Las Entrevistas de El Gráfico

1973. Chabay… siempre se la da por ganar campeonatos

Por Redacción EG · 09 de mayo de 2019

Osvaldo Ardizzone transforma su charla con Nelsón Chabay en un monólogo del recordado uruguayo que jugaba en Huracán. Una genialidad de un verdadero crack del periodismo deportivo.

Oigame… Que yo no soy nada más que ese Nelson Chabay, ese que usted ve en la cancha… Ese que usted, con razón, dice que le pega de punta, que no tiene lujos en el manejo, que no sabe irse al ataque, que no la sabe tocar... que no tiene habilidad para pisarla... Ese Chabay que usted se preguntó más de una vez cómo pudo entrar en un equipo como Huracán que, juega al toque, que tira paredes, que va adelante con siete puntos de ventaja... ¡No...! Si ya sé que usted lo dijo, como lo dice mucha otra gente... Y yo no se lo voy a discutir... Porque, en una de ésas, usted tiene razón... No soy tan ingenuo para empaquetarme de que soy figura... Por ahí me hubiese gustado serlo, como a cualquiera... ¿Para qué lo voy a engañar..? Pero sé que no lo soy... Y no me desespera... Para eso mírelo a Miguelito Brindisi, a Carlitos Babington, al Loco Houseman, a Roque Avallay... ¿Sabe qué jugadores tiene Huracán..?

El uruguayo surgió de Racing de Montevideo, luego pasó a Racing de Avellaneda y en 1971 fue transferido a Huracán.

El uruguayo surgió de Racing de Montevideo, luego pasó a Racing de Avellaneda y en 1971 fue transferido a Huracán.

Esos la ponen donde quieren, la pisan, la traen, la llevan... Nacieron con esa virtud, porque, como a algunos cantantes, les tocó la mejor voz en el reparto... Y porque además tienen inteligencia. Yo también la tengo, pero ellos tienen todo. ¿Para qué vamos a andar con vueltas? Si yo soy el primero en mirarlos cuando juegan... Ahí tiene al Coco Basile... ¿Ve? Ese tiene otras cosas... Como la personalidad, por ejemplo... La presencia... La trasmisión, el temperamento... La categoría para ordenar... ¿Sabe lo que le voy a decir...? Que este Huracán es un equipo bien equilibrado... Para mí tiene de todo, donde cada cual aporta con lo suyo, con lo que cada uno tiene o con lo que cada uno es... ¿Quiere que le confiese una cosa en la que siempre pensé? Que todos los buenos equipos, como en el caso de Huracán, se forman así... Ahí lo tiene usted a Russo: cómo trabaja, cómo traspira, cómo las corre todas... ¿Cree usted que Russo soñó con esto de ahora?  Es la combinación... Y de esa combinación es de donde, de última, sale el equipo... Con el cacho de cada uno, como le decía antes... Es cuando se construye una única manera de querer, de empujar, de jugar, pero también de entregarse... Así es como se gana y hasta se puede llegar a campeón... Le voy a contar lo que me decía el Lobo Carrascosa antes del partido contra Estudiantes, del último, allá en La Plata... Ese que ganamos por un gol traspirando coma locos. "¿Sabés Buche...? —porque a mí me llaman Buche por ese gesto que siempre tengo, como de enojado, ¿vio?—. "No te imaginas —me decía el Lobo— cómo me gustaría ganar hoy... Porque nos acercamos más, porque ahora falta menos... Llegar a casa, alegre, cenar tranquilo con mi mujer, quedarme un rato largo de sobremesa charlando..." No sé si usted le dará importancia a un comentario que parece infantil... Pero esto viene por eso que le dije antes... Yo sé lo que me quiso decir el Lobo Carrascosa. Porque era lo que sentía yo también... Lo que estoy seguro sentíamos todos los muchachos, incluido el Flaco Menotti... Porque se fueron Miguel, Roque, el Loco Houseman... Ahora también se llevan a Babington... Y, entonces, todos sabemos que vamos a tener que pelearla más... ¿me comprende? Que ahora va a faltar mucho de aquel toque, del lujo, de los tres o cuatro goles de antes... Y, entonces, nacen las dudas, hasta los temores... Sólo que es así como se agranda uno... Porque ya está el fundamento más importante... Ya estamos juntos, unidos, ya se formó el clima, como decía usted, ya está la única manera de sentir... Está el equipo. El que se formó con el cacho de cada uno, de los que quedamos, de los que se fueron y de los que tendrán que entrar a reemplazarlos... Yo sé que lo mío, tal vez. No será mucho... Pero cuando estoy allí adentro le aseguro que soy yo... Yo entero. Como aprendí a darme siempre... Que a mí en el reparto no me habrá tocado más que eso, pero es mi orgullo... No sé si emplear la palabra dignidad, mejor llámela honestidad... Pero eso es lo que me tocó y es bien mío. Desde muy purrete, desde que empecé con todo esto que primero fue nada más que un juego, como en todos los pibes... Allá en mi pueblo, en San José, a unos noventa kilómetros de Montevideo, donde nací y donde me crié...

 

En el club de Parque Patricios ganó el Metropolitano de 1973.

En el club de Parque Patricios ganó el Metropolitano de 1973.

 

El viejo tenía un taller mecánico... Y andaba más o menos bien. Así que me mandó a estudiar. Además, porque me gustaba. Era bastante claro de entendimiento. Así cumplí con el primario y el secundario en mi pueblo. Después fui a la Universidad a Montevideo... Me gustaban mucho las matemáticas y no sé por qué elegí notariado... Al final abandoné en el segundo año, pero no por eso. La culpa, como la mayoría de las veces, la tuvo el fútbol... ¿Sabe cómo empecé? Como volante... ¡Bah! Allí en el medio, casi defendiendo... Era el club Río Negro, de San José... Hasta que me fueron empujando unos metros más atrás, donde me tocaba estar... En el fondo, como ahora... Hasta que un día me llamaron para jugar en Montevideo... Alguien se había fijado en mí... El Racing de Montevideo... Porque, ¿que reparen en uno ya importa, no? Como me dijo usted en el vestuario de Mar del Plata la noche que debuté en Huracán, ¿se acuerda? "Nelson... ¿vio cómo alguno se acordó de usted...? Y eso es lo que fortalece, lo que borra todo lo demás... Porque entonces es que uno vale. Que tiene algún mérito. A su manera, pero lo tiene... Cinco años en el Racing. Y después la otra gran satisfacción... Me llamaron a la selección de mi país... Jugué las eliminatorias del sesenta y seis y nos clasificamos... Sólo que la satisfacción no fue completa... Unos días antes del viaje a Londres, Ondino Viera me sacó... Pero ya estaba apalabrado por el Racing de aquí... Y la gran campaña. Campeón Nacional. Campeón de América. Campeón del Mundo...

Tras su retiro como jugador profesional en 1977, comenzó su carrera como director técnico en el Globo. Tuvo un segundo paso como DT de Huracán entre 1995 y 1997.

Tras su retiro como jugador profesional en 1977, comenzó su carrera como director técnico en el Globo. Tuvo un segundo paso como DT de Huracán entre 1995 y 1997.

Ahora, dígame... ¿cree que no tengo motivos para sentirme fortalecido? Ahora, de última, al Flaco Menotti... Y estar ahora en este Huracán, en la punta de la tabla, con la posibilidad de ser otra vez campeón... Sí, a veces uno lo piensa a solas... que nunca el elogio, que nunca el reconocimiento al menos... Pero al cabo lo supera todo. Me digo a mí mismo... Debo ser útil porque hay quien se acuerda de mí... Debo saber algo, debo contribuir con algo... Mire... Cuando llegué a Huracán, César me consultó si aceptaba entrar como cuatro... Usted sabe que, a pesar de haber ocupado todos los puestos en Racing, ése es el que menos domino... Pero acepté. No por regalado, como podían pensar algunos... Por mí. Y por Menotti. Y por el equipo. Y porque además yo soy así... Que es al cabo lo que importa... El cacho que puedo dar va a estar ahí. Bien o mal, pero va a estar... Yo sé que no anduve bien de entrada... Que la gente no me veía bien... Pero, ¿qué?, ¿me voy a ir al ataque para vender?, ¿qué? Si allí está Miguel que sabe todo. Si allí está el Loco Houseman que puede inventar cualquier gol... Que la usen ellos... Yo, antes que nada, soy marcador... Y si gano en eso ya estoy cumplido conmigo mismo y con el equipo. Que no me ganen el fondo. Que llegue primero al cierre. Que alcance a cruzar de última... Con eso ya está... Y le digo... Me parece que en estos últimos partidos anduve bastante mejor... Hasta lo advierto en la gente, tal vez, porque se está acostumbrando a este Huracán más luchador, que pelea más los resultados... ¿El clima que se vive? El club que no sale campeón hace un montón de años... Babington, Brindisi, Roganti, Buglione, Leone, Cantú, que nacieron en el barrio... ¿Sabe cómo lo sienten este momento? Mire... A veces escucho a la gente referirse a la habilidad, a la fineza... Sí, ya sé que valen... Pero, no sé... Y no crea que lo digo por mí... Siempre creí también en muchas otras cosas... ¡Calcule que tengo muchos años en esto...! Cada cual con lo que puede aportar... Algunos más, otros menos... Pero, así se hace todo...  

 

OSVALDO ARDIZZONE (1973)

 

Temas en esta nota:

Imagen de 2003. Pichot 100x100
Las Entrevistas de El Gráfico

2003. Pichot 100x100

Referente del rugby nacional de los últimos tiempo, líder de una generación que marcó al deporte. Agustín Pichot responde las cien preguntas de El Gráfico.

Imagen de 1995. Bilardo: ¨Todos los técnicos son Bilardistas¨
Las Entrevistas de El Gráfico

1995. Bilardo: ¨Todos los técnicos son Bilardistas¨

El director técnico campeón del mundo en México le brinda una entrevista a El Gráfico donde analiza cómo estaba el fútbol en aquel momento y dice que todos los entrenadores priorizan el resultado.

DEJÁ TU COMENTARIO