¡Habla memoria!

DANZA CON LOBOS

Por Pablo Bomarito · 08 de septiembre de 2020

Hace un año, Diego Maradona asumía como entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata. Después de luchar por ascender con Dorados en México, ahora la pelea era no descender con el “Lobo”. 365 días de un Diego que volvió a vivir, entre homenajes, disputas, alegrías y la misión cumplida.

Nada en la vida de Diego pasa desapercibido. Desde aquellos jueguitos en los pelados potreros de Fiorito, su vida es un documental, así como la ficción de “The Truman show”. Maradona y todas sus formas: melena de rulos, el corte cubano, pelo mojado y con vincha. Flaco, gordo, musculoso, obeso. Todo es Diego.

El hombre que espera

Maradona está tranquilo, la excursión en Mexico le había devuelto vida, vigor, pero su salud requería cierta atención. Eso solo era posible en Argentina, como lo contaba Matias Morla en su cuenta de twitter, el 13 de junio de 2019: “Diego Maradona decidió no continuar en la dirección técnica de Dorados. Por consejo médico le dedicará tiempo a su salud y se someterá a dos operaciones: de hombro y de rodilla. Agradecidos a toda la familia de Dorados y continuaremos juntos el sueño más adelante”.

El 24 de julio de 2019 Diego se operó de la rodilla en la clínica Olivos. La intervención fue un éxito y el Diez comenzó su recuperación. Sin embargo el destino siempre se empeña en desafiar los límites de Maradona.
Gimnasia y Esgrima La Plata, que estaba luchando por su permanencia en primera, a través de su presidente Gabriel Pellegrino, tomó una decisión radical para el futuro y lo que vendría: ¿Por qué no Maradona?. Los rumores fueron creciendo y los cimientos futbolísticos de La Plata crujieron. La ciudad -literalmente- enloqueció. Diego, a pesar de su reciente operación no pudo decir que no, su deseo de trabajar en el fútbol argentino era más fuerte. El hombre que puso de rodillas a Inglaterra, elegía poner de pie al “Lobo” platense.

El inicio del sueño

Firmó su contrato el 5 de septiembre de 2019 y el mundo estalló. La publicación que realizó el club para darle la bienvenida en su cuenta de twitter obtuvo más de 25 mil "likes" y superó los ocho mil "retweets". Argentina, España, Italia, Estados Unidos, Inglaterra, Arabia Saudita, Emiratos Árabes y Rusia fueron algunos de los países donde Maradona y Gimnasia se transformaron en noticia ese día. El nuevo vínculo superó cualquier expectativa y sobrepasó a quienes lo soñaron y ejecutaron.

Tres días después de su anuncio, el 8 de septiembre de 2019, llegó la presentación oficial. Por supuesto, un domingo. Los fieles de Diego se acercaron al bosque, enfundados en sus colores de siempre, con banderas, bufandas, gorros o vinchas o simplementa sin nada, solo la presencia para acompañar esta nueva aventura. Abuelos, padres, hijos, la familia regresó al estadio de Gimnasia para gozar, cosa que a la altura de las circunstancias futbolísticas del club parecía un lujo en ese momento.

Diego llega al Bosque, arrancaba el desafío. Foto Alejandro Del Bosco.

Diego llega al Bosque, arrancaba el desafío. Foto Alejandro Del Bosco.

 
Diego emergió de la boca del "Lobo" caminando de la mejor forma posible que su rodilla derecha se lo permitió. Allí se trepó, de manera tosca y rudimentaria al carrito sanitario, que lo llevó hasta el centro del campo. Su flamante y sus nuevos jugadores lo esperaban allí. Diego le habló exclusivamente al pueblo “tripero” y de rebote a todo el mundo.

 

Tribunas llenas y banderas, la liturgia Maradoniana. Foto Alejandro Del Bosco.

Tribunas llenas y banderas, la liturgia Maradoniana. Foto Alejandro Del Bosco.

 

"Estoy un poco jodido de la rodilla, pero no me importó venir porque la gente me llamaba por teléfono y me decía: ¿es verdad lo de Gimnasia?" y rápidamente lanzó un dardo hacia Estudiantes: "A los de enfrente no les digo nada porque quiero ser respetuoso…como no lo son ellos".
"Acá estoy en mi casa", afirmó ante una multitud que no paraba de alentar y de cantar "El que no salta, es un inglés". Incluso, hubo un desborde en algún momento cuando algunos hinchas se metieron al campo de juego con la intención de abrazar al campeón del mundo en México 1986.

En apenas dos días y medio, Gimnasia sumó casi dos mil socios nuevos, que traducidos en dinero (con una cuota de 600 pesos) significaron un ingreso de 1.200.000 pesos por mes. Además, las más de 800 camisetas que se estamparon en la sede con el mítico '10' y el apellido de "Pelusa" se agotaron de inmediato, dejando otro millón más como recaudación.

Diego había vuelto, su magia y carisma estaban intactos. Se empezaba a escribir un nuevo capítulo, de los que Maradona nos tiene acostumbrados a pura acción.

Un largo y sinuoso camino

El “Lobo” de Diego arrancó un domingo a la mañana frente al Racing del "Chacho" Coudet. Todos sabemos que todo lo que toca Diego se convierte en oro, si hasta en ese partido la “Academia” consiguió sponsor para su camiseta, que lo acompañó hasta fin de año.
Conocimos la “Diegocam”, una cámara exclusiva, subyugada por el aura del "Diez". Pero el fútbol no acompañó. Derrota por 2 a 1 y primeras declaraciones:                    
"Lo pudimos haber empatado sobre el final. Racing hizo goles sucios pero ganó y no hay que llorar. No es un paso atrás".

Así lo vive Diego, cada partido como el último. Foto Alejandro Del Bosco.

Así lo vive Diego, cada partido como el último. Foto Alejandro Del Bosco.

El viaje a Córdoba para enfrentar a Talleres, le regaló el primer homenaje. Andrés Fassi junto a Daniel Valencia y Miguel Oviedo, quienes le regalaron una camiseta de la “T” enmarcada. La gente en las tribunas desplegó un telón con una imagén icónica del “10” en Mexico 86’. El partido fue para el local. Gimnasia no se podía levantar.

Llegó la primavera, pero la victoria no. En el "Bosque", el River de Gallardo lo superó por 2 a 0. ”Con River no se puede, te esconde la pelota y estás al horno. Hoy las que tuvimos no ligamos, otra le pegó en el pie a (Enrique) Bologna. No ligamos", dijo Diego apenas finalizado el encuentro. “Ahora tenemos un descanso y habrá que retocar todo otra vez. Tengo que meter mano en todos lados, tengo todo un equipo para trabajar", manifestó aún en el césped del estadio. Luego no hubo conferencia de prensa.

Ya en Rosario, Maradona entró a la cancha de Newell 's como un conquistador. Al llegar a la ciudad, el día previo, salió por el balcón de su habitación en el hotel para abrazar a una hinchada que lo disfrutó un tiempo, lo quiso y lo sigue amando. En el banco, un trono y en el partido una goleada en contra. Un 4 a 0 lapidario en el Parque de la Independencia. Se venía el clásico y de local.

Diego no sigue

La derrota con Estudiantes, pelea mediante con Gastón Fernandez, quien le espetó “Te gusta la cámara”,  y provocó la reacción de Maradona al grito de “no me boludees”, fue un golpe duro de asimilar. Ese día se fue sin hablar y pegó el portazo: “Quería comunicarles a todos que renuncio a mi cargo de director técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata. Tomo esta decisión con todo el dolor del alma, porque el presidente Gabriel Pellegrino no va a presentarse en las próximas elecciones. Sinceramente me sorprendió que no lo hiciera. Conversé con él, y luego de escucharlo, tengo que dar un paso al costado”.

Hinchas autoconvocados en caravana, los candidatos a la presidencia de Gimnasia, Mariano Cowen y Salvador Robustelli fueron a verlo a Bella Vista para que revea su posición y otro episodio a puro vértigo maradoneano.

La vuelta de Diego al fútbol argentino.

 

Diego sigue, eso creemos

El 24 de noviembre, después de la derrota con Arsenal de local, Maradona confirmó que iba a seguir hasta el final del campeonato. En la semana, amenazó con no continuar si el presidente en ejercicio, Pellegrino no se presentaba. Se juramentó una supuesta unidad política y de esa manera, otra vez, Diego siguió en el cargo al frente del lobo platense.

En medio de todo esto, Gimnasia no tenía mucho más credito en el banco, y recién pudo reecontrarse con el triunfo, frente a Central Córdoba de Santiago del Estero, el 8 dicimbre de 2019.

Gabriel Pellegrino fue reelecto el 14 de diciembre y ahi sí, Diego disipó todas las dudas:
“Le agradezco al socio por la confianza en mí porque al elegirlo a él me dieron el respaldo para seguir y sé que todos juntos vamos a sacar esto adelante".

¿Cómo siguió la historia?

Cómo en las viejas caseteras VHS, vamos a adelantar la historia. Boca lo recibió en su cancha, ante todas las dudas, sin el café con Román pero con un pico de Tévez. Donde fue, los homenajes estuvieron a la hora del día: Huracán, Independiente y uno muy especial, el de su ídolo Ricardo Bochini, en la cancha del Rojo, junto con Daniel Bertoni y Ricardo “Chivo” Pavoni.

Maradona y su esperado homenaje en la Boca. Foto Alejandro Del Bosco.

Maradona y su esperado homenaje en la Boca. Foto Alejandro Del Bosco.

 
En el medio se reunió con Alberto Fernandez, viajó a Venezuela y se juntó con Nicolás Maduro. Ya por la Copa Argentina se reencontró con Guillermo Coppola y recordaron viejos tiempos en un momento de gran calidez.
Marzo del 2020 lo encontró peleando y con la esperanza de la salvación de su Gimnasia, hasta que la pandemia detuvo al mundo y al fútbol. Se suspendieron campeonatos y descensos, por ende el Lobo se aseguró la permanencia, no de la forma que a Diego le hubiera gustado: "La anulación de los descensos y la suspensión del campeonato no es el final que hubiésemos querido, más allá de que haya sido una buena decisión (de la AFA). Pero nosotros, con el 'Gallego' (Sebastián Méndez, su ayudante de campo) y los muchachos estábamos convencidos de que nos salvábamos en la cancha. Esto es un premio para el grupo que se mató por darle la alegría a la gente de Gimnasia. Quiero que quede bien claro que no festejamos la suspensión del torneo y tampoco la eliminación de los descensos. Queríamos zafar en la cancha. Nosotros y la gente festejamos el trabajo hecho, el camino que recorrimos".

Maradona renovó su contrato hasta diciembre de 2021 y hasta se fue a vivir a La Plata para no tener que viajar tanto y estar más cerca del club. Volvió a las prácticas el 1 de septiembre, respetando todos los protocolos, y deseoso de trabajar. Hasta ahora dirigió un total 20 partidos, con 7 victorias, 5 empates, 8 derrotas y una efectividad del 43%.

Un año de su vuelta al fútbol argentino, en la vida de Maradona es -quizás- son varios en la de cualquier ser humano normal. Pero así es Diego. Desde aquellos potreros de Fiorito, pasando por la gloria del Azteca hasta este presente, hace rato que el “10” danza con los lobos, aunque esta vez los que lo rodean, no quieren morderlo, solo buscan sus caricias y enseñanzas.

 

Diseño y edición de fotografía
Matias Di Julio

 

 

Imagen de REPORTAJE AL VIEJO GASÓMETRO. POR JUVENAL
¡Habla memoria!

REPORTAJE AL VIEJO GASÓMETRO. POR JUVENAL

Hace 41 años, un 2 de diciembre pero de 1979, San Lorenzo disputaba su último partido en Avenida La Plata. En épocas del sueño posible de la vuelta a Boedo, recordamos un hermoso artículo de Juvenal. Cuervos, pasen y lean.

Imagen de 1979: EL DÍA QUE MARADONA CONOCIÓ A PELÉ
¡Habla memoria!

1979: EL DÍA QUE MARADONA CONOCIÓ A PELÉ

Antes de las idas y vueltas de nuestro "10" con "o Rei", existió un encuentro cumbre propiciado por El Gráfico; Diego Maradona viajo a Brasil a conocer a Pelé. La crónica y las imágenes de un momento histórico del fútbol universal.

Imagen de FRANZ BECKENBAUER: "MARADONA ES UN LIDER"
¡Habla memoria!

FRANZ BECKENBAUER: "MARADONA ES UN LIDER"

En agosto de 2009, El gráfico entrevistó a uno de los dos hombres que ganó Mundiales como jugador y como entrenador, en ese momento aseguraba que Diego le podía seguir los pasos. Otra joya de nuestro archivo, para recordar al más grande de la historia.

DEJÁ TU COMENTARIO