ATP

Miami 2005: la primera final entre Roger Federer y Rafael Nadal

Se cumplieron 17 años del primer cruce definitorio en la mayor rivalidad de la historia del tenis: el suizo se consagró en el Masters 1000 de La Florida.

Por Redacción EG ·

04 de abril de 2022

ROGER FEDERER Y RAFAEL NADAL edificaron una rivalidad que cambiaría la historia del tenis para siempre. Un choque de estilos, una antinomía de personalidades, un duelo de conceptos lleno de capítulos grabados a fuego para la posteridad. Este domingo se cumplieron 17 años del primer cruce entre ambos en una final: el suizo se consagraría en el Miami Open, el 3 de abril de 2005, después de imponerse 2-6, 6-7 (4), 7-6 (5), 6-3 y 6-1 ante el español en un enfrentamiento único.

Un año antes, en la tercera ronda del mismo torneo, un muy joven Nadal se atrevía a desafiar al líder absoluto del ranking: derrotaba 6-3 y 6-3 a Federer para sorprender a propios y extraños. Esta vez, una temporada después, la historia resultó al revés. El suizo necesitó tres horas y 43 minutos para superar a un Nadal que llegaba a su primera final de Masters 1000.

"No me sorprendió porque sé lo buen jugador que es. Soy el gran favorito en cada partido que juego y hasta parece una locura cuando pierdo sets. Hoy pude ver el peligro que representa Nadal. Así fue hasta el final del partido", explicaría Federer después de aquella antológica definición en el Crandon Park.

“Estoy contento con mi juego pero no con el resultado final. Perdí algo de energía en el cuarto y en el quinto set. En el tercero tuve buenas sensaciones. Notaba un buen nivel de juego y tenía confianza para ganar este partido. Pero Federer jugó bien en los puntos clave. Mi nivel estuvo muy bien de principio a fin", declaraba un joven Nadal que había estado dos sets arriba y 4-1 a favor en aquella final.
 

Imagen Así celebraba Roger Federer durante la durísima final de Miami 2005.
Así celebraba Roger Federer durante la durísima final de Miami 2005.
 
Ese partido representaría el primero de los tres que perdería el español después de ganar los dos primeros parciales en toda su carrera: después cayó ante Fabio Fognini en la tercera ronda del US Open 2015 -3-6, 4-6, 6-4, 6-3 y 6-4- y en los cuartos de final del Abierto de Australia 2021 frente a Stefanos Tsitsipas -3-6, 2-6, 7-6 (4), 6-4 y 7-5-.

Federer había ganado los últimos 21 partidos y apenas había sufrido una derrota en los 48 encuentros más recientes. Su relación con la victoria era condición sin equanon en cada partido, pero ese día Nadal lo hizo trabajar muchísimo para salir victorioso.

“Es sorprendente ver a Federer tirar su raqueta pero te hace pensar que estás más cerca de la victoria. Pude ver su frustración al hacer ese gesto", dijo Nadal, en un recuerdo de ATP, mientras que Federer era claro en sus conceptos: "Estaba muy decepcionado, perdía una oportunidad tras otra. Me hizo sentir como si estuviera subiendo una cuesta todo el tiempo. Por eso arrojé con fuerza la raqueta. Me hizo bien y me despertó de algún modo”.

El resultado del partido lo pacificó: “Al final me siento el hombre más feliz del mundo. Estoy muy contento por esta remontada porque casi nunca lo había logrado en toda mi vida". Y explicó la manera de jugar de Nadal, quien lo complicaría durante toda la rivalidad y estiraría el historial a 24-16 hasta 2022: “Su pelota pica muy alto. No juega con profundidady por eso genera mucha altura. Cuando te das cuenta y querés atacarla ya es tarde. Por eso provoca que tus tiros tomen mayor riesgo".