Las Crónicas de El Gráfico

1964. Vuelta a la vida

Por Redacción EG · 04 de marzo de 2020

La trágica historia que involucró al lanzador de martillo Hugo Grazioli, quien mientras entrenaba en un lugar sin precauciones, su martillo impactó contra una chica que perdió la vida.

Su martillo lo sacó del anonimato en 1961, cuando fue campeón sudamericano juvenil. Un martillo más pesado (7 kilos) lo hizo reaparecer en los titulares... pero no deportivos. Policiales. Cuando el 30 de septiembre, mientras se entrenaba en su Club Unión de Santa Fe, un lanzamiento se le fue sobre la pista (por no haber jaula protectora) y se estrelló en la cabeza de una chica santiagueña. Que había bajado de su provincia para perfeccionarse en educación física.

 

Hugo Grazioli.Hugo Grazioli.

 

Hugo Grazioli hizo estallar su conocida parsimonia en desesperación. Corrió hacia ella. La llevó a un hospital. Fue el miércoles trágico de su vida. "No sabía qué hacer. En el hospital no me la dejaban ver. Sus familiares no sabían nada"... A las 2 de la madrugada del jueves la santiagueña falleció. Grazioli fue el primero en darle la noticia a una tía de la joven atleta. Después, a las 8 de la mañana, se presentó detenido en la comisaría. Ahí hasta la una de la tarde del viernes. Ningún cargo. El proceso se inició contra el club, por no tener los elementos necesarios.  

Los compañeros de equipo lo persuadieron. Grazioli quería abandonar el atletismo. Incluso peligraban sus estudios de ciencias económicas... Los amigos y los libros lo convencieron. Y volvió a participar en un torneo, el 14 de octubre. "Al principio, en cada giro, la veía a ella... La volvía a ver corriendo en la pista y oía mi grito de que se apartara...". Aquella fatalidad era una obsesión.

Pero Grazioli ha vuelto a vivir. Ha vuelto a reír "aunque siempre fui serio; parezco mayor de 22 años". Fue seleccionado santafecino a los Nacionales. Compitió en Comodoro. Fue 39 en martillo con 43,31 metros. Gritó como nadie el triunfo femenino por equipos de Santa Fe. Aquello sólo es un amargo recuerdo. Ha dejado de ser obsesión...

 

 

El Gráfico (1964).

Imagen de Fórmula Uno: El triunfo más triste
Las Crónicas de El Gráfico

Fórmula Uno: El triunfo más triste

Se cumplen 39 años de la última vez que se vio a un argentino en el podio de la máxima categoría del automovilismo mundial. El 17 de mayo de 1981, a bordo de su Williams FW07C, Carlos Reutemann se impuso en Bélgica. Sin embargo, durante el fin de semana, había atropellado accidentalmente a un mecánico del equipo Osella, causándole la muerte poco tiempo después. Una tragedia que empañó su último festejo.

Imagen de 70 años de velocidad y pasión
Las Crónicas de El Gráfico

70 años de velocidad y pasión

En la ciudad británica de Silverstone se llevó a cabo el primer Gran Premio de la categoría. El periodista Ricardo Lorenzo fue el encargado de narrar la crónica de una carrera que tuvo a Juan Manuel Fangio como protagonista hasta tener que abandonar a 7 vueltas del final, mientras marchaba en segundo lugar.

Imagen de 1987. Independiente 3 – 3 Boca
Las Crónicas de El Gráfico

1987. Independiente 3 – 3 Boca

Los equipos regalaron un clásico para el recuerdo. Vimos goles de excepcional factura, actuaciones individuales de alto nivel y una emotividad que no cesó hasta que terminó el encuentro...

DEJÁ TU COMENTARIO