Las Crónicas de El Gráfico

Objetos que no deben arrojarse al árbitro

Por Redacción EG · 06 de septiembre de 2018

En campaña para que vuelva el público visitante, Landrú nos recuerda los objetos que un hincha de bien no debe arrojar al árbitro en el estadio: botellas, monedas, tapitas de coca, piedras, ladrillos, cascotes, adoquines, vigas, rocas..,


... cuchillos, tenedores, vasos de vidrios, lavarropas, bombas Molotov, bombas de estruendo, maderas, cadenas, caños, flechas envenenadas, dardos, boleadoras, macanas, trozos de hierro, cajones, martillos, llaves inglesas, naranjas, peras, zapallos, melones, tomates, huevos podridos, bergamotas, sandias, granadas de mano, tarros de conserva, botellones de whisky, damajuanas, tornillos, bulones, ácido muriático, ácido nítrico alquitrán caliente, tachos de pintura, papeles incendiados, sillas, butacas, tuercas, cortafríos, jarrones, platos, planchas, fuentes, cuchillos, tijeras, cohetes teledirigidos, bombas a control remoto, bombas atómicas, lanzas, macetones, enanos de cemento, estatuillas de bronce, pianos de cola, victrolas, pianolas, copas, jarras, teteras, cafeteras, baldes, aceite hirviendo, caramañolas, agua caliente, barras de hielo, hielo seco, biombos, esculturas, fuentones de cerámica, tachuelas, chinches, sillas, sillas tijera. pisapapeles, reposeras, jaulas de loro, armarios, repisas, libros, radios portátiles, cacerolas, sartenes, albondigones, croquetas, cachos de banana, salamines, chorizos colorados, palos de amasar, máquinas de escribir, salivaderas, estropajos, trapos de piso, escobillones, plumeros de techo, palas, tablas de planchar, licuadoras, batidoras, tarros de dulce de leche, frascos, perchas, cepillos, secadores de pelo, vibromasajeadores, hojitas de afeitar, navajas, talqueras, bolsas de agua y guías telefónicas.

LANDRÚ
Imagen de 1934. Vélez 1 – 0 River
Las Crónicas de El Gráfico

1934. Vélez 1 – 0 River

Crónica en fotos de lo que fue victoria de los de Liniers. El 26 de agosto, por la Fecha 22 del campeonato, Vélez Sarsfield derroto a River Plate en una recia lucha y por el mínimo score.

Imagen de 1952. El accidente que casi le cuesta la vida a Fangio
Las Crónicas de El Gráfico

1952. El accidente que casi le cuesta la vida a Fangio

“El Chueco” llega a Italia sin dormir para correr el GP de Monza. En la segunda vuelta pierde el control de la Maserati y tras varios vuelcos sale despedido del auto para caer de cabeza en la pista. Esta es la crónica de Borocotó.

DEJÁ TU COMENTARIO