruguay 0, el resumen

Duelo a la altura de la historia en Londres. Brasil le ganó 1-0 a Uruguay con gol de Neymar tras un penal discutidísimo. Fue el debut de Martín Campaña en el arco de los charrúas, que merecieron más.

Holanda 2 Francia 0, el resumen

Los naranjas le hicieron sólo dos goles a los azules por la UEFA Nations League, debido a que el arquero Lloris se atajó todo. Los goles fueron de Wijnaldum y Depay (que se la picó en el penal como venganza).

Argentina 2 - México 0, el resumen

Amistoso liviano en Córdoba. La selección venció a los mexicanos con goles de Ramiro Funes Moris y Brizuela (e/c). El martes habrá revancha, en lo que sería el último partido de Scaloni como técnico.

1991. Heroico: Boca 4 - River 3

Superclásico #17 por Libertadores. Noche soñada de Boca en la Bombonera, remonta un resultado adverso de 1 a 3 y termina ganándolo, con un golazo de Latorre, 4 a 3. CRÓNICA, FOTOS Y VIDEO.

1919. La más hermosa página de fraternidad

Debido a la lesión y muerte del arquero uruguayo Roberto Chery, la selección argentina, luciendo “la Celeste”, toma el lugar de la uruguaya en un compromiso con Brasil, en un gesto de hermandad inmortal.

1974. Queríamos tanto a Ringo

Oscar “Ringo”Bonavena, uno de los boxeadores más populares de nuestra historia, en 1974 recorría el mundo con esta remera. La foto nos la pidió Antonio Navarro al mail: elgrafico.com.ar/contacto

17 de Noviembre de 1939, Oscar y Juan Gálvez

Piloto y acompañante de la historia del deporte automotor, y protagonistas del incipiente Turismo Carretera. Venían de quedarse con el Gran Premio Argentino y el Extraordinario, a bordo del Ford V8.

1976. La inolvidable noche de Galíndez

Por Robinson: “Herido, sangrante, lesionado, casi ciego… así le gano a Kates, así se convirtió en ídolo”. Una pelea épica, en defensa del título, que forma parte de la historia grande del boxeo. VIDEO