FÚTBOL ARGENTINO - PRIMERA

Bebelo Reynoso habló del tiroteo

Por Redacción EG · 06 de julio de 2017

El jugador de Talleres finalmente, después de mucho tiempo, contó que sucedió en aquel episodio previo al clásico con Belgrano.


Emanuel Reynoso fue uno de los mejores futbolistas del torneo de Primera División que finalizó. Su juego en Talleres llamó la atención y por eso actualmente es observado por varios clubes. Pero Bebelo no estuvo en uno de los partidos claves del equipo que conduce Frank Kudelka y fue el clásico ante Belgrano.

Bebelo en la semana estuvo envuelto en un caso policial y el club optó por que no jugara ese partido ante el Celeste. Nunca había hablado del tema. Hasta ahora. En una entrevista con el diario cordobés La Voz del Interior, en el suplemento Mundo D, el futbolista de Talleres narró lo sucedido.


FRAGMENTO DE LA ENTREVISTA



–Tras aquel incidente en el barrio, quedaste afuera del clásico con Belgrano y en las prácticas la seguridad del club, hizo que te fueras por otra puerta. ¿Te costó aceptarlo?
–Viví momentos duros. Quería jugar contra Belgrano, más de local y con nuestra gente. Ya está todo bien y aclarado. Me había tocado concentrar con el plantel y Kudelka tomó la decisión. Quería jugar y estaba un poquito enojado, hablé con Darío y le pedí disculpas y le di la razón. Me protegió y estuvo muy bueno. Le agradezco a Kudelka, por haberme protegido.

–¿Qué pasó el día del tiroteo?
–Estaba en la casa de un amigo y, bueno, hubo un tiroteo. En el momento, no sabía qué hacer. Agarré el auto y me fui para la casa de mi mamá. En ese barrio son todos hinchas de Belgrano y, en la semana del clásico, me querían perjudicar. Le agradezco a Dios porque todo está en manos de la justicia y de mi abogado para que me maneje en todo. 

–¿Te provocaron o simplemente te fuiste del lugar porque veías una situación incómoda?
–Sí. Cuando llegaba a la casa de mi amigo, siempre me provocaban. Yo trataba de no mirarlos ni de escucharlos. Ni nada. Y cuando pasó la situación de los disparos, ahí no más, me siguieron agrediendo. Me tiraban piedras. Ahí no más, me fui a la casa de mi mamá para evitar toda esa situación. Llamaron al periodismo para decir que yo había sido el que había tirado. La verdad es que me sentí incómodo. Me dolió mucho. Pero yo sabía y estaba consciente de que no había hecho nada.

–¿Fue un error estar en ese lugar?
–No sé si fue un error. Sí se que tengo que evitar todos esas cosas. Sé lo que es el barrio. Tengo muchos amigos y familiares allí. Trato de ir menos. A mis amigos, los llamo por celular. No quiero volver por un tiempo largo y estar tranquilo en mi departamento con mi novia. Solo quiero pensar en mi futuro. 

Ver artículo completo

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR