Maradona y El Gráfico

GABY Y DIEGO, JUNTOS POR PRIMERA VEZ

Por Redacción EG · 18 de noviembre de 2021

A 25 años del retiro de Sabatini, recordamos este histórico encuentro, con el El Grafico como protagonista. Fueron tímidos al encontrarse. Ninguno de los dos se animaba a saludar primero. Después se soltaron y hablaron de todo.

Foto: Alfieri (h) y Horovitz.

Foto: Alfieri (h) y Horovitz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


El Gráfico los quería reunir hace años, pero por la agenda de ambos gigantes del deporte mundial, era una misión casi irrealizable. Hasta que al mediodía del 24 de diciembre de 1987 se produce el momento tan esperado. Transcribimos el comienzo de un nota histórica que parecía imposible:
 

 

 


No lo podía creer. Su hermano Osvaldo le alcanzó el teléfono y le dijo con naturalidad: “Es Diego…”. “¿Quién?”, preguntó Gaby. “Maradona, petisa…”. Entonces Sabatini, todavía incrédula, se decidió a contestar.

Fue en la noche del sábado 11 de julio de 1986. Diego ya era Campeón del mundo y se reencontraba con el país, con su gente. Gaby venía de jugar su primer partido oficial frente a Martina Navratilova en la semifinal de Wimbledon. Ya estaba en la cumbre, el intento era reunir a los dos máximos exponentes del deporte argentino en una nota.

– No, no, no… Yo estaba mortificado, no sabés, Gaby –está recordando Maradona-. Es que había viajado a Córdoba para jugar por Belgrano y después no podíamos volver. Viajamos en un avión particular que era un desastre, hacía un frío ahí adentro…

– Sí, y no sabés lo sorprendidos que estaban tu papá y tu mamá cuando toqué el timbre en tu casa de Devoto y dije que era yo –está recordando Sabatini-. No lo podían creer, imaginate cuando abrieron la puerta y me vieron parada ahí, con una raqueta en la mano, preguntando por vos, porque EL GRÁFICO había combinado la nota para esa hora.

– Por eso te llamé el sábado, seguía mortificado… Ahora: no me creíste, yo notaba que vos me contestabas: “Ah, sí, claro…”. Como diciendo: “Otra vez una cargada, me la voy a creer y todo…”

– ¿Sabés por qué fue? Te explico: mi hermano, como sabía que en esos días se estaba por hacer la nota, ya me había hecho la cargada. Llamó haciéndose pasar por vos y yo me la creí toda. Lo quería matar… Por eso atendí así.

– Claro, si yo me di cuenta… Por eso te decía, “No, te juro que soy yo, Diego, ¡te quiero pedir mil disculpas!”

– Ahí me di cuenta de que eras vos, en serio… ¿No viste que me quedé muda? No sabía qué decir, me dio una vergüenza bárbara.

Están recordando a Gabriela Beatriz Sabatini, a los 17 años, y Diego Armando Maradona, a los 27. Están recordando en una mesa de una confitería en Buenos Aires el mediodía del 24 de diciembre de 1987, a casi un año y medio de aquel primer intento fallido.

 “Quiero jugar al tenis con Gaby”, insistía Diego cada vez que nos encontrábamos en sus visitas relámpago a Buenos Aires. “La nota con Diego la tenemos que hacer antes del 26, por favor ¿eh? Mira que ese sábado me voy a Mar del Plata…”, recomendaba Gabriela. Ellos querían conocerse, nosotros queríamos que se conozcan.


(Nota Cesar Litvak y Daniel Arcucci. El Gráfico 1987)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DEJÁ TU COMENTARIO