Las Entrevistas de El Gráfico

1995. Bilardo: ¨Todos los técnicos son Bilardistas¨

Por Redacción EG · 10 de septiembre de 2019

El director técnico campeón del mundo en México le brinda una entrevista a El Gráfico donde analiza cómo estaba el fútbol en aquel momento y dice que todos los entrenadores priorizan el resultado.

-Carlos, ¿qué es de su vida?

-Acá, en Torneos y Competencias todo el día... Y también, un poquito, sigo con mi proyecto de las escuelas.

-¿Cómo se podría definir lo suyo? ¿Es un periodista, un empresario, un asesor?

-No, no... Yo me encargo de toda la parte deportiva. Qué partido sirve organizar, qué equipo es bueno traer. Y hay otras cosas: acá vienen presidentes de clubes y me consultan, qué jugador pueden comprar, qué tal éste, qué tal es el otro...

-A eso quería llegar. ¿Es un intermediario?

-iNOOOO!, ellos vienen y me preguntan si sirven o no, nada más.

-¿Toda esta actividad le ha permitido olvidarse definitivamente del director técnico?

-No, no... Por eso sigo, porque me voy enterando de lo que pasa afuera. Lo que yo antes hacía en mi casa y solo, ahora lo hago como profesión, para este programa que tengo en TyC Sports...

-Me refería a su actividad como director técnico. Su alejamiento es definitivo...

-No, no... vos sabés muy bien que yo nunca digo definitivo. Digo por ahora...

-Usted es un observador privilegiado, en definitiva. ¿Cómo ve al fútbol argentino?

-No sólo el fútbol argentino, ¡el-fútbol-del-mundo! está diez años atrasado.

Discípulo de Zubeldia, Carlos Bilardo comenzó su carrera como director técnico en Estudiantes en 1971.

Discípulo de Zubeldia, Carlos Bilardo comenzó su carrera como director técnico en Estudiantes en 1971.

Desde el punto de vista táctico y desde el punto de vista técnico... Porque hoy se juega -y ahora sí hablo de los argentinos- como les enseñaron a los chicos.

-¿Cómo?

-Mal. No les han enseñado nada, directamente. Entonces es normal que erren un pase de dos metros. Yo hice reuniones con los técnicos de divisiones inferiores en el año '87. Y les dije que los países africanos, asiáticos, los más chicos de Europa como Noruega o Suiza, nos iban a alcanzar.

-En parte estoy de acuerdo y en parte, no. Japón acaba de decepcionar en Arabia, por ejemplo.

-Está bien, pero antes ni competían.

-Lo que usted quiere decir es que Argentina se quedó con respecto a la evolución de todos los demás.

-Exactamente. Y te explico por qué nos estamos quedando desde el punto de vista técnico. Primero, divisiones inferiores: se prueban 1.900 chicos, quedan 15 y llegan 5. Ellos me cuentan esto, ¿eh?, los entrenadores que trabajan abajo: "Vienen los técnicos profesionales y se llevan todo, dirigen cinco partidos, los echan y no nos dejan nada, no tenemos ropa, no tenemos cancha..." Entonces, ¿cómo van a salir jugadores?

-Con este panorama, ¿es falsa la idea generalizada de que el fútbol argentino vuelve a vivir un gran momento, con la aparición de una generación espectacular?

-Es que aparecieron jugadores en todas partes. En España, en Brasil, en cualquier lado... En el fútbol argentino van a seguir apareciendo, pero cada vez nos van a emparejar más. Te doy un ejemplo: ¿cuándo, en nuestra historia, iban a venir tantos jugadores colombianos, panameños y de todos lados? Están buscando en África, algo está pasando...

-¿Esto qué quiere decir?

-Que los equipos grandes, por ejemplo, están llenos de delanteros extranjeros. Por eso, decimos que apareció una camada... ¿Una carnada de qué? River juega con Ortega y Francescoli, Boca con Martínez y Da Silva... Ahora están buscando: rusos, rumanos...

-Tiene que ver con una cuestión económica, también...

-Sí. Pero el fútbol argentino, técnicamente, se ha quedado. Quieren parar la pelota y se les escapa un metro. Y ahora no hay espacios... Se les tendría que quedar pegada al pie. Entonces, ¿quién va a triunfar? El-jugador-más-técnico... ¿Nosotros tenemos jugadores técnicos? No.

-¿Ninguno? Nómbreme algunos que le gusten...

-Rambert es un chico que puede tener futuro... Pero la cosa es peligrosa hasta los 23 años: si a esa edad no se destapó, murió. Igual, a los delanteros hay que esperarlos más que a los defensores. Otro de los que me gustan es Bassedas: es un volante que puede jugar en cualquier lado, que tiene movilidad... Ahora, ¿qué pasa? Hay muchachos que no le pueden ni pegar a la pelota. Porque-no-les-han-enseñado... Eso es lo que yo les pedía a los técnicos de las inferiores: que les enseñaran. Y siempre me contestaban lo mismo: "No tenemos medios".

-Usted habla de un problema técnico y...

-...y táctico también. Todavía escucho, en la radio, en la televisión, que se dice marcador de punta...

-Bueno, es una cuestión dialéctica. No se va a aferrar a eso ahora...

-Vos decime qué hace el marcador de punta.

-Es un defensor que juega sobre el lateral, que tiene marca y proyección.

-¿Pero a quién marca?

-Es una cuestión de nombre, Carlos.

-Se sigue hablando de volante tapón...

- ¿Y?

-Que a los chicos les queda eso y no existe más. Y yo te hablo porque peleo desde la época de los wines. ¿Te acordás de los wines? Ya no se habla más. Bueno, ahora pasa lo mismo con los marcadores de punta.

-Insisto, es un problema de denominación, nada más.

-...Y de posición. Todavía hay jugadores que dicen que no pueden jugar "por ese andarivel". ¿Qué andarivel? Tenés que jugar en cualquier lado.

-Carlos, usted llevó al extremo esa teoría. Ni aunque tuviera diez Maradonas los iba a poner en cada una de las posiciones de la cancha...

-Diez no, pero dos sí. Hoy vos tenés a Redondo y Perico Pérez, y con los dos no podés jugar.

-Bueno, es una limitación del jugador.

-Ahí está. ¿Por qué? Porque no les enseñaron desde chicos. No encasillarlos como ocho, cinco, diez... Decime, por ejemplo, ¿quién es el wing derecho de River?

Su forma de trabajo, estar en todos los detalls, estudiar a los rivales, ver videos y empapar a sus jugadores con información. Explotar las falencias del contrario es muy importante.

Su forma de trabajo, estar en todos los detalls, estudiar a los rivales, ver videos y empapar a sus jugadores con información. Explotar las falencias del contrario es muy importante.

-Está bien, juega con dos puntas.

-Bueno, yo quiero que alguien escriba: "Bilardo-hace-ocho-años-tenía-razón-cuando-dijo-no-hay wines". Vamos al mediocampo: yo todavía escucho "andarivel derecho, andarivel izquierdo". Pregunto: Basualdo, ¿qué andarivel es?; Simeone, ¿qué andarivel es? Ahí está el atraso táctico argentino: no les han enseñado... Entonces, yo soy técnico de la Selección Argentina: convoco volantes, Escudero por la derecha, Bassedas por la izquierda. ¿Cuál me sale bueno de los dos? Qué sé yo, no sé, o Bassedas o Escudero. Pero de repente pienso: ah, mirá, tengo a Simeone; si funciona Bassedas, lo pongo por la derecha y si funciona Escudero lo pongo por la izquierda... ¡Mirá qué papita!

-Pero Simeone es, justamente, un especialista en la polifuncionalidad. Usted no puede pretender que todos los jugadores sean así.

-A Simeone, sí, hubo que hacerlo. Porque cuando lo poníamos en varios puestos, todos nos decían: "Están-arruinando-a-Simeone". Si no lo hubiéramos tenido nosotros, todavía está en el andarivel derecho... ¿Querés un caso de hoy? Lavallén. Passarella lo ubicó de marcador de punta. ¿Más? Altamirano, mirá qué papita tiene Rivér. ¿Hay muchos como Altamirano? No. ¿Otro? Hernán Díaz...

-Ese es un buen caso: Hernán nunca rindió como volante igual que como lateral. No todos pueden hacerlo.

-Pero puede jugar. A mí me interesa que conozcan todos los sistemas. Porque no me gustaría llegar a un club y decir: quiero jugar así. Y que los jugadores me contesten: "No sabemos". ¡Mieeerda!, a esta altura... Hay que conocer la zona, la marca al hombre, el off-side... Como yo veo jugar al off-side ahora es ¡ho-rri-ble! Como no se debe jugar... Un día nos sentamos con la videocasetera, en mi casa, ahora que viene el invierno, y te lo muestro.

-Hay una contradicción: usted pone ejemplos de idea suyas que se aplican y supuestamente son adelantadas, pero a la vez dice que el fútbol argentino está atrasado...

-Es que son ideas del Ochenta... Yo escuché decir el otro día: "Entra el defensor Pellegrino". ¿Pellegrino defensor? Hace unos años este chico era volante y yo le dije a Bentrón -que manejaba las inferiores de Vélez-: "Bentrón, ¿por qué no lo ponés en el fondo? Como va el fútbol en este momento, vos necesitás salida con alguien que sepa con la pelota. Aparte, en el medio, él va a tener problemas de espacio, por su físico..." Yo defiendo a Koeman, a Edinho, a esos... Pueden jugar de todo.

-Si todo es así, ¿por qué en la calle y en el ambiente está la clara sensación de que la nueva camada de técnicos -los Passarella, los Bianchi- ha evolucionado y los ha superado a ustedes -los Menotti, los Bilardo- fusionando las teorías?

-¿Qué tiene Passarella de Menotti?

-La personalidad que les inculca a sus equipos, la priorización del aspecto ofensivo...

-El otro día Babington dijo que le gustaba más Gallego que Passarella porque era más ofensivo, ¿lo escuchaste?

-¿Usted dice que PassareIla no tiene nada de Menotti?

-Vos mirá cómo están atrasados estos muchachos... todavía, ¿eh? todavía... porque vienen muy bien, ya no son los viejos que me mataban a mí... Yo estoy más de acuerdo con estos técnicos que con los de antes... Los de antes, vos sabés bien quiénes son, buscalos en EL GRAFICO porque no dirigen más...

-Bueno, usted tampoco dirige, hay una cuestión generacional.

-No, no, no, porque yo si quiero puedo dirigir, pero ésos no pueden dirigir más. Ya se atrasaron mucho, se fueron de acá, de acá, y de acá... Pero sigamos. Te doy un ejemplo para esto de las ideas y las corrientes que vos hablás. Declaraciones de Gallego, después de ganar el campeonato: Nosotros jugamos con un solo volante defensivo (Astrada), con dos volantes ofensivos (Berti y Cedrés)..." Pero como los periodistas son muy audaces ahora y saben, le preguntaron: "¿Te-nías puntas?" Dijo: "No... Porque tengo a Francescoli y Ortega".

-Pero Carlos, no vamos a dudar de las características de Francescoli y Ortega...

-¡Pará, pará! Lo que digo es que, antes, esta pregunta se la comían los periodistas. Ahora no... Quiere decir que se puede jugar sin delanteros. Ni Francescoli ni Ortega están catalogados como delanteros.

-Pero según usted no hay que catalogar: no puede decir que son jugadores sin sentido ofensivo.

-Pero no son puntas. Cuando yo ponía a Burruchaga, me decían: "Bilardo, hay que poner delanteros". Yo te digo que ésos no son delanteros. Punto y aparte. Burruchaga, jugando con Maradona y Valdano, era el Francescoli de mi equipo. Pero yo era defensivo. Y eso lo hacía también en el Estudiantes del '82, con Russo, Trobbiani, Sabella y Ponce. Esto tendría que haberlo hecho River hace diez años... Lo hizo recién ahora: ¡mirá si no están atrasados!

-Usted se metió con las denominaciones y yo le sigo el juego: de los técnicos nuevos, ¿quiénes son bilardistas?

-¿De los nuevos?

-Sí...

-Todos...

Su vida siempre vinculada al fútbol. La gloria la alcanzó en el Mundial de México en 1986, cuando salió campeón al derrotar en la final a Alemania por 3 a 2.

Su vida siempre vinculada al fútbol. La gloria la alcanzó en el Mundial de México en 1986, cuando salió campeón al derrotar en la final a Alemania por 3 a 2.

-¿No tienen diferencias con usted?

-No... bue, algunas pueden tener. Vamos a los ejemplos. Bianchi. Fue a San Pablo y jugó como le convenía jugar, le importó tres carajos todo. Fue, jugó así y ganó así. Punto y aparte. Passarella. Dice quiero esto, quiero esto y lo hace... Entonces, la gran diferencia es que antes eran unos men-ti-ro-sos, porque decían una cosa y hacían otra. Y ahora, la camada de ahora, hace lo que dice. Un día iba para la cancha de Huracán y escucho en la radio que Dezotti anticipa: "Vamos-a-jugar-a-la-ofensiva". ¡A la mieeerda! Frené, cambié y arranqué para Banfield, que era el que jugaba contra Newell's. Estaba parado Martino acá y tiraba pelotazos para Dezotti, pim, pim, pim, que corría solo arriba... ¡Lo de la ofensiva era una gran mentiral... Gallego dice: "Soy ofensivo porque jugué con un solo volante de contención". ¿Y jugaste con puntas? "No". Ah, bueno...

-Estoy de acuerdo con Gallego y en desacuerdo con usted.

-Para mí, sen-sa-cio-nal lo de Gallego, dijo la verdad: "No tengo puntas". Lo dijo Gallego, no yo, se habrá equivocado él...

-¿A usted le gustó lo que él hizo en River?

-¡Y cómo no me va a gustar si ganó todos los partidos!... Hablemos en serio: no podemos decir que un técnico es bueno después de un año.

-Usted dice que todos los técnicos nuevos son de su palo. ¿Cómo lo justifica?

-Muy fácil... Y te adelanto que voy a hacer un libro con esto: lo que se decía antes, lo que se dice ahora... Vamos por partes. Uno: pelota parada, antes estaba prohibido, era perder tiempo; hoy, sí. Dos: jugada del fuera de juego, era antifútbol; hoy, sí. Tres: marcar hombre a hombre, antes no se podía; hoy, sí...

-Ninguno de estos técnicos se caracteriza por mandar a perseguir, Carlos.

-Pero si hay que marcar a un tipo, se le arriman... Cuatro: conocer al rival, ¡sabes los quilombos que yo tuve por eso?; hoy, cada técnico tiene un ayudante que le informa. Cinco: la pretemporada, era perder el tiempo, a nosotros nos decían los militares; hoy no conseguís un lugar en la costa porque está todo lleno de equipo. Bueno, así se pueden enumerar un montón de cosas más: los técnicos de ahora las hacen, los de antes no las hacían.

-¿Quién es el mejor técnico de hoy en la Argentina?

-Ah, eso no te lo voy a decir.

-¿Y qué les falta?

-Que se ocupen de las divisiones inferiores, para que los chicos aprendan... Yo lo veía a Passarella cuando estaba en River: se le lesionaba un lateral, lo mandaba a Altamirano para un lado, a Lavallén para el otro, no tenía ningún problema...

-¿Usted dice que ellos no mezclaron dos teorías? Ellos no tienen como sistema el líbero y el stopper, por ejemplo...

-¿Y a mí qué me importa la táctica?

-¿Cómo que no le importa la táctica?

-No, no, ¿qué me importa la forma táctica? Tiene que saber usar cualquier sistema. Antes táctica era mala palabra, ahora se enseña en las escuelas de fútbol y ¡en-las-de-periodismo!

-¿No será que todo esto hizo menos atractivo el juego?

-¡No!, lo hizo más lindo, a mí me gusta más.

-Discúlpeme, pero prefiero coincidir con Valdano, que hace poco escribió en un libro algo que resume este pensamiento... A propósito, ¿va a leer ese libro?

-Sí, yo leo todo.

-Bueno, escuche lo que puso... "Los futbolistas retrocedieron dócilmente para prestarse a la revolución defensiva de los generales del banquillo. El juego se fue poniendo serio. Lo útil devaluó a lo bello y el resultado se hizo dictadura".

-Está bien, es así, tiene razón. El resultado es una dictadura. Si vos no vendes EL GRAFICO, te echan. ¿Qué querés que haga? Saldrán en la tapa jugadores que nunca jugaron a nada, pero que tienen la camiseta de Boca... Esto es rating, ahora vuelvo a vivirlo trabajando en la televisión.

-¿Renuncia a cualquier utopía?

-No, no renuncio: ¡sen-sa-cio-nal! Y vos no publiques el "Imperdible" esta semana. Para mí, los más lindo de todo son los que yo defendí siempre: los tipos que le pegan de punta y para arriba, que no saben jugar. Anotá: Sabella, Trobbiani, Ponce, Maradona, Enrique, Batista, Burruchaga... Pero, ¿de qué dos líneas o corrientes o ideas o como quieras llamarlo me hablas vos? Tomá nota, a partir del '78, ese título ganado por el Presidente, como dijo Javier Clemente en España. Tomá nota, dale: Barcelona, Atlético de Madrid, Peñarol, Boca, River, Boca, Alvarado -que vino y se fue-, Selección Mexicana... Esta escuela que vos decís, esta gente vivió diez años criticando y no ganó un título. ¡Uno! Dirigiendo a los mejores equipos del mundo...

También fue campeón dirigiendo a Estudiantes, en el Metropolitano de 1982.

También fue campeón dirigiendo a Estudiantes, en el Metropolitano de 1982.

-A propósito, en el mundo ¿cómo están los técnicos?

-Igual que acá, atrasados... Venía bien Beckenbauer, pero después se quedó.

-¿Y Cruyff y Valdano? No me va a decir que también son de su palo...

-Cruyff dirigió más tiempo, por eso se puede hablar. Tiene algo bueno: le interesa el rival, pone a Koeman, ponía a Goicoechea -que es un delantero como lateral volante en partidos fáciles. El-único-tipo-fijo-es-Guardiola...

-Bueno, hay una gran diferencia: él suma jugadores con características ofensivas en cualquier sector de la cancha. Lo mismo que está haciendo Valdano en el Real Madrid, con Luis Enrique en el lateral.

-Yo lo hice con Rafa Paz y Bango en el Sevilla.

-Ahora, ¿lo más característico de Cruyff es que cambia a los jugadores de lugar? Me parece que la cosa pasa más por la personalidad...

-Eso es relativo: en el Barcelona o en el Real Madrid la personalidad te la da la camiseta.

-Pero debe aceptar que lo de Valdano es innovador: juega con dos laterales (Quique Flores y Luis Enrique) que tienen alma de delanteros; un solo volante defensivo (que, en condiciones ideales, es Redondo), dos más que son media punta y delantero respectivamente (como Michel, cuando estaba bien, y Amavisca), un enlace (Laudrup) y dos puntas bien definidas (Zamorano y Raúl). Si eso no es diferente...

-Primero, te digo que Michel está desaprovechado desde hace seis años, porque es uno de los mejores mediapunta del mundo... Después, decime vos cuál es la novedad. Para mí no tiene nada de nuevo... Este equipo no juega contra la Selección Alemana como tuve que hacerlo yo; juega contra el Osasuna... En España, la Liga es Real y Barcelona, nada más.

-Bueno, así jugó contra el Barcelona.

-Y el Milan, equipo defensivo, también. Y le hizo cuatro.

-¿Por qué el Milan defensivo?

-Porque así salió en los diarios, porque Capello está catalogado como defensivo. Ganó cuatro a cero. Pero deja... ¿Qué vale en España? Salir campeón de Europa, lo demás no existe. La Liga es un trámite... Por eso a mí, hace unos años, cuando estuve a punto de arreglar con el Real Madrid, me dijeron: "Por un año no, por dos... Porque el primer año tiene que ganar la Liga y en el segundo lo que vale en serio: Europa..."

-¿Cómo se rompe este atraso de diez años que usted denuncia?

-Cuando los marcadores de punta dejen de serlo y no repitan el ir y volver por el mismo camino, abandonando los carriles, como se dice en España, y puedan moverse de los dos lados; cuando los centrales sean jugadores con manejo de centrocampistas para salir jugando, como yo decía de Pellegrino; cuando los mediocampistas puedan jugar atrás y adelante, con el señor Hierro, de España, o el señor Simeone como ejemplos.

-¿Y quiénes pueden cambiar esta tendencia ahora?

-Estos técnicos nuevos. Perfeccionando la enseñanza desde abajo. Para que aparezcan jugadores técnicos, que no hay... Jugadores que sepan pararla con el pecho, que sepan cabecear, que sepan tocar... El otro día uno se asombró: "¡Qué bárbaro Silas, cómo amaga! ¿Habrá algún argentino capaz de amagar así?" Y la primera respuesta fue: "Ortega". Decime otro, pensá tranquilo, porque no vas a encontrar... Otra cosa. El otro día Macaya Márquez comentaba un cabezazo y dijo: "¿Sabrán cabecear en el fútbol argentino?"

 

Su inconfundible perfil.

Su inconfundible perfil.

 

-¿Y usted qué piensa?

-Que no saben.

-Y usted, ¿le enseñó algo a alguien?

-Sí. Simeone aprendió. Pepe Basualdo aprendió. Chamot aprendió. Sensini aprendió. Juegan en cualquier lado. Tuvimos a muchos, ¿eh?

-Y también se equivocó.

-Sí, por supuesto. Saquen el porcentaje ustedes. Miren los que llegaron a jugar Mundiales. Tomá en cuenta en el '94, eso es lo importante: Goyco, Islas, Sensini, Chamot, Ruggeri, Cáceres, Redondo, Basualdo, Simeone, Balbo, Caniggia... Batistuta fue el único que no tuvimos. A todos los demás los formamos nosotros.

-Me sorprende su diagnóstico: la sensación generaliza-da es que el fútbol argentino reaccionó muy bien después del Mundial y que ahora goza de una generación de jugadores diferentes...

-¡No, no!... El fútbol argentino se quedó. Está atrasado diez años. Escuchame: '78, campeón; '82, mal; '86, bien; '90, bien; '94, mal... ¿Dónde está la evolución del fútbol argentino? Acá, del '82 al '86, cuando encontraron un tipo que se peleó con todo el país. Un tipo a quien, después de diez años, todavía no le dijeron: "Sí, señor, usted tenía algo de razón".

 

 

Por DANIEL ARCUCCI (1995).

Fotos: EDUARDO BISCAYART y FABIAN MAURI.

Temas en esta nota:

Imagen de 1984. El Mariscal aún cree en sus batallas
Las Entrevistas de El Gráfico

1984. El Mariscal aún cree en sus batallas

Fiel a su estilo, Roberto Perfumo va al hueso y en esta entrevista habla de su relación con Labruna, su paso por la Selección, su infancia, su familia y también su experiencia como DT de Sarmiento. Imperdible.

Imagen de 1934. Bidoglio, el gran Vico
Las Entrevistas de El Gráfico

1934. Bidoglio, el gran Vico

Una valiosa entrevista de Borocotó al gran defensor Ludovico Bidoglio, emblema de Boca y la Selección en el amateurismo. Origen, trayectoria y anécdotas de un jugador inmortal.

Imagen de 1996. Tinelli pone la tapa
Las Entrevistas de El Gráfico

1996. Tinelli pone la tapa

Hace 23 años El Gráfico entrevistaba a Marcelo Hugo Tinelli. Había llegado hasta la tercera de San Telmo. Fue periodista deportivo hasta que con Video Match se convirtió en el rey de la televisión.

DEJÁ TU COMENTARIO