Eurocopa

ITALIA - ESPAÑA: UNA CITA CON LA HISTORIA

Por Agustín Salvemini · 05 de julio de 2021

Con el objetivo de avanzar a la final, mañana abrirán el Top 4 de la Euro en Wembley. En este informe de El Gráfico analizamos la actualidad de ambas selecciones y recordamos antecedentes destacados.

Desde hace más de una década, más precisamente a partir de la Eurocopa 2008, España se sienta en la mesa de los grandes. Si bien ya había obtenido el torneo continental en 1964, todo cambió después del título conseguido en Viena por la generación dorada que tuvo como valores destacados a Iker Casillas, Sergio Ramos, Xavi Hernández y Andrés Iniesta, entre tantas figuras. Por lo tanto, pese a los resultados adversos registrados en Brasil 2014, Francia 2016 y Rusia 2018, La Roja siempre parte como favorita en cualquier torneo. 

En el camino rumbo a la semifinal en Wembley, nada fue sencillo para el equipo de Luis Enrique. Después de sendos empates frente a Suecia y Polonia, selló la clasificación tras golear 5-0 a Eslovaquia en el último partido de la fase de grupos. 

En octavos, España debió ganarle dos veces a Croacia para avanzar de ronda. No había indicios de una reacción rival pero los goles de Mislav Orsic y Mario Pasalic forzaron el tiempo suplementario. Allí aparecieron en escena dos de los jugadores más discutidos por parte del público y la prensa: Álvaro Morata y Unai Simón. 

Por su parte, en cuartos de final, España tuvo más inconvenientes de los esperados para eliminar a Suiza y celebró en la serie de penales, otra vez con el arquero del Athletic de Bilbao como protagonista. 

En sus 26 encuentros en el cargo, Luis Enrique jamás repitió la formación del equipo. Pensando en la semifinal, Eric García podría ingresar por Pau Torres. A su vez, la molestia muscular de Pablo Sarabia preocupa al asturiano y en caso de no poder contar con el futbolista del PSG, Dani Olmo sería su reemplazante. Sin brillar y con el arrastre de dos prórrogas consecutivas que podrían condicionar el aspecto físico, así llega España a Wembley. 

Lo espera Italia, que se reinventó a partir de la llegada de Roberto Mancini como entrenador luego de haberse quedado afuera de Rusia 2018 en el repechaje ante Suecia. Hubo cambio de nombres y de estilo. Y los resultados acompañaron en el proceso. 

Italia acumula 32 partidos sin perder desde el 1-0 vs. Portugal del 10 de septiembre de 2018 por la Nations League. La Azzurra ya le apunta a las marcas de Brasil (1993/1996) y España (2007/2009), ambos con 35. 

En esta Eurocopa, cosechó tres victorias en la fase de grupos (3-0 a Turquía, 3-0 a Suiza y 1-0 a Gales). En octavos tuvo que jugar 120 minutos para eliminar a Austria, mientras que en cuartos tachó al poderoso Bélgica de Romelu Lukaku, Kevin De Bruyne y compañía por 2-1. 

Italia se apoya en la experiencia de su dupla defensiva (Leonardo Bonucci – Giorgio Chiellini) y en el excelente presente de sus mediocampistas Jorginho, Marco Verratti y Nicoló Barella y en la jerarquía de sus atacantes. La nota negativa para Mancini es que no podrá contar, por lesión, con el lateral izquierdo Leonardo Spinazzola, una de las figuras de la competencia. 


 

UN DUELO CON HISTORIA

Desde aquel primer choque por los Juegos Olímpicos de Amberes 1920, Italia y España registran 37 enfrentamientos. El historial marca una paridad absoluta, con 11 triunfos por lado. A modo de ranking, en la antesala de la semifinal de este martes en Wembley, elegimos tres partidos inolvidables entre ambos. 

3) En 1934, Italia fue algo más que el anfitrión de la Copa del Mundo. El régimen fascista de Benito Mussolini convirtió aquella competencia en una cuestión de orgullo nacional. El equipo que dirigía Vittorio Pozzo goleó 7-1 a Estados Unidos en el debut y en cuartos de final se cruzó con España, que venía de sorprender 3-1 a Brasil, en una serie que fue denominada como “La Batalla de Florencia”. 

Tras el empate 1-1, con goles de Luis Regueiro y Giovanni Ferrari, se tuvo que disputar un desempate… ¡24 horas después! Debido al riguroso y muchas veces desleal juego físico de los italianos, España no pudo contar con varias de sus figuras por lesión, entre ellas el mítico arquero Ricardo Zamora, Guillermo Gorostiza e Isidro Lángara (ídolo de San Lorenzo, donde marcó 110 tantos en cuatro años). 

En definitiva, Italia aprovechó las limitaciones de su rival y ganó 1-0 con el gol de Giuseppe Meazza, aunque en España todavía se recuerda con bronca el arbitraje del suizo Rene Mercet. Luego, la Azzurra superó a Austria (1-0) y Checoslovaquia (2-1) y se quedó con su primera Copa del Mundo. De esta manera, Pozzo respiró aliviado tras haber escuchado en el entretiempo de la final el lapidario mensaje de Il Duce: “Que Dios le ayude si fracasa”. 

 

Mundial 1934: Italia eliminó a España en "La Batalla de Florencia".

Mundial 1934: Italia eliminó a España en "La Batalla de Florencia".

 

2) El último enfrentamiento entre Italia y España en Copas del Mundo se produjo en Estados Unidos 1994. Con angustia y polémica, el equipo que dirigía Arrigo Sacchi avanzó a las semifinales luego de imponerse por 2 a 1 con los goles de Roberto Baggio

Tras una primera fase con críticas, por su rendimiento futbolístico y el nebuloso vínculo con el entrenador de la Nazionale, el crack que militaba en Juventus (Balón de Oro en 1993) condujo a su Selección a la final con 5 tantos decisivos vs. Nigeria, España y Bulgaria. El lanzamiento fallado en la serie de penales ante Brasil no opaca en absoluto lo realizado por Il Codino en su segundo Mundial.

Aquel partido disputado en el Foxboro Stadium de Boston dejó dos acciones para el recuerdo. La primera fue el increíble mano a mano que falló Julio Salinas a 5 minutos del final ante Gianluca Pagliuca, con el resultado 1 a 1. La otra tiene que ver con el terrible codazo que Mauro Tassotti le aplicó a Luis Enrique dentro del área pero que no fue castigado por el húngaro Sándor Puhl. Sin embargo, por primera vez en su historia, la FIFA actuó de oficio y suspendió por 8 fechas al defensor luego de fracturarle la nariz a su rival. Tassotti no volvería a jugar para Italia. 

 

1) En la edición 2012 de la Eurocopa, Italia y España compartieron el grupo C (igualaron 1-1) y luego volvieron a enfrentarse en la final celebrada en el estadio Olímpico de Kiev. Previamente, el conjunto de Vicente Del Bosque había dejado atrás a Francia y a la Portugal de Cristiano Ronaldo, mientras que los de Cesare Prandelli hicieron lo propio frente a Inglaterra y Alemania. 

En el duelo decisivo no hubo equivalencias y España brindó una exhibición. Se impuso 4-0 con los goles de David Silva, Jordi Alba, Fernando Torres y Juan Mata. Luego de coronarse en Europa en 2008 y de obtener la Copa del Mundo en Sudáfrica 2010, España extendió su reinado con un estilo de juego que enamoró a propios y extraños. Un ciclo histórico e inolvidable.

DISEÑO DE PORTADA: MATÍAS DI JULIO

DEJÁ TU COMENTARIO