Primera División

Los malabares de Diego Martínez para reconstruir la defensa de Boca

La cantidad de bajas obligará al técnico a hacer varias modificaciones en la última línea ante Central Córdoba.

Por Redacción EG ·

17 de mayo de 2024

EL UNIVERSO BOCA está golpeado: el agónico empate de Fortaleza en la Bombonera, que complicó las chances de finalizar en el primer puesto en la zona de la Copa Sudamericana, dejó sus esquirlas, aunque en el cuerpo técnico ya quieren pasar de página.

Para eso el entrenador Diego Martínez ya puso la cabeza en la visita de este domingo para medirse con Central Córdoba, por la segunda fecha de la Liga Profesional, pero surgieron algunos inconvenientes para el armado del once titular.

La línea defensiva le trajo dolores de cabeza al técnico, que deberá reconstruir la zona ante las numerosas bajas. La última confirmada fue la de Nicolás Figal, que tiene un problema muscular que lo dejará afuera al menos por dos semanas.

Boca ya había perdido a Marcos Rojo, que viene de desgarrarse el isquiotibial izquierdo en el cruce en Paraguay ante Sportivo Trinidense, y también a Aaron Anselmino, quien se resintió de la lesión que había sufrido en el primer choque contra los paraguayos en la Bombonera.

Las fuertes bajas en la zaga se suman a la de Nicolás Valentini, que por el momento dejó de ser una alternativa por el conflicto creciente ante la falta de acuerdo por la renovación de su contrato -vence en diciembre próximo-.

Para armar la zona central de la defensa sólo aparecen las opciones de Cristian Lema, que puede volver tras la fecha de suspensión por la expulsiónen las semifinales de la Copa de la Liga ante Estudiantes, aunque este viernes sintió un pinchazo en su gemelo derecho, y Lautaro Di Lollo, quien viene de jugar todo el segundo tiempo ante Fortaleza.

Aparece, sin embargo, otra alternativa: Mateo Mendía, de 20 años, que ya estuvo en la lista ante Atlético Tucumán en el debut y en el cruce por la Sudamericana.