Las Entrevistas de El Gráfico

1994. Ivan Lendl en Buenos Aires

Por Redacción EG · 30 de septiembre de 2019

En el marco de la participación en un torneo organizado en nuestro país, Ivan Lendl recibió a El Gráfico y le concedió una entrevista donde dejó definiciones concretas ya en el final de su carrera.

Argentina es algo especial para mí. Aquella Copa Davis que ganamos en el '80, en Buenos Aires, cuando ustedes tuvieron tantos problemas internos, fue mi primer gran triunfo internacional. Encontré la seguridad que me faltaba, terminamos logrando el trofeo que debió ser de Argentina con Vilas y Clerc (le ganaron 4-1 la final a Italia, actuando por Checoslovaquia. que fue la única vez que la conquistó) y yo me convertí en un top-ten. Esas cosas, cuando uno comienza, son difíciles de olvidar...

-¿Quién era más difícil para vos: Vilas o Clerc?

-Los dos, pero de diferente manera. Con Batata nos conocíamos desde juniors, somos amigos y jugaba mí mismo tipo de tenis. Era una generación muy fuerte porque estaba Mc Enroe e Ycaza, sin embargo el N° 1 terminó siendo Heinz Gunthard, el mismo que hoy es coach de Gral. José Luis tenía una gran facilidad, me superaba en velocidad (tanto que terminó 8-6 adelante en los enfrentamientos entre ambos), en cambio con Guillermo uno sabía que entraba a la cancha a tal hora, pero no cuándo sella. Era de la generación anterior, a la que nosotros soñábamos con ganarle, como a Borg o Connors...

Lendl se ubica detrás de Connors y Federer como el tenista que encabezó el ranking por más tiempo.

Lendl se ubica detrás de Connors y Federer como el tenista que encabezó el ranking por más tiempo.

Hoy, Iván Lendl está más distendido y afable, en el player's-lounge del U. S. Open 94, que el hosco e impenetrable personaje que uno encontraba a mediados de la década del 80, cuando era el indiscutido campeón mundial. Y hoy sigue siendo un jugador altamente competitivo, pese a sus 34 años y sus 4 hijas. Una pasión que recién se entiende cuando se lo escucha analizar más de una década de tenis que lo tuvo como principal protagonista y su vida actual:

• Ahora me levanto a las seis de la mañana para llevar a mi hija Marika al colegio y de allí me voy al gimnasio. Si por la mañana no transpiro un rato, no me siento bien por el resto del día. Hacer ejercicios temprano es fundamental para mí. Odio dormir. Me gusta ser un hombre de familia y mi mayor desafío para más adelante es cumplir el papel del mejor padre que pudieran desear mis hijas. Pero creo que aún puedo jugar al tenis, cuando quiero y en lugares que me gustan, por dos o tres años más, inclusive superando mi nivel actual".

• "Sé que, cuando me retire, deberé canalizar por algún lado mi espíritu competitivo. El golf puede ser la salida, aunque no estoy tan loco como para pensar en ser profesional, pero sí un buen jugador de club. Desde chico no soportaba perder y hoy me cuesta dejarle ganar a algo a mi hija mayor".

 

Su otra pasión, el golf.

Su otra pasión, el golf.

 

• "Hoy soy mejor jugador que cuando era N° 1 del mundo. A veces veo las finales de Wimbledon '80 y '81 contra Mc Enroe, y no puedo creer que fuéramos tan malos jugadores. Obviamente yo, a mi edad, no pude progresar tanto llegado un momento como los actuales, pero sé que hago mejor las cosas que antes".

• "La gente dice que el tenis actual es aburrido y, a veces dentro de la cancha, también es así. No hay mucha diversión cuando un tipo saca y hace un ace o una doble falta. Jugar el punto es lo divertido. Pero ahora es así..."

• "Lo único que detesto del tenis es que ya no soporto los aeropuertos. Y lo que más me gusta es trabajar con Tony Roche (el australiano que fue su coach en sus grandes momentos) en mi propia cancha, para después salir a andar en bicicleta o jugar al golf. Luego sí, me dedico a mis hijas, a la familia".

 

Siempre fue tildado como un jugador frío y serio.

Siempre fue tildado como un jugador frío y serio.

 

• "Mi gran rival fue John Mc Enroe, precisamente porque éramos muy distintos. Para él ser el N° 1 era una posesión, mientras que para mí era un premio. John tenía una gran facilidad y yo debía trabajar muy duro para lograr las cosas que él hacía por instinto. Lo único  que hubiera deseado es haber comenzado a trabajar físicamente cuando era niño y no de adolescente. Ahí sí habría sido mucho mejor jugador".

• "La gente me trata mejor ahora que cuando era el campeón del mundo. Creo que el público se siente un poco alejado de quien está cerca de la perfección haciendo cualquier actividad. Cuando adivina que empieza a decaer, lo siente más humano".

• "Nunca tuve problemas de relación, porque supe quiénes eran los que se acercaban al campeón y quiénes eran amigos. Por eso ahora vivo tranquilo..."

• "Para que la gente entienda con facilidad cómo fue la evolución del tenis, les diría que yo tomé como ejemplo el juego de Borg y le agregué saque y agresividad. Luego un tenista como Jim Courier, quien creo que es el más parecido a mí dentro de la nueva generación, le adosó la fuerza. Así se va desarrollando la evolución de un deporte y por ello no sabría cómo puede seguir más adelante. Alguien llegará con una nueva propuesta que dé resultados y todos intentarán seguirlo". Es cortante, sabe de lo que habla y lo define con rapidez. Sin embargo, hay un tema que hoy lo preocupa más que cuando era campeón mundial:

 

Ganó ocho Grand Slam, nunca pudo conquistar Wimbledon.

Ganó ocho Grand Slam, nunca pudo conquistar Wimbledon.

 

• "Lo único que deseo dentro de algún tiempo es poder volver a mi país, al que no voy desde hace 13 años. Pero como un desconocido. Ver el departamento, la escuela y las calles en las que me crié en Praga. Poder estar con mis amigos de la infancia e ir a mi viejo club a jugar un partido de tenis. Cuando estuve allí en 1990, me sentí ridículo. No podía ir donde quería, decir lo que pensaba o caminar por cualquier lugar. La separación de checos y eslovacos es lógica, ya que ellos (por los eslovacos) quieren seguir en el socialismo y los checos proponen una economía liberal. Eso, dentro de un mismo país, era imposible. Por suerte, todo se puede hacer sin mayores problemas, porque otra Yugoslavia hubiera sido terrible..."

Allí tiene su pensamiento. Dominó el tenis, entró en su historia y sigue con la misma pasión de sus grandes hazañas. Usted lo podrá comprobar a partir del 7 de noviembre próximo cuando entre a la cancha en el Buenos Aires Lawn Tennis Club. Vale la pena estar allí para verlo.

 

 

Por LUIS A. HERNANDEZ (1994).

Fotos: ADRIANA GROISMAN y TIM O'SULLIVAN/ GAMMA

Temas en esta nota:

Imagen de Loco Montenegro: infierno y paraíso
Las Entrevistas de El Gráfico

Loco Montenegro: infierno y paraíso

Es el personaje más carismático del básquet argentino. Garantía de espectáculo, dueño de una historia fascinante y el referente de una generación.

Imagen de 2006. Carrario 100x100
Las Entrevistas de El Gráfico

2006. Carrario 100x100

Silvio Carrario jugó en innumerable cantidad de equipos, dice que volvería a todos, cuenta sus pasos por los grandes como Boca y Racing y también por el resto de los clubes.

DEJÁ TU COMENTARIO