Las Entrevistas de El Gráfico

El hermano de Luis Suárez y su pasión inexplicable por la Acadé

Por Martín Mazur · 18 de febrero de 2015

El mayor de la familia juega en Guatemala y es fanático de Racing: lo sigue a la distancia, pero aún no logró convencer al crack del Barcelona de hacerse hincha de la Academia.

Paolo Suárez responde el teléfono en Guatemala y, como buen futbolista uruguayo, se entusiasma al charlar con El Gráfico. Paolo tiene 34 años, es volante de Comunicaciones (pentacampeón guatemalteco) y es el hermano mayor de Luis Suárez, el crack del Barcelona. Cuando eran chicos, los ídolos de Paolo y Luis naturalmente pertenecían a distintas generaciones: uno admiraba a Rubén Paz y a Francescoli; el otro, a Batistuta y a Chevantón.

Paolo Suárez tiene 34 años y es una de las figuras de Comunicaciones, de Guatemala.Paolo Suárez tiene 34 años y es una de las figuras de Comunicaciones, de Guatemala.

Cuando jugaba en las inferiores del Basáñez, a Paolo le llegó una oferta para sumarse a Peñarol. “Era un contrato profesional, pero lo rechacé, porque soy hincha de Nacional. Y eso que yo no ganaba dinero en el Basáñez, recién estaba en la Cuarta, y con eso rechazaba muchos beneficios, pero no me importó”. Como él, Luis comparte el sentimiento furioso por el Tricolor.

La voz se asemeja, los rasgos, también; pero hay algo que separa a los Suárez: el equipo del que son hinchas en Argentina. “Yo soy fanático de Racing –cuenta Paolo– y a Luis le tira San Lorenzo. Lo quiero hacer hincha de Racing, pero cada quien nace con su corazoncito por su equipo. Nunca lo pude hacer cambiar”.

¿Y dónde comenzó la historia de amor entre Paolo Suárez y la Academia? “La Supercopa del 88. En ese tiempo, era difícil ver un partido a la distancia, no había tanta tecnología como hoy, no había cable ni nada, y fui con un amigo mío a verlo a un cuartel militar, donde había una antena que estaba pasando el partido. Así fue como empezó todo, ver esa hinchada, ver toda esa gente, esa locura. Fue amor a primera vista”.

¿Los cinco de la Copa Libertadores? No, es una foto de Navidad, con el pentacampeonato de Comunicaciones.¿Los cinco de la Copa Libertadores? No, es una foto de Navidad, con el pentacampeonato de Comunicaciones.

Paolo siguió toda la campaña del campeón con la misma pasión que cualquier otro hincha. “Acá son 4 horas menos, y en Argentina te juegan a distintos horarios. Cuando jugaba Racing, yo conectaba internet, el plasma y a ver a la Academia. La mayoría de veces de los últimos partidos por suerte ya venían televisados, así que ya no tenía que hacer tanto. Racing es un grande y mueve mucha gente, hay mucha hinchada a nivel mundial y por eso venían todos los partidos por la tele. Lo seguí con mucho sufrimiento, uno de los goles que más grité de toda la campaña fue el de tiro libre contra Quilmes, ¡salió un bombazo al ángulo!”.

-¿Qué es lo que más te conmueve del pueblo racinguista?
-Lo pienso y siento mucha emoción, porque el hincha de Racing es como el hincha uruguayo, todo justito, todo apretadito, y así es Racing. Son poquitos los partidos que ganamos por más de dos goles. Por suerte, ahora que vino Milito, es uno que no te perdona y te da muy buenos respiros, te permite terminar algún partido bastante tranquilo, pero el 85% de partidos han sido jodidos. Ahora obviamente el jugador que más admiro es Milito, pero cuando ganamos el título con Mostaza, mi preferido era la Chanchi Estévez.

-¿Estuviste alguna vez en algún partido de Racing?
-Lamentablemente no, no conozco el Cilindro, el tema económico nuestro era un poco jodido, después me vine a Centroamérica, primero El Salvador, después a Guatemala, pero ir a la cancha de Racing es uno de mis sueños. Con mi hijo, Agustín, siempre bromeo que el sueño mío es que vaya a jugar algún día a Racing, o aunque sea juegue un torneo contra Racing. Porque pinta para ser futbolista también.

El volante uruguayo se hizo hincha de Racing por la Supercopa del 88 y ya convenció a su hijo de ser de la Academia.El volante uruguayo se hizo hincha de Racing por la Supercopa del 88 y ya convenció a su hijo de ser de la Academia.

Agustín es hincha de Nacional, de Racing y... del Real Madrid. “El tío ya lo sabe. Y eso que ha intentado, le ha mandado camisetas, pero él le contestó: ‘Tío, no tengo la culpa si te fuiste al Barça’. 

Paolo sabe que su hermano se está entendiendo cada vez mejor con Messi, y que el Barcelona viene en un envión difícil de detener. “Fuimos hinchas del Groningen, Ajax, Liverpool... y ahora somos hinchas del Barcelona, querés que los equipos que esté él, salgan campeones. Y a Luis lo veo cada vez mejor. Llegó con un cartel muy grande por la cantidad de goles que hizo el Liverpool, situaciones de gol tiene, mucho sacrificio, veo un Barcelona que está en un gran nivel, quizás tuvo algunos partidos que le costó, ahora siento que no los para nadie. No es fácil llegar a un equipo y encajar, ojo. Y poder verlo con Messi y Neymar es muy bueno. Uno se da cuenta de que ellos se llevan bien adentro y afuera de la cancha, aunque yo de esas cosas no le pregunto, hablamos más de la familia”. 

Antes de ir a Guatemala, tuvo un paso muy destacado por Metapán, en El Salvador.

Antes de ir a Guatemala, tuvo un paso muy destacado por Metapán, en El Salvador.



Paolo sueña con llegar al sexto título consecutivo para quedar en la historia del Comunicaciones, “un club donde Diego Latorre dejó una muy buena imagen”, acota. “Por aquí se habla muy bien de Diego, como jugador fue increíble, como persona, también. Y además, jugó en Racing”.  

Paolo Suárez, una pasión inexplicable.

Martín Mazur
@martinmazur
Imagen de 2011. BROWN 100X100
Las Entrevistas de El Gráfico

2011. BROWN 100X100

A través de 100 respuestas José Luis Brown, el gran Tata campeón del Mundo ‘86, repasaba con El Gráfico sus comienzos, su triunfal carrera y lo difícil que es dejar de jugar al fútbol .

Imagen de El Hacha Ludueña, en primera persona
Las Entrevistas de El Gráfico

El Hacha Ludueña, en primera persona

En el día de su cumpleaños número 65, compartimos una nota del año 2013 de quien supo ser un lujoso volante y que brilló en el inolvidable Talleres de los 70 y también en la Selección con Menotti.

Imagen de 1973. "Te agradezco, Señor, mis  gambetas"
Las Entrevistas de El Gráfico

1973. "Te agradezco, Señor, mis gambetas"

Bajo la tribuna de Independiente, Ricardo Bochini, de 19 años, recibe a El Gráfico en la pieza donde vive: “Aquí se sueña. Aquí se espera el momento de triunfar y de comprarle una casa a los viejos”.

DEJÁ TU COMENTARIO