Juegos Olímpicos

TOKIO 2020: EL PROFUNDO MENSAJE DE ANDY MURRAY

Por Redacción EG · 22 de julio de 2021

El escocés estará por cuarta vez en los Juegos Olímpicos y llega a la capital de Japón como ganador de la medalla dorada en singles de las últimas dos ediciones. "Mi objetivo es ganar una medalla", asevera el ex número uno del mundo.

ANDY MURRAY es una estrella del tenis internacional, uno de los jugadores más ganadores de los últimos tiempos. Conquistó tres títulos de Grand Slam, fue número uno del mundo y sobrevivió a la muerte y una grave lesión en la cadera. A punto de actuar en su cuarto Juego Olímpico, el ganador de las últimas dos medallas de oro en Londres 2012 y Río 2016 escribió, con el corazón en la mano, una carta en el sitio oficial de Tokio 2020 en la que cuenta por qué tiene sentimientos tan fuertes por la gran cita ecuménica del deporte.

La carta completa de Andy Murray para Tokio 2020:

Los Juegos Olímpicos significan mucho para mí y es un gran honor poder competir en unos cuartos Juegos en Tokio. Encabezar el equipo británico en la ceremonia de apertura de Río fue uno de los momentos más destacados de mi carrera y ganar en 2012 en casa fue un momento increíble. 

Acudir a unos segundos Juegos Olímpicos como defensor del título es emocionante y deseo afrontar el reto. Los Juegos son la mayor competición del mundo y como atletas nos entrenamos mucho para momentos así. Tokio 2020, en 2021, es un acontecimiento único, ya que se celebra durante la pandemia, y vimos una increíble capacidad de recuperación por parte de los atletas, los aficionados y todos los que participaron en su realización.

Superar las barreras y las dificultades es lo que define competir a este nivel. Los altibajos. En muchos sentidos ahora es más importante que nunca que la gente de todo el mundo vuelva a conectar con la emoción cruda del deporte, que vea actuaciones increíbles y que celebre los logros de los atletas procedentes de todo el mundo.   

El espíritu del olimpismo tiene un gran impacto en los atletas, los aficionados y la gente de todo el mundo. Para aquellos que todavía experimentan lo peor de la pandemia, y otros que perdieron tanto en el último año, estos Juegos pueden ser un faro de esperanza.

A nivel personal los Juegos de Tokio son importantes. Mi objetivo es intentar ganar una medalla. Lo ideal sería una de oro para mi país. Conozco de primera mano el impacto que tiene en el cuerpo la práctica del deporte durante una carrera. Sé lo difícil y frustrante que puede ser ese camino. Conozco la angustia de perderse un torneo importante y el camino de la recuperación. Hay muchos atletas para los que 2020 debería haber sido un logro supremo y ahora ni siquiera llegarán a los Juegos reprogramados. Lo siento de verdad por ellos. No es ningún secreto lo mucho que significa para mí el apoyo de los aficionados. Y siento una gran simpatía por el público que no podrá estar en persona.  

La exposición al deporte al más alto nivel aporta beneficios que no podemos empezar a cuantificar. Favorece la salud mental. Fomenta el aumento de la actividad física. Nos expone a otras culturas y pueblos. Nos une. El deporte no es sólo un derecho humano fundamental: es una de las herramientas más eficaces para sanar y fortalecer nuestra sociedad.

En tiempos difíciles el deporte no sólo es necesario sino vital. La excelencia, el respeto, la amistad y la valoración de las pequeñas victorias en la vida cotidiana, así como de las grandes, fueron más importantes que nunca en los últimos 18 meses. Durante los días más oscuros del encierro, los entrenamientos en casa, los partidos de tenis jugados en los tejados e incluso los paseos por el jardín, nos dieron a todos una sensación de esperanza y, para muchos, una nueva perspectiva.

Hubo un trabajo increíble para garantizar la seguridad de todos los que participan en los Juegos. Va a ser increíble jugar en Tokio y mis propias experiencias son la razón por la que creo que los Juegos nunca fueron más relevantes.

DEJÁ TU COMENTARIO