Las Crónicas de El Gráfico

1987. Independiente 3 – 3 Boca

Por Redacción EG · 29 de abril de 2020

Los equipos regalaron un clásico para el recuerdo. Vimos goles de excepcional factura, actuaciones individuales de alto nivel y una emotividad que no cesó hasta que terminó el encuentro...

Una sintonía de habilidad, talento y fervor

En el tercer gol de Independiente, segundo de Marangoni, quedó encerrado todo el fútbol. Tuvo estruendo y belleza. Elaboración artística y definición espectacular. Trabazón colectiva para llevar esa pelota a través de nueve jugadores rojos de un extremo a otro de la cancha y admirable certeza ejecutiva en todos sus participantes. Desde el taco inicial de Clausen junto a su bandera del córner hasta ese remate impresionante del mejor hombre del clásico para sacudir el travesaño y luego la red. Era para dar por terminado el partido ahí mismo, como homenaje a una maniobra que fue, para buscarle un símil en la música, como el crescendo triunfal del HIMNO A LA ALEGRIA de Beethoven.

 

1 -0 Hrabina coloca el pase por el callejón del número diez, donde la recibe Tapia. Lo ve adelantado a Islas y, antes que lo impida Giusti, dispara el zurdazo alto y combado que baja detrás del arquero. Golazo en el minuto 12.

1 -0 Hrabina coloca el pase por el callejón del número diez, donde la recibe Tapia. Lo ve adelantado a Islas y, antes que lo impida Giusti, dispara el zurdazo alto y combado que baja detrás del arquero. Golazo en el minuto 12.

 

Pero no terminó ahí. Quedó mucho para ver, disfrutar y emocionarse. El electrizante empate de Boca, generado por la veloz ejecución de un tiro libre por Hrabina, con un cruce de pelota de casi setenta metros, para que allá adelante el Coya Gutiérrez definiera con seguridad y maestría. Las atajadas notables de Sergio Luis Genaro, sacándoles goles hechos a Delgado y Reinoso, salvando a Boca de la derrota. Ese ataque insistente y penetrante de los rojos buscando el triunfo hasta el minuto final. Ese dramático minuto cuando, al cierre de una brillante maniobra de Clausen, su centro dio en la cabeza de Marangoni y cayó detrás de Genaro, pero sobre el arco, dando la sensación del gol. Tampoco comenzó todo con ese impacto inolvidable de Marangoni. Se llegó al 3-2 del primer tiempo pasando por un espléndido zurdazo bombeado de Tapia desde afuera del área que bajó detrás de la posición de Islas. Y de inmediato, en apenas tres minutos, el empate y el segundo de los rojos. El primero, en acción pujante y bravía, con un remate a quemarropa de Navarro y un rebote en Genaro aprovechado por Reinoso. El segundo, en acción clásica de Independiente: pelota puesta en el claro por Bochini y llegada implacable de Marangoni. Y apenas cuatro minutos más tarde, el nuevo empate por Tapia, cuando parecía que Graciani había perdido su oportunidad solo frente a Islas. Cuando un encuentro contiene todos los ingredientes que le hemos reseñado en una apretada síntesis, no caben dos opiniones: ese partido ha sido fantástico. Digno de figurar entre los grandes clásicos de la historia. Y no exageramos en lo más mínimo.

 

1-1 Empata Reinoso en el minuto 13. Genaro no alcanza a rechazar el centro de Barberón y la pelota queda para Navarro. Genaro tapa dos remates consecutivos del peruano y Reinoso se la lleva para tirar de izquierda a la red.

1-1 Empata Reinoso en el minuto 13. Genaro no alcanza a rechazar el centro de Barberón y la pelota queda para Navarro. Genaro tapa dos remates consecutivos del peruano y Reinoso se la lleva para tirar de izquierda a la red.

 

Clausen vs Comas, el duelo de la tarde

Jugaron un partido aparte, sin perder de vista a los compañeros, ni el juego ni las obligaciones tácticas que le deben cada uno a su equipo. Fue el clásico duelo de un marcador de punta, Clausen, y un puntero, Comas. Aunque no se quedaron en una franja de la cancha. Clausen lo arrastró hasta la defensa de Boca y los papeles se invirtieron; Comas forzó el juego por la raya y por el medio y el defensor respondió en los dos perfiles. Fueron fuerte los dos, pero sin mala intención. Lo de Clausen y Comas tuvo jerarquía. Y ellos los vieron así.

"Creo que gané y perdí, pero no estuvo mal, venía de cuarenta días sin fútbol competitivo. Reaparecí con Racing y no me animé a subir; hoy sí. Comas es habilidoso y engancha. Al final estábamos algo cansados los dos" (CLAUSEN).

"A un defensor nunca hay que pasarlo con fuerza física; en eso siempre nos van a ganar. El asunto es amagar, sacarlo de línea y entonces arrancar para el otro lado. Por ejemplo, hacer una finta por la raya y enganchar en cambio para el otro lado. Con Clausen nos respetamos mucho, una vez gana él, la otra me toca a mí" (COMAS).

 

2-1 Desnivelan los rojos en el minuto 15. Una genialidad de Bochini, metiendo el pase entre tres defensores de Boca, para la llegada franca de Marangoni por el centro. Claudio hace la pausa y tira abajo, a la izquierda de Genaro.

2-1 Desnivelan los rojos en el minuto 15. Una genialidad de Bochini, metiendo el pase entre tres defensores de Boca, para la llegada franca de Marangoni por el centro. Claudio hace la pausa y tira abajo, a la izquierda de Genaro.

 

Hay que agradecerle a Independiente que siga siendo fiel a Independiente. A su vocación, su estilo y su filosofía de equipo que va a buscar siempre el partido. Y lo hace con esa calidad, ese respeto por la pelota bien jugada, esa adhesión permanente al fútbol asociado. Es una delicia verlos salir del fondo de su defensa y cruzar la media cancha con entregas a ras del suelo, cambiando constantemente de dirección, con hombres que se destapan para recibir y hombres que la entregan al sitio justo. Tiene, además, detalles del rugby aplicado al fútbol: siempre aparece un hombre más por la zona muerta, un hombre que se va agregando a la línea desplegada en ataque. En sus mejores hombres alientan la generosidad, el fervor y el talento de los que sienten en el fondo de su alma el gusto por el buen juego. Así son Claudio Marangoni, Ricardo Bochini, Néstor Clausen. Así tratan de jugar todos, aunque no todos atesoren esa misma carga de riqueza técnica. Hay que agradecerle a Independiente que sea así, como es. Que además de hacer todo lo que hace, obligue a que también el adversario juegue. Como el Santos de Pelé. Como el viejo River de Adolfo Pedernera, Alfredo Di Stéfano o Wálter Gómez.

 

2-2 Pelotazo de Hrabina desde la izquierda, por que sorprende a la defensa local. La recibe Graciani, solo frente a Islas. Parece que la pierde. La recupera Tapia, supera a Islas, gira y la mete entre Monzón y Delgado.

2-2 Pelotazo de Hrabina desde la izquierda, por que sorprende a la defensa local. La recibe Graciani, solo frente a Islas. Parece que la pierde. La recupera Tapia, supera a Islas, gira y la mete entre Monzón y Delgado.

 

Y hay que agradecérselo, aunque cometa errores que, finalmente, le cuesten dejar un punto en un partido que lo presentó casi siempre con imagen ganadora. A Pastoriza, esa generosidad de los suyos no lo convence plenamente: "Tendríamos que haber marcado un par de golcitos más, ¿no? Pero no nos podemos regalar así atrás. Contra Racing también empatamos, no anduvimos bien adelante y esta vez el problema estuvo en la defensa. En el tercer gol de Boca me parece que Enrique estaba mirando para cualquier lado. Y esas desatenciones terminan costando muy caras..." Es tan generoso Independiente que su técnico y sus hombres quisieron seguir jugando después de que un proyectil disparado desde la tribuna boquense lastimó a Luis Islas: "Yo y mis jugadores preferíamos jugarlo hoy porque estábamos ganando y faltaba un tiempo. Fue lo que le dije a Romero cuando me preguntó si Islas estaba para seguir jugando. En ese momento yo no esperaba que cometiéramos esos errores abajo…"

 

3-2 Minuto 36. La jugada nace en el banderín del córner que defiende Clausen. Taco para Reinoso. La tocan Giusti; Navarro, Marangoni, Barberón, Enrique, Barberón y Marangoni, quien saca un derechazo espectacular.

3-2 Minuto 36. La jugada nace en el banderín del córner que defiende Clausen. Taco para Reinoso. La tocan Giusti; Navarro, Marangoni, Barberón, Enrique, Barberón y Marangoni, quien saca un derechazo espectacular.

 

Lo mejor de Boca: Genaro

• "La atajada más difícil fue el cabezazo que le saqué a Delgado. La agarró en el punto del penal y venía muy fuerte. Me tiré hacia la derecha, le pegué un manotazo y me ayudó el travesaño."

• "Si entraba, ya no quedaba tiempo para reaccionar, creo que faltaban dos minutos para terminar el partido. Además, hubiera sido muy injusto, Boca merecía el empate. Reconozco que Independiente fue más equipo, tuvo momentos buenos, pero Boca puso lucha y con eso emparejamos."

• "Al final nos quedamos un poco. No sé si Independiente nos apretó o si Boca se metió atrás pensando en el empate. Eso fue muy peligroso, porque venían los centros de todas partes y ellos tienen gente muy alta. Fue el peor momento de Boca y casi nos cuesta el partido."

• "¿De quién es el puesto? Yo quiero jugar, pero también respeto mucho la figura de Hugo Gatti y las decisiones del técnico. El que tiene que decidir es Lorenzo. Yo me voy a seguir entrenando como siempre. Un partido como el de hoy me da mucha confianza."

 

3-3 Minuto 54. Tiro libre para Boca en su lateral defensivo izquierdo. Con gran repentización, Hrabina lo ejecuta cruzando un largo pase a la derecha. A espaldas de Enrique, la domina Gutiérrez para cruzarla al segundo palo.

3-3 Minuto 54. Tiro libre para Boca en su lateral defensivo izquierdo. Con gran repentización, Hrabina lo ejecuta cruzando un largo pase a la derecha. A espaldas de Enrique, la domina Gutiérrez para cruzarla al segundo palo.

 

La figura de la cancha, Marangoni

• "Fue emocionante. Sacando lo que pasó con Luis (por Islas), se jugó un gran partido. Lástima que nos regalamos atrás. Porque Independiente creó más situaciones de gol, merecimos ganar. Dentro de lo parejo, tendríamos que habernos llevado los dos puntos..."

• "Mi función no es hacer goles. Hoy tuve la suerte de convertir dos, y encima contra Boca, eso siempre da más alegría. Por supuesto me quedo con el segundo: fue una pelota que parecía que terminaba en comer en la punta de Clausen, y de ahí pasó por medio equipo hasta que me quedó para darle un derechazo, como venía."

• "Creo que los errores de la defensa fueron fundamentalmente por desconcentración. En el segundo no pudimos mantener el dominio del medio, porque ellos mandaron a Melgar para que marcara y quedó dividido el sector. Ya perdimos un puntito con Racing y otro con Boca; hoy tendríamos que haber llegado arriba. Pero eso no me preocupa, acá hay jugadores, eso es lo más importante. Estamos a dos puntos, nomás..."

 

Minuto 75. La gran oportunidad de Independiente para ganar el partido. Tiro libre de Clausen. Cabezazo de Rogelio Delgado entre Musladini y Medina, a siete metros del arco. Inminencia de gol.

Minuto 75. La gran oportunidad de Independiente para ganar el partido. Tiro libre de Clausen. Cabezazo de Rogelio Delgado entre Musladini y Medina, a siete metros del arco. Inminencia de gol.

 

Boca estuvo a la altura de esa propuesta. Independiente lo obligó a jugar y Boca jugó. Con gran dignidad, con inclaudicable fervor. Fue superado en el balance del primer tiempo, que Independiente terminó ganando con justicia, haciendo pesar la gran superioridad que Marangoni, Giusti y Bochini establecieron en el centro del terreno. Y fue superado al final, luego de haber tenido la gran oportunidad de desnivelar con el zurdazo de Comas en el palo izquierdo, cuando Independiente lo apretó en sus últimos treinta metros y fue necesario que crecieran las figuras de Genaro y Musladini para mantener el empate. Pero no fue un Boca sin alma y sin fútbol. Fue un cuadro que está luchando por volver y, en el camino de su retorno, protagonizó en Avellaneda un partido sensacional.

 

La atajada máxima de Sergio Genaro. Eleva con ambas manos ese cabezazo disparado por el paraguayo, la pelota toca el travesaño y se va al comer. El esfuerzo de Genaro termina en el suelo.

La atajada máxima de Sergio Genaro. Eleva con ambas manos ese cabezazo disparado por el paraguayo, la pelota toca el travesaño y se va al comer. El esfuerzo de Genaro termina en el suelo.

 

El primer tiempo de Tapia estuvo casi en el nivel del brillante conductor-ejecutor que admiramos a comienzos de este año. El segundo tiempo del Coya Gutiérrez fue excelente, tanto por su definición en el gol del empate cuanto por la forma en que le complicó la vida al sector izquierdo de la defensa roja. Todo el partido de Jorge Comas fue ponderable por ir constante búsqueda y por el vibrante duelo que protagonizó con Clausen. El ingreso de Melgar por Graciani le permitió equilibrar la lucha por la media cancha y el saldo final, considerando la calidad del adversario, es más que satisfactorio. ©

JUVENAL

Notas: NATALIO GORIN y CESAR LITVAK

Fotos: GIMENEZ, HOROVITZ, NORBERTO MOSTEIRIN, PREGO, ALFIERI (padre) y SPERANZA.

 

 

 

Temas en esta nota:

Imagen de Fórmula Uno: El triunfo más triste
Las Crónicas de El Gráfico

Fórmula Uno: El triunfo más triste

Se cumplen 39 años de la última vez que se vio a un argentino en el podio de la máxima categoría del automovilismo mundial. El 17 de mayo de 1981, a bordo de su Williams FW07C, Carlos Reutemann se impuso en Bélgica. Sin embargo, durante el fin de semana, había atropellado accidentalmente a un mecánico del equipo Osella, causándole la muerte poco tiempo después. Una tragedia que empañó su último festejo.

Imagen de 70 años de velocidad y pasión
Las Crónicas de El Gráfico

70 años de velocidad y pasión

En la ciudad británica de Silverstone se llevó a cabo el primer Gran Premio de la categoría. El periodista Ricardo Lorenzo fue el encargado de narrar la crónica de una carrera que tuvo a Juan Manuel Fangio como protagonista hasta tener que abandonar a 7 vueltas del final, mientras marchaba en segundo lugar.

Imagen de 1987. Independiente 3 – 3 Boca
Las Crónicas de El Gráfico

1987. Independiente 3 – 3 Boca

Los equipos regalaron un clásico para el recuerdo. Vimos goles de excepcional factura, actuaciones individuales de alto nivel y una emotividad que no cesó hasta que terminó el encuentro...

DEJÁ TU COMENTARIO