Las Entrevistas de El Gráfico

2008. El jugador de la gente

Por Redacción EG · 16 de diciembre de 2019

Carlos Tévez estaba pasando por un gran momento en su carrera, en esta entrevista habla de la Selección, de Messi y de la sensación que le generaba ser dirigido por Maradona.

El porton del complejo que tiene la AFA en Ezeiza está cerrado. Es el arranque de octubre de 2009, dos días antes de que la Selección Argentina parta hacia Montevideo a jugarse la clasificación para el Mundial de Sudáfrica. Son las 19.15 y, uno a uno, después del entrenamiento, los futbolistas aprovechan su último día libre y casi que huyen del lugar. Se entiende, la mayoría juega en el exterior y no les queda demasiado tiempo para ver a sus familias en este tipo de viajes. Afuera hay más de 200 personas que esperan por una foto, una sonrisa, un saludo, beso, autógrafo, algo de los ídolos... Pero nada, ellos se van en fila, bajar es casi imposible porque no terminarían nunca de cumplir con todos esos deseos.

De golpe, aparece Carlos Tevez. Su auto – negro, de ensueño, bajito, ruedas bien anchas, motor ruidoso, vidrios oscuros– deja bien claro que llega él (aseguran que hay solamente tres unidades de ese modelo en la Argentina, por lo que con eso se achica el margen de error). Carlitos encara al portón y de repente frena, se baja, y empieza... Besos, fotos, saludos, autógrafos; hasta por teléfono habla con alguien que un fan del otro lado le hace escuchar. Todo con una sonrisa enorme que en ningún momento desaparece. Son casi las 20.15. Carlitos se pasó 35 minutos saludando y cumpliendo con lo que él considera “lo mínimo que tengo que hacer, después de todo el cariño que me da esta gente”. Ahí está, ese es “El jugador del Pueblo”. El que todos quieren. El que pelea por un lugar desde el arranque en el equipo de Diego Maradona. El que tiene a Sudáfrica desde hace rato entre ceja y ceja. Carlitos, para todos, simplemente eso.

La comunicación es telefónica y de larga distancia. Tevez tiene la mirada en el Mundial. Todavía tiene mucho por jugar con Manchester City, es cierto, pero la Copa del Mundo ya le empieza a hacer ruido. Acepta el diálogo, y la primera pregunta apunta a cómo es eso de ser el jugador del pueblo. Recuerda la anécdota del portón “como algo normal”. Pero infla el pecho: “Para mí es un orgullo que la gente me considere de esa manera. Es algo muy lindo eso. No sé por qué es. Las cosas que me salen son naturales. Dar un autógrafo, una foto, un saludo, es algo que no me cuesta nada y sé que da felicidad. Por eso lo hago”, explica con la misma sencillez con la que define frente a un arquero.

 

Tévez en Manchester City. Jugó entre 2009 y 2013.

Tévez en Manchester City. Jugó entre 2009 y 2013.

 

Simplicidad pura, porque Tevez no se detiene en ser el jugador del pueblo y hasta trata de no prestarle demasiada atención a un estudio de la consultora de tendencias de consumo Kitelab, que en un sondeo de mercado con una muestra de más de 600 personas lo deja como el jugador más marketinero de la Selección Argentina, incluso por sobre Lionel Messi. Desde Kitelab argumentan que “Tevez genera mayor cariño, mayor carisma por su origen humilde, gracias a haberse hecho ídolo primero localmente y a su actitud en general dentro y fuera de la cancha”.

Según el estudio, Tevez tiene –en una escala del 1 al 5– 4,56 puntos, contra 4,42 de Messi. Carlitos es, además, el futbolista argentino más elegido por las empresas locales para que respalde sus productos en una Copa del Mundo que lo que tendrá de sobra serán publicidades. Tevez es nacido en Fuerte Apache, es cierto, pero querido en todas partes. Tanto que Nike, la empresa que lo viste, hizo un estudio a nivel nacional y lo dio como el más querido de los futbolistas argentinos. Tevez logró el 25 por ciento de aceptación; Messi, el 22; Mascherano, el 17; y Verón, el 11, entre los jugadores que “más ganas y garra muestran dentro de la cancha”. 

Hay datos que no tienen discusión, que no la resisten. Tevez es puro carisma. Y no es casual que al repasar su carrera futbolística en cada uno de sus clubes él haya logrado la idolatría. Pasó en Boca, cuando fue campeón de todo y sus hinchas lo pusieron en el tope de las preferencias y a la altura de héroes modernos como Martín Palermo, Guillermo Barros Schelotto y Juan Román Riquelme. Se repitió en Corinthians donde, desde su llegada al club junto a Javier Mascherano, fue el preferido de los torcedores del conjunto paulista, al que llevó al campeonato. De ahí, dio el salto a West Ham de Inglaterra y sus goles salvaron al equipo del descenso y por eso los hinchas del martillo aún hoy lo tienen como uno de sus héroes contemporáneos. A la hora de pasar al Manchester United, el “Argentinian, argentinian” se repitió muchísimas veces. Allí logró el título de la Premier League y el único momento de conflicto se dio cuando fue por otros horizontes “buscando continuidad, sobre todo”. Pero en el United también se lloró su salida e incluso en el día de la consagración sus hinchas les dedicaron cántitos especiales a las autoridades para que cerraran su permanencia. Algo casi único. Se mudó al Manchester City, clásico rival del United, y esa sí que fue una apuesta. Pero Carlitos aclara: “Los hinchas del United, cuando me los cruzo en la calle, me entienden. Yo no huí del United, me fui porque no jugaba seguido. Quería cambiar y se dio lo del City, no fue a propósito ni mucho menos. Se dio así. Por suerte, los del City también me quieren mucho”, afirma.

Pero claro que independientemente del marketing y del cariño de la gente, Tevez es fútbol. Y en el Manchester City le va más que bien en ese sentido. La llegada de muchas estrellas logró armar un buen equipo y la clasificación para la próxima edición de la Champions League está cercana. Soñar con el título es algo que está en la cabeza de todo el City, pero parece que esa pelea llegará la temporada que viene.

Hoy, la discusión pasa por saber si será o no titular en el equipo de Maradona, que tiene que jugar en la primera ronda de Sudáfrica 2010 contra Nigeria, Corea del Sur y Grecia. En principio, da la sensación de que la respuesta es negativa y que Maradona se inclinaría por un 4-4-2, con Messi e Higuaín como delanteros. Ese es el pie justo para que arranque la charla futbolera.

Su primer equipo en Europa fue el West Ham, donde jugó en la temporada 2006/07.

Su primer equipo en Europa fue el West Ham, donde jugó en la temporada 2006/07.

–Las encuestas en general te marcan siempre como titular por más que Messi e Higuaín estén en gran nivel. ¿Podrías arrancar vos desde más atrás? ¿Pueden jugar los tres?

–La verdad es que todos queremos jugar siempre. Pero acá se trata de la Selección, de un grupo de jugadores que, por suerte, ya se conocen bien. Estamos hace ya un tiempo largo jugando juntos y estamos en el buen camino. Vamos a llegar bien al Mundial, con un grupo fortalecido, que tira para un mismo lado, con el objetivo de que Argentina sea campeón del mundo. Yo puedo ser punta o arrancar de más atrás aunque ahora hace rato que no lo hago porque en el City estoy más de delantero-delantero. Acá lo importante es que Diego tenga variantes como para elegir.

–¿Sentís que de las otras selecciones empiezan a mirar a la Argentina de otra manera por el nivel de ustedes?

–Siento que la Argentina es muy reconocida. También entiendo que el público argentino tenga más expectativas y que critique a la Selección si no juega bien y no gana por muchos goles, porque está acostumbrado a eso y porque se ilusiona ya que a muchos de nosotros nos va muy bien en nuestros equipos. De ese tema hablamos bastante entre nosotros y tenemos claro que ese tiempo previo al Mundial nos va a venir bien. Estar todos juntos, entrenar y compartir el día a día va a servir mucho.

–Hablan entonces también de por qué en sus clubes sí y en la Selección no...

–Claro. Pero las respuestas son casi las mismas en todos nosotros. Porque entendemos que en nuestros clubes practicamos mucho con nuestros compañeros y sabemos de memoria quién pasa por atrás, quién espera el pase al pie, quién prefiere ir a buscarlo... y cosas así. Yo lo que digo es que en el Mundial vamos a estar bien, van a ver.

–¿Como te gustaría jugar en la Selección?

–Yo quiero estar. Dar lo mío. Si es desde adentro, mejor; si no, apoyando desde afuera. Puedo ir de punta o de más atrás, como ya te dije. Pero estar ya es importante. Uno va aprendiendo un montón de cosas y madura mucho con el tiempo, entendiendo lo importante que es ser parte de la Selección Argentina. Y encima esta Selección tiene a Maradona de entrenador, que es algo hermoso. Porque nosotros lo admiramos mucho, y hoy lo tenemos al alcance de nuestra mano y lo escuchamos un montón.

Con la Selección Argentina disputó los mundiales de Alemania en 2006 y Sudáfrica en 2010.

Con la Selección Argentina disputó los mundiales de Alemania en 2006 y Sudáfrica en 2010.

–¿Es fuerte que los dirija Maradona o ya se acostumbraron?

–Ser dirigido por Maradona es lo mejor que nos pudo pasar a los chicos que lo tuvimos de ídolo. El nos ayudará a recuperar la mística que tuvo la Selección cuando estaba Diego. Todo lo que dice motiva, nos empuja para adelante. Es muy fuerte su presencia en un vestuario: te da confianza, te hace sentir importante.

–Como compañeros, ¿ustedes entienden por qué Messi es uno en Barcelona y otro en la Selección?

–Pasa un poco por eso de saber cómo juegan tus compañeros en el club y de no conocerte tanto con los de la Selección. Por eso digo que va a ser importante estar todos esos días juntos en la previa del Mundial. Messi es un grande. Yo he tenido la oportunidad de jugar con otros grandes jugadores como Rooney, Cristiano Ronaldo, Robinho, Agüero, un montón. Y eso también lo agradezco. Porque aprendo de ellos y porque sé que puedo dar mucho más y seguir aprendiendo.

–¿Que cambió en estos meses para que volvieras a un excelente nivel?

–Se dio así. Me adapté bien al Manchester City y empecé, sobre todo, a encontrar el arco más seguido, je. Mirá, cuando llegué a Inglaterra, tuve que aprender a desprenderme rápido de la pelota. Físicamente yo soy fuerte y veloz, pero debí entender que si no soltaba la pelota enseguida, la perdía. O sea, mi cabeza tuvo que hacerse fuerte y veloz como mis piernas. Ahí me empezó a ir bien en el West Ham. Y mi temporada allí me hizo crecer mucho, porque nunca había peleado un descenso y eso te fortalece mucho desde la cabeza. Después, en el United, la pelea pasó por ganarme un lugar y por la lucha por el torneo; y ahora, en el City me acomodé rápido. Uno va aprendiendo...

–Alguna vez dijiste que nunca sentías presiones jugando al fútbol, ¿es tan así?

–Claro. Yo jamás siento presión por jugar al fútbol. Desde chico que juego para divertirme, y es lo que trato de hacer siempre. A veces lo logro; a veces, no. No me presiona ni un partido amistoso, ni un Mundial, ni nada. Yo, desde pibe, me esforcé mucho por llegar alto y lo de las presiones no es un tema que me preocupe.

En 2005 y 2006 jugó en Corinthians, llegó a ser muy querido por los torcedores.

En 2005 y 2006 jugó en Corinthians, llegó a ser muy querido por los torcedores.

Es pueblo Carlos Tevez. Y lo respalda en un montón de acciones. Y hasta eleva su valor con gestos sin interés que llenan de alegrías a otros. Como cuando el año pasado arregló todo para que su representante, Adrián Ruocco, llevara a los chicos de la escuela a la que él fue en sus tiempos de Fuerte Apache, para que conocieran el complejo de la AFA en Ezeiza y a los jugadores de “la selección local”, quienes se brindaron y sacaron fotos durante largo rato, además de dejarles a los chicos muchos regalos.

Algunos aseguran que eso de "El jugador del Pueblo" es una frase made in Marcelo Bielsa, en tiempos en los que el entonces entrenador de la Selección Argentina percibió la química entre los hinchas y Carlitos. Eran épocas de la Copa América 2004, en Perú, y Tevez era el preferido de los peruanos y siempre pasaba más de una hora por día firmando autógrafos y repitiendo aquello de “es lo menos que puedo hacer ante tanto cariño”. Otros no distinguen el momento exacto en el que la sentencia le cayó justo. El simplemente asegura: “A cada equipo al que voy, le doy todo de mí. Es una regla. Me sale así. Y en cuanto a la Selección, la cuestión es simple: para mí no hay nada más lindo que jugar con el seleccionado. Con la camiseta celeste y blanca me voy a cualquier parte, porque me gusta ser el jugador del pueblo. La gente sabe que doy todo por esta camiseta”.

Y claro que hay un dato no menor en esta historia celeste y blanca de Carlitos. Porque este pibe nacido en Fuerte Apache supo de muchos sacrificios hasta llegar a ser quien es. Y desde los 13 años se pasó más de la mitad de sus días de adolescente en el predio de la AFA, en Ezeiza. Porque desde esa edad fue convocado para las selecciones juveniles. Y siempre estuvo y dio el presente dejando lo que fuera por ser parte de la historia en celeste y blanco. Ese predio es el mismo que todavía hoy lo tiene en el día a día. Y obvio, a la hora de elegir a su jugador preferido, la mayoría de los empleados de limpieza, cocina, jardinería e inclusos los guardias, votan por “Carlitos” casi al unísono. Ese Tevez sigue siendo el amigo de sus amigos y el mismo de siempre con ellos. Y del que quieren hacer una película de su vida, arrancando en su origen humilde y pasando por todos los episodios de una vida que ya merece ser filmada.

Lo seguro es que Tevez es ídolo donde otros no pueden. Logró que en Corinthians se hayan roto todo tipo de récords con la venta de su camiseta en los tiempos en los que él estuvo vistiendo los colores del popular equipo paulista con el que ganó el Brasileirao. Hace que el “Argentinian, argentinian” se haya repetido constantemente en West Ham, Manchester United y Manchester City. Y hasta logró que la gente baile imitando sus festejos goleadores y que la filmación de esos videos sean de los más visto en You Tube, después de que ese bailecito fuera bautizado como el “Do the Tevez”, algo así como “hacé la de Tevez”. Unico.

Es el jugador del pueblo” y festejó su hat-trick ante el Wigan del mes pasado con un gran abrazo con los hinchas del City, que no podían creer su atrevimiento y frescura. Mientras sus compañeros escuchan hip hop y rap, él sigue con “la cumbia” y “Piola Vago”. Juega al golf, “para distenderme. Lo empecé en San Pablo, está bueno”, como su mayor rareza. Y hasta confiesa que se acostumbró tanto a manejar por la derecha en Inglaterra, que en Buenos Aires muchas veces hace lío con su autazo negro. Ese que brilla. Que es único. Que parece una nave espacial. Que no es terrenal. Que no es como él. Como Carlos Tevez: “El jugador del Pueblo”, simplemente.

 

Entre 2007 y 2009, jugó en Manchester United.

Entre 2007 y 2009, jugó en Manchester United.

 

 

Diseñador y desarmamentista

Tevez es pueblo. Y Nike, la empresa deportiva que lo viste y que lo tiene como una de sus máximas figuras mundiales, aprovechó ese vínculo especial con la gente para presentar la línea de ropa de Carlitos.

Así, Nike presentó la línea de ropa urbana TVZ, que incluye remeras, zapatillas y buzos, entre otros productos. Bajo el concepto “Cultura Apache”, la marca intenta plasmar en la ropa todo lo que el origen del potrero de Tevez representa. Fue el propio Tevez quien participó con sus dibujos, gustos (todos los colores son sus preferidos: rojo, negro y blanco) e ideas en la producción de la ropa. Hay escudos y tipografías que representan el origen y la personalidad de Carlitos y todas las prendas tienen una etiqueta interna que describe la trayectoria del jugador.

Tevez es el segundo jugador de fútbol en el mundo en tener su propia línea de ropa Nike. El primero fue Ronaldinho y otros deportistas como Michael Jordan, LeBron James, Tiger Woods, Agustín Pichot y Manu Ginobili ya tienen las suyas.

Pero Tevez también se compromete con la sociedad en muchos aspectos. Además de colaborar desinteresadamente en forma permanente con muchas fundaciones y obras a las que prefiere no hacer referencia, ya que su idea es ayudar en silencio; también participó en una campaña contra las armas de fuego, de cara al Mundial de Sudáfrica.

 

En el City ganó tres títulos.

En el City ganó tres títulos.

 

Así, Tevez posó con una remera contra las armas como parte de la campaña que lleva adelante el IANSA (Red Internacional de Acción contra las Armas Ligeras), para celebrar la prohibición de las armas de fuego dentro de los estadios del Mundial.

 

 

Por Hernán castillo (2008).

Fotos: Alejandro Del Bosco.

Imagen de 2013. Pedro Monzón 100x100
Las Entrevistas de El Gráfico

2013. Pedro Monzón 100x100

Las cien respuestas de Pedro Damián Monzón. Brilló en Huracán. Fue multicampeón con Independiente y subcampeón mundial en la selección. Un luchador en la cancha y en la vida.

Imagen de 1981. Patoruzú llegó a la Selección
Las Entrevistas de El Gráfico

1981. Patoruzú llegó a la Selección

Corre, quita, define… Víctor Hugo Heredia, uno de los nuevos que convocó Menotti. Comparte la alegría junto con su familia y amigos, pero también sabe de la exigencia que implica esta convocatoria.

DEJÁ TU COMENTARIO