Lionel Messi

LIONEL MESSI Y EL FAIR PLAY FINANCIERO: ¿POR QUÉ PSG PUDO CONTRATARLO?

Por Pablo Amalfitano · 11 de agosto de 2021

Las estrictas reglas monetarias de La Liga de España colisionaron con la flexibilidad del campeonato francés a raíz de la pandemia.

LIONEL MESSI revolucionó al mundo tras ser oficializado como el nuevo gran refuerzo deParis Saint Germain, el poderoso club francés que salió a la carga por el astro argentino tras su polémica salida de Barcelona. El empuje real de PSG radica en la supremacía económica patrocinada por "Qatar Sport Investments", la organización de negocios dueña del cien por cien de sus acciones y fundada por el Emir Tamim bin Hamad Al Thani.

Las razones por las que el astro argentino pudo llegar a un club como PSG, presidido por el qatarì Nasser Al Khelaifi, son inversas a los motivos por los que el propio jugador debió abandonar Barcelona después de 21 años.

El contrato que firmó Messi, por dos tenporadas y con dos cláusulas relacionadas con la Selección Argentina, tiene un valor de 40 millones de euros anuales, una exorbitante cifra que se suma a los casi 300 millones que podría acumular el club parisino con vistas a 2022.

La Ligue 1 francesa tomó una determinación que La Liga de España no estuvo dispuesta a ensayar: encendió una luz verde para que sus clubes afiliados pudieran endeudarse sin límites producto del golpe económico que sufrieron por la irrupción de la pandemia del coronavirus.

El Fair Play financiero llegó a Europa para que los clubes más poderosos no pudieran establecer una mayor ventaja respecto de los que pertenecen a una línea media, aunque en ese sentido prevalece una deuda pendiente.  Las reglas salariales aparecieron, en efecto, con el objetivo de alivianar el déficit monetario de los clubes.

La Liga española profundizó las medidas para cumplir el reglamento y estableció que la suma de los salarios de los planteles no tiene permitido superar el 70 por ciento de los ingresos generales de cada club. Por eso Messi, aun dispuesto a percibir la mitad de lo que había recibido como remuneración en el último contrato con Barcelona, debió marcharse entre dimes y diretes con Joan Laporta, el nuevo presidente del cluib azulgrana.

La Dirección Nacional de Control de Gestión de la Ligue 1 francesa, en contrapartida, decidió que la normativa no entrará en vigencia al menos hasta 2023. En pocas palabras: los clubes pueden ofertar y sumar refuerzos acordes a sus expectativas monetarias. Por eso PSG puede traer a Messi para incorporarlo a un plantel repleto de estrellas, con salarios estratosféricos, como Neymar, Kylian Mbappé, Sergio Ramos y Ángel Di María, entre otros.

"Voy a ser claro: conocemos las reglas del Fair Play financiero y siempre cumpliremos con ellas; si firmamos con Messi es porque tenemos la capacidad de hacerlo. Espero que Leo no pida más sueldo", dijo, entre risas, el presidente Nasser Al Khelaifi, en plena rueda de prensa junto con el argentino.

En la temporada pasada, en la que PSG alcanzó la final de la Champions League (perdió 1-0 ante Bayern Mùnich), el gasto por salarios del club conducido por Nasser Al Khelaifi ascendió a 560 millones de euros, un porcentaje equivalente de manera exacta al cien por cien de sus ingresos, disminuidos por a la pandemia.

El respiro para PSG y sus aspiraciones tiene relación directa con la postergación del análisis minucioso del balance de los clubes por parte de la UEFA, que decidió además establecer un promedio que abarcará los números de 2019 a 2020, una media que favorecerá al equipo parisino, cuyo gasto en la suma de salarios sólo entre Messi y Neymar ascenderá a los 75 millones de euros anuales.

La libertad de acción de la que disfruta PSG es la misma a la que no pudo acceder Barcelona para retener a Messi. La pandemia surgió como justificación pero nadie puede asegurar que el club de los jeques de Qatar no pueda saltarse las reglas en un futuro a mediano plazo. El poder todo lo puede.

DEJÁ TU COMENTARIO