Las Crónicas de El Gráfico

1930. Hermoso triunfo de River 3-2 ante su clásico rival

Por Redacción EG · 13 de diciembre de 2019

En el viejo estadio de River Plate, el local se impuso por dinamismo a la técnica de Boca. Tarasconi anotó un doblete para la visita mientras que Ganduglia, también con un doblete, y Locassio, dieron el triunfo a los locales. Crónicas y fotos.

EL HERMOSO TRIUNFO DE RIVER PLATE SOBRE SU CLASICO RIVAL

Día a día, y tal como podía presumirse por la creciente difusión del fútbol, va aumentando el interés por la resolución del campeonato superior de 1930, que asumirá, a no dudarlo, caracteres excepcionales. El domingo, día espléndido para las fiestas al aire libre, la muchedumbre aficionada a los deportes se volcó en las canchas y su presencia formó en las luchas un marco propicio que tuvo caracteres imponentes en el match principal, a cargo de River Plate y Boca Juniors, en que las tribunas colmadas dieron una elocuente demostración del entusiasmo popular. El Interés evidenciado por los aficionados en concurrir a los partidos del campeonato local confirma la comprobación de que, hoy por hoy, no existe manifestación deportiva alguna que promueva mayor expectativa que los matches oficiales interclubs, y prueba de ello está en qué, a pesar de la enorme multitud que en número de 50.000 personas asistió al match más importante del día, número que ha sido superado en muy contados lances internacionales, en 17 canchas más se registró apreciable concurrencia como para sumar un total que supera fácilmente la cantidad de 100.000 espectadores en los partidos del círculo privilegiado.

 

En uno de los muchos entreveros producidos ante el arco boquense, Mena y Bidoglio, caídos en el suelo, han perdido chance para contener una arremetida de Debatte, el peligroso winger rival, pero éste, con el goal seguro, pierde el equilibrio y Mutis consigue rechazar la pelota al out ball.

En uno de los muchos entreveros producidos ante el arco boquense, Mena y Bidoglio, caídos en el suelo, han perdido chance para contener una arremetida de Debatte, el peligroso winger rival, pero éste, con el goal seguro, pierde el equilibrio y Mutis consigue rechazar la pelota al out ball.

  
Jorge lribarren consigue rechazar el esférico, que de un centro alto de Evaristo se disponía a cabecear Tarasca, quien, aunque todavía no ha re recuperado su forma, fue el más peligroso de los forwards de Boca y su scorer. Balvidares apoya la acción del arquero.

Jorge lribarren consigue rechazar el esférico, que de un centro alto de Evaristo se disponía a cabecear Tarasca, quien, aunque todavía no ha re recuperado su forma, fue el más peligroso de los forwards de Boca y su scorer. Balvidares apoya la acción del arquero.

 

SITUACIÓN DEL CAMPEONATO

El match River Plate-Boca Juniors, fuera de su valor intrínseco, nos iba a dar la pauta de la posición futura de los cuadros en el certamen, con una decisión importante. Y, dejando las consideraciones del encuentro en sí — que haremos más adelante, — consignemos que el triunfo de River Plate, y más que él mismo la forma de obtenerlo, lo sindica ahora como uno de los candidatos más firmes — si no el más — para obtener el título máximo.

En cambio, Boca Juniors, con su nueva derrota, ve alejarse las probabilidades de alternar como protagonista en la resolución de los primeros puestos, situación en que hacía diez años no se había encontrado jamás. Al popular team boquense le ha ocurrido lo que ya le aconteciera prematuramente y en manera más pronunciada a San Lorenzo de Almagro que, desde un comienzo, vio frustradas sus aspiraciones a participar en las posiciones de la vanguardia. Teams cansados o con resortes flojos, Boca Juniors y San Lorenzo, por imperio categórico de los hechos inconmovibles, han dejado el paso franco ante el empuje de otros teams de mayores energías y, pese a sus grandes prestigios e indudable poderío, es lo más probable que su campaña futura en este campeonato se concrete a servir de pedestales para los que surgen. En el certamen actual se ha comprobado que, más que la composición técnica de los teams, influye en las victorias el buen estado físico de los players, que se prodigan en el esfuerzo con bríos y sin desmayos.

 

River Plate, después de presionar en forma ostensible y peligrosa, consigue el primer empate del match; Ganduglia, en un bonito esfuerzo, logra esquivar a Bidoglio, y antes que Mutis lo intercepte shotea desde cinco metros, resultando inútil la tentativa del pibe Mena para impedir que la pelota llegue a la red, en medio de grandes aclamaciones.

River Plate, después de presionar en forma ostensible y peligrosa, consigue el primer empate del match; Ganduglia, en un bonito esfuerzo, logra esquivar a Bidoglio, y antes que Mutis lo intercepte shotea desde cinco metros, resultando inútil la tentativa del pibe Mena para impedir que la pelota llegue a la red, en medio de grandes aclamaciones.

 

Los valores individuales van perdiendo sus méritos ante la enjundia colectiva, la velocidad del juego y el desgaste sin tasa de energías. No hay team completo en absoluto como en otras épocas, pero sí hay conjuntos plenos de optimismo, deseosos de ganar lauros que ha tiempo no conquistan y ansían despojar de ellos a los que siempre los ostentaron, y hoy, cargados con su peso, se desorientan y se achican ante el rival pujante que se agranda. He ahí la verdadera situación presente, que es muy posible tenga un aspecto decisivo en el certamen, por más que no se puedan descartar las reacciones, siempre presumibles en el fútbol.

 

Tarasconi, que resultó el scorer de Boca, desde posición muy dudosa, ha recibido la ball y se corta hacia el goal aprovechando la vacilación de Juan Carlos Iribarren, que se había vuelto hacia el referee reclamando off-side. El formidable shoteador envió un tiro cruzado desde cerca, que en vano Jorge Iribarren trató de interceptar con una estirada.

Tarasconi, que resultó el scorer de Boca, desde posición muy dudosa, ha recibido la ball y se corta hacia el goal aprovechando la vacilación de Juan Carlos Iribarren, que se había vuelto hacia el referee reclamando off-side. El formidable shoteador envió un tiro cruzado desde cerca, que en vano Jorge Iribarren trató de interceptar con una estirada.

 

LAS SORPRESAS

Muchas y muy interesantes sorpresas reserva el campeonato de este año, y atento a ellas, no podríamos sin aventurarnos a la "plancha" crítica dar pronósticos rotundos. Juzgamos la situación tal como ahora se presenta, con todas las perspectivas lógicas y las deducciones razonables que lo que va resuelto de la competencia nos ha dicho con la claridad de las cosas ya resueltas. Nos basamos en lo pasado, sin dejarnos influenciar por el resonante espejismo de los nombres porque ya no se gana con el color de las camisetas ni con el prestigio del crack. Prueba cierta de ello la tenemos en Platense y Talleres, los dos cuadros que ocupan hoy la mejor posición; el primero, en puntos ganados, y el segundo, en su situación de ser el team que menos puntos tiene en contra. Ambos en los últimos años no han figurado ni siquiera entre los de segunda fila pero han iniciado el certamen actual con bríos, con fe y decisión, y es la hora en que están a la vanguardia, sin figuras de cartel, pero con "onces" armónicos y con players que no desmayan en los 90 minutos de lucha. Para los dos se presenta el día de mañana como una piedra de toque para juzgar decisivamente sus méritos reales, y si salen airosos de la jornada habrá que creer en que estamos frente a una evolución que trastornará la tradición de las fuerzas deportivas, como ocurrió ya en la época en que surgió Racing, iluminado como una aureola por la última llamarada del glorioso Alumni. Platense medirá fuerzas con Huracán, team de primera fuerza en luchas pasadas y que, con caracteres más suaves, está sufriendo la crisis evolutiva acentuada en Boca Juniors y que hizo crisis violenta en San Lorenzo de Almagro.

 

El team local, que exhibió un empuje y vitalidad extraordinarios, en una de las tantas situaciones apremiantes en el área penal de Boca consigue el segundo goal, marcado por Fleitas en su afán de evitar que Locassio o Ganduglia lo anoten. Mena, que había salido al encuentro de la ball, y Amoia no logran impedir la justa ventaja. — En círculo: Juan Carlos Iribarren hace tocar el esférico a una mascotita de River Plate para que les dé suerte. La cábala se cumplió. Según los cálculos de las autoridades de River, cuarenta y siete mil aficionados se congregaron en el estadio de la Av. Alvear.

El team local, que exhibió un empuje y vitalidad extraordinarios, en una de las tantas situaciones apremiantes en el área penal de Boca consigue el segundo goal, marcado por Fleitas en su afán de evitar que Locassio o Ganduglia lo anoten. Mena, que había salido al encuentro de la ball, y Amoia no logran impedir la justa ventaja. — En círculo: Juan Carlos Iribarren hace tocar el esférico a una mascotita de River Plate para que les dé suerte. La cábala se cumplió. Según los cálculos de las autoridades de River, cuarenta y siete mil aficionados se congregaron en el estadio de la Av. Alvear.

 

Talleres tiene un compromiso más serio todavía, pues competirá con Independiente, uno de los valores de la actualidad que se mantienen con grandes perspectivas, pero que en estos momentos tiene tres de sus mejores hombres lesionados. Vélez Sársfield es otro de los teams que surgen victoriosamente en el campo de los que buscan un más alto nivel, y, con mayores bríos todavía, está Chacarita Juniors, cuya sola sorpresa la constituyó el traspié frente al modesto Barracas Central. Racing, remozado en la presente temporada con el concurso de algunos noveles que le dan insospechada fuerza, es otro cuadro que dará que hacer en la alza de valores, y Quilmes y Tigre, a su vez, sin participar como actores principales darán motivo a que se les tenga en cuenta como enemigos muy respetables. Entre las sorpresas registradas el domingo caben consignarse los empates de Independiente y Estudiantes de La Plata ante Estudiantes y Argentinos Juniors. Estos empates de teams poderosos ante cuadritos modestos significa un alerta aleccionador y ratifica el concepto muchas veces repetido y olvidado: "No hay enemigo pequeño". La derrota de Argentinos de Bánfield ante Tigre, por cuatro goals a cero, es también desconcertante, pues a la buena campaña realizada por aquél debe agregarse su reciente empate con Huracán. Esto puede significar que los criollos de Bánfield van declinando o que Tigre es un rival formidable en su cancha. Tal vez haya algo de las dos cosas.

 

Curiosa fotografía en que el objetivo sorprende al winger Gondar cabeceando la pelota y cometiendo uno de los tantos fouls que el referee y el público no ven. Retiene con la mano izquierda al half boquense Moreyras, como si intentase estrangularlo.

Curiosa fotografía en que el objetivo sorprende al winger Gondar cabeceando la pelota y cometiendo uno de los tantos fouls que el referee y el público no ven. Retiene con la mano izquierda al half boquense Moreyras, como si intentase estrangularlo.

 

UN ACCIDENTE Y UN GESTO

El once de San Fernando se traslada en batea a las canchas adversarias. La batea sufrió el domingo un accidente de tráfico volcando y poniendo en serio peligro a sus pasajeros. Algunos jugadores sufrieron las consecuencias con ligeras heridas, además del consiguiente susto. Al llegar al field de Almagro, las autoridades de éste, enteradas del accidente, propusieron con un gesto que las honra la suspensión del match, pero, gesto por gesto, las de San Fernando no aceptaron el generoso ofrecimiento y el match se jugó, con indudable inferioridad para los visitantes.

 

Ganduglia, después de señalar el empate para River, es objeto de demostraciones cariñosas y entusiastas de sus compañeros Gondar, Bonelli. Malazzo y Locassio. Los locales, de acuerdo al juego desarrollado, merecieron ganar por 6 goals.

Ganduglia, después de señalar el empate para River, es objeto de demostraciones cariñosas y entusiastas de sus compañeros Gondar, Bonelli. Malazzo y Locassio. Los locales, de acuerdo al juego desarrollado, merecieron ganar por 6 goals.

 

MATCH BOCA RIVER

Tal como podía presumirse anticipadamente juzgando el desempeño que cupo a cada uno de los rivales, Boca frente a Racing y River ante Independiente, se colegía que las probabilidades se inclinaban para los de Avenida Alvear, que contaban todavía con la ventaja de jugar en field propio. Un team todo vigor, de una defensa homogénea y de hierro, ante otro de más clase, pero poco afiatado. Y, en la resolución de la importante lucha, pudo advertirse que, lejos de disimularse, se recargaban las tintas de los méritos y los defectos.

 

En una de sus características cortadas, Tarasca es embestido por Bonelli, cayendo ambos al suelo, mientras Iribarren se posesiona del globo. A la distancia se puede ver a Kuko reclamando foul. El mayor trabajo de Repossi fueron las protestas de los boquenses.

En una de sus características cortadas, Tarasca es embestido por Bonelli, cayendo ambos al suelo, mientras Iribarren se posesiona del globo. A la distancia se puede ver a Kuko reclamando foul. El mayor trabajo de Repossi fueron las protestas de los boquenses.

 

River Plate, ostentando un entrenamiento que hace honor a los encargados del mismo, luchó desde el comienzo al fin con ese empuje y multiplicación de que hizo gala contra Independiente, pero con un mayor acierto ofensivo, pues Locassio fue indudablemente superior a Peniche y Granara Costa a Dapit. Por su parte, Boca Juniors repitió matemáticamente su performance, con la desventaja de que el rival del domingo, era mucho más vigoroso y aguerrido. Fue una lucha plena de emociones e interés, aunque casi siempre se hizo visible que la mejor parte la llevaba River Plate. En el primer período Boca Juniors apenas se hizo presente en la ofensiva, y a lo que más aspiró fue a descargar como pudo la presión peligrosa de su rival. En esa situación, si los forwards de River Plate, admirablemente apoyados por la línea de halves, hubiesen poseído una táctica más efectiva de penetración, sin duda alguna se habría registrado en la clásica contienda un resultado sorprendente. Pero corno no se tradujo en el score la real superioridad de River, la lucha ganó. Sacó ventaja Boca en una jugada que inició Tarasca desde posición muy dudosa; más ella, lejos de dar la sensación de un posible triunfo boquense, afirmó más el ansia de River por empatar, y, obtenido el goal, malogrado varias veces, siguió primando el team local, que consiguió el segundo goal, finalizando así una etapa que fue netamente favorable a los de River. La segunda comenzó en la misma forma: presión local y defensa más precipitada que segura de los visitantes. Hasta que. Boca conquistó el segundo empate del match. A partir de ese momento hubo 10 minutos netos de los auriazules, quienes dieron la sensación de que lograban volcar las perspectivas del encuentro. En efecto; no sólo llevaron en este lapso la mejor parte, sino que sus ataques vigorosos y finalizados prácticamente estuvieron a punto de provocar nuevas caídas de la valla de Iribarren. Pero el esfuerzo no podía durar ante un adversario puro dinamismo. Pasado el mal momento, River reaccionó y tras equilibrar el juego en una sucesión de alternativas que llevaron a su apogeo el interés de la lucha, volvió a tornarla favorable, aunque no tanto como al principio, pero sí como para justificar con creces el goal de una victoria indiscutible.

 

Juan Carlos Iribarren hace tocar el esférico a una mascotita de River Plate para que les dé suerte. La cábala se cumplió. Según los cálculos de las autoridades de River, cuarenta y siete mil aficionados se congregaron en el estadio de la Av. Alvear.

Juan Carlos Iribarren hace tocar el esférico a una mascotita de River Plate para que les dé suerte. La cábala se cumplió. Según los cálculos de las autoridades de River, cuarenta y siete mil aficionados se congregaron en el estadio de la Av. Alvear.

 

ACTUACIÓN DE LOS JUGADORES

En River Plate, Iribarren fue el arquero seguro, sereno y de exacta colocación que todos conocen, aunque su labor no fue mucha. De los backs, Iribarren y Balvidares rayaron a una misma altura, aunque observan características distintas. El mayor mérito estriba en que saben entenderse y complementarse. Los tres halves son de primera fuerza, y si el domingo Giglio fue evidentemente el más flojo, cabe considerar que actuó en inferioridad de condiciones a causa de la lesión que sufriera en el match contra Independiente. Malazzo, el más novel y de menos cancha de los tres, es ya el hombre más destacado de ellos por su dinamismo estupendo y su seguridad en el quite, en el apoyo y en la multiplicación de sus esfuerzos. Creemos que el terceto de Sportivo Palermo lo supera en técnica, pero el de River Plate es más poderoso por su empuje. En el quinteto ofensivo hay un hombre que se destaca por la inteligencia de sus planes, tanto en el dribbling como en el pase: es Locassio, jugador todavía novel y que, a nuestro juicio, con Del Giúdice, de Racing, discutirán el derecho a Cherro y Seoane en las justas internacionales. Forma este destacado elemento una pareja temible con Debatte, por su entendimiento y velocidad. El winger es peligrosísimo por su shot y entusiasmo, pero su principal defecto es que sabe que su shot es temible, pues para ensayarlo se olvida que su misión de winger le obliga a centrar y dar juego a sus compañeros. Quiere terminar las acciones por sí mismo y malogra muchas situaciones propicias. Si corrige el defecto será un winger difícil de superar. Ganduglia, que reapareció con buen suceso frente a Independiente, se ganó el domingo el derecho de dirigir el quinteto. Tiene muchas cualidades para hacerlo con más acierto que Granara, y su principal virtud radica en la decisión y sus peligrosas arremetidas.

 

El team local, que exhibió un empuje y vitalidad extraordinarios, en una de las tantas situaciones apremiantes en el área penal de Boca consigue el segundo goal, marcado por Fleitas en su afán de evitar que Locassio o Ganduglia lo anoten. Mena, que había salido al encuentro de la ball, y Amoia no logran impedir la justa ventaja.

El team local, que exhibió un empuje y vitalidad extraordinarios, en una de las tantas situaciones apremiantes en el área penal de Boca consigue el segundo goal, marcado por Fleitas en su afán de evitar que Locassio o Ganduglia lo anoten. Mena, que había salido al encuentro de la ball, y Amoia no logran impedir la justa ventaja.

 

A su vez Granara ha evidenciado que es más insider que eje y formó con Gondar una pareja inferior a la izquierda, pero estimable y superior a la que éste integra con Dapit. En Boca Juniors, Mena es un buen arquero, pero sin superlativos. No da sensación de invulnerable, pero es seguro y se coloca bien. Bidoglio jugó con la variedad de recursos que tanta fama le dieran, pero está probado que su aguante no es mucho. O está cansado o le falta vitalidad para prodigarse ya en las luchas intensas. Mutis, que no ha reaparecido bien luego de su forzada relache "amateurista", tuvo el domingo su peor actuación, pues no pudo seguir con acierto el ritmo acelerado del juego y se encontró casi siempre descolocado.

En el terceto medio, Moreyras fue el más regular, por más que a veces se retrajo desesperadamente a la defensiva. Amoia se mostró impotente en muchas ocasiones para cuidar el ala izquierda y recargó la ya difícil labor de Bidoglio. En cuanto a Fleitas Solich, tuvo sus éxitos cuando el juego se hizo de alto, pero en general se mantuvo a un nivel muy inferior porque su lentitud característica no podía avenirse con la velocidad de sus rivales. Siempre llegaba a destiempo. En el quinteto, desorganizado por falta de apoyo y cuidado con gran esmero por el terceto de halves locales, Evaristo se mostró el más completo las veces no muy frecuentes en que entró en juego.

 

Un córner bien dirigido por Evaristo pone en peligro la valla de River Plate. Cherro se recuesta sobre el arquero, quien rechaza con los puflog apoyado por Balvidares, mientras Juan Carlos cuida el goal y Malazzo y Penella están a la expectativa. —

Un córner bien dirigido por Evaristo pone en peligro la valla de River Plate. Cherro se recuesta sobre el arquero, quien rechaza con los puflog apoyado por Balvidares, mientras Juan Carlos cuida el goal y Malazzo y Penella están a la expectativa. —

 

Cherro, muy mal en el primer tiempo, mejoró en el segundo, pero no lo suficiente como para recordar al gran forward de otros años. Tarasconi, por primera vez desde que salió de la carpintería, como dijo felizmente Borocotó, fue efectivo, ya que marcó dos goals y pudo marcar alguno más, pero sus intervenciones ni fueron repetidas ni tan peligrosas como otrora. Kuko y Penella, que antes formaban un ala temible, han ido decayendo en forma tal que hoy, más que una ayuda, es un perjuicio para Boca. El primero se mueve a destiempo y no sabe desprenderse de la pelota cuando las circunstancias lo exigen. En cuanto a Penella, ha adquirido una tendencia a colocarse off-side para aprovechar el juego de sus compañeros que es más un estorbo que un elemento útil para el team. Boca ganaría mucho probablemente si probase a Penella de insider y a Alberino de winger. Quizá con ese cambio ganara mucho la capacidad del quinteto ofensivo,

 

Los muchos aficionados de las populares que no pueden ver han logrado romper el alambrado e invaden el field mientras la policía trata de impedirlo.

Los muchos aficionados de las populares que no pueden ver han logrado romper el alambrado e invaden el field mientras la policía trata de impedirlo.

 

EL REFEREE

Había sido designado Forte para dirigir el match. Con gran sorpresa, Boca lo recusó públicamente por una incidencia ocurrida en 1928, olvidándose que lo había aceptado sin reparos para dirigir hace menos de un mes el match clásico contra Huracán y no se jugó por razones que son del dominio de los aficionados. Esta situación provocó una nota de interés en un asunto en el que no se repara generalmente, y las circunstancias misteriosas que rodearon la situación del árbitro que debía dirigir el lance dieron sensación a la reaparición de Repossi en los fields que fueron teatro de sus grandes triunfos. Partidarios de Boca y River lo recibieron jubilosamente y, no obstante que su solo nombre constituye una garantía, los jugadores boquenses y muchos de sus partidarios les discutieron fallos contrarios y les reclamaron airadamente supuestas infracciones. Las derrotas han puesto de mal humor a los boquenses y ya no hay referee que los conforme. Parodiando una frase célebre sólo nos cabe decir ahora "Que Boca no lo ha perdido todo si sabe perder". En cuanto a Repossi actuó bien en un match difícil. Cometió algunos yerros y el peor de ellos, a nuestro juicio, estuvo en que se le pasó desapercibido el off-side de Tarasconi con que Boca consiguió su primer goal.

Imagen de 1999. A Tyson se le fue la mano
Las Crónicas de El Gráfico

1999. A Tyson se le fue la mano

Víctima de un destino trágico, todo lo que toca es escándalo. No hay regresos pletóricos para Iron Mike. Golpeó a Norris después de la campana y la pelea quedó sin definición.

Imagen de 1996. Como le gusta a la gente de Boca
Las Crónicas de El Gráfico

1996. Como le gusta a la gente de Boca

Histórico Superclásico en La Bombonera que quedó en el recuerdo por el famoso “nucazo” de Hugo Romeo Guerra. Fue 3 a 2 agónico para el Xeneize. CRÓNICA Y VIDEO.

Imagen de 1935. Los cañoneros
Las Crónicas de El Gráfico

1935. Los cañoneros

Se concluye que en todos los tiempos ha habido grandes shoteadores: los artilleros de la época de oro, Bernabé y su escuela, y wingers goleadores de poderosos disparos. Por Félix Frascara.

DEJÁ TU COMENTARIO