¡Habla memoria!

1992. Se pasa la vida atajando

Por Redacción EG · 28 de agosto de 2019

La historia de Pedro Catalano, uno de los arqueros más longevos del fútbol argentino. Salió de Villa Dálmine, pero durante 18 años defendió el arco de Español, convirtiéndose en el jugador que más veces vistió esa camiseta.

Yo soy feliz con lo que tengo. Cuando gano un partido con Español seguro que siento la misma felicidad que un jugador de Boca. Ya sé, la repercusión es distinta. Ustedes, los periodistas, no dicen 'Triunfo de Español' sino 'Derrota de River'. El futbolista entiende las discriminaciones, pero cuesta digerirla. Yo acepto el negocio de los medios, lo que no comparto es que ellos no entiendan el nuestro. Porque si transmitir a Boca o Rivero ponerlos en tapa son convenientes, no sé por qué a veces nos cuestionan cuando vamos a buscar un punto, por ejemplo, en la Bombonera, que también es nuestro negocio."

No ha comenzado así la charla con Pedro Catalano, tampoco ha sido éste el nudo de la nota, pero si algo es atendible en un hombre que el 29 de diciembre cumplirá 41 años, es su autoridad para hablar desde la "desventajosa" posición de arquero de un club, Deportivo Español, que muestra dos records en este fútbol de hoy. Uno, su poca cantidad de hinchas. El otro, tener -en el propio Catalano- al hombre del fútbol argentino con más partidos disputados consecutivamente en Primera División (243, hasta el domingo 16 de agosto). Las dos cosas parecen concluir para conocer a este personaje que, a los 22 años y cuando muchos ya son estrellas, sólo jugaba en Santa Paula, un equipo de la Liga Amateur de Lanús...

 

El vínculo de Catalano con Deportivo Español comenzó en 1976.

El vínculo de Catalano con Deportivo Español comenzó en 1976.

La verdad, yo era técnico mecánico, trabajaba como supervisor en la metalúrgica Pittsburgh y de paso atajaba en esa Liga de Lanús. Pero en 1975 me viene a ver, un ayudante de Roberto Rolando, el técnico de Villa Dálmine, para llevarme a Campana. La idea no me entusiasmó mucho, había que viajar, iba a ser el tercer arquero, pero agarré. Terminé jugando desde la séptima fecha hasta el final, y ascendimos de la 'C' a la 'B'.

Allí comienza su historia silenciosa, alimentada por curiosidades que van marcando su vida. Por ejemplo, no hizo divisiones inferiores: "Eso se siente en la parte física, me acuerdo de que el primer día entrené y no di ni dos vueltas a la cancha". Por ejemplo, que su espejo fue el gran Amadeo Carrizo "Huuuyy... lo iba a ver al Monumental con mi tío Carlos, allá por el año 58,59. Me marcó como arquero: su prestancia, su presencia. El fútbol me gustaba, era un pasatiempo, pero después, por la doble escolaridad y los estudios no pude dedicarme".

Pero apareció Dálmine en el '75, surgió Deportivo Español en el '76 al venderle el pase, llegó el ascenso de la 'C' a la 'B' en 1979 y recién entonces pareció que el fútbol pasaba a ser su razón de vida: "Hasta ese año trabajaba y jugaba. Me levantaba a las 6 de la mañana para ir a la fábrica hasta las 2 de la tarde, iba a entrenar a Campana y volvía a las 11 o 12 de la noche. Cuando entramos a la '8' ya me dediqué por completo al fútbol"

El fútbol, Español, el arco...Desde el fondo construyó la aventura: campeón de Primera 'B' en 1984, el ascenso a Primera, subcampeón -compartido con Newell's- en el Campeonato 85-86. Y esa sucesión ininterrumpida de 243 partidos desde aquel 27 de agosto de 1986, cuando el 0-0 ante Gimnasia inauguró una racha que parece no tener fin: "Puedo llevar muchos más, ya arrastraba 40 partidos consecutivos pero en la primera fecha de ese Campeonato -contra Talleres- me expulsó Biscay. Me suspendieron en la segunda, volví en la tercera con Gimnasia y desde allí estoy"

 

Jugó durante 18 años para Español.

Jugó durante 18 años para Español.

 

Cinco años exactos, para mensurar el record: "Me enorgullece, pero nunca jugué lesionado pensando en hacerlo 5 minutos y pedir el cambio. Eso sería traicionar a mis compañeros".

Dieciséis años en el fútbol, para animarse al análisis: "Siempre puse empeño para mejorar, en el juego y en mi conducta. Trato de tomarme las cosas con calma, esto no es la vida o la muerte, ni tampoco pensar que para ganar un partido hay que dar una patada en la cabeza. Sigo porque me siento bien, estoy jugando con chicos de la edad de mi hijo, eso es bárbaro, y la edad no me traumatiza. Me molesta, sí, que alguna gente se burle, que me griten jubilado, que te pongan la estampilla de viejo. Sería bueno que en lugar de provocar así, algún hincha le diga a su hijo: ´Mirá, ese jugador tiene 40 años y sigue atajando...´

Pedro Catalano, habitante de Sarandí, esposo de Eleonora, padre de Gabriel, que con sus 17 años sigue sus pasos desde el arco. "Yo quiero agradecer a mi familia. El fútbol tiene esas cosas, cuando te va bien tu casa está llena de gente, cuando perdés o te hacen un gol estúpido los únicos que te bancan son tu señora y tus hijos".

 

Es el jugador que más partidos jugó en la primera de Español.

Es el jugador que más partidos jugó en la primera de Español.

 

Pedro Catalano, el más veterano de los veteranos, a la hora del balance: "Como compañero en la cancha elijo a Germán Martellotto, por su manejo y categoría. De los rivales, los más peligrosos eran Francescoli y Jorge Comas. Comitas me complicaba, chiquito, escurridizo, y guarda con irte abajo porque se tiraba y venía el penal. ¿Nuestro fútbol? Y...hay cosas que no me gustan, las injusticias, por ejemplo, el trato a los clubes chicos, el que no te tengan en cuenta en la organización del fútbol. Muchas veces los futbolistas nos quejamos que no podemos jugar con 35 grados, que no tenemos vacaciones...protestamos todos, pero a la hora de participar no se acercan al gremio".

Pedro Catalano. Un día le ofrecieron Villa Dálmine, aunque ya tenía 22 años. Quizás porque el fútbol lo descubrió tarde es que hoy, al borde de los 41, se empeñe en seguir construyendo su propio record: el de seguir atajando en silencio, aunque a veces sea necesario escuchar su voz...

 

 

Por HUGO SUERTE (1992).

Foto: Archivo "El Gráfico".

Temas en esta nota:

Imagen de 1987. 25 años de Hugo Gatti en el fútbol
¡Habla memoria!

1987. 25 años de Hugo Gatti en el fútbol

El Loco cumplía sus primeros veinticinco años como jugador profesional, sus inicios en Atlanta, la llegada a Boca, su paso por River. La ¨boda de plata¨ entre un referente de los tres palos y el fútbol.

Imagen de 1947. Bartolomé Cattaneo, audaz piloto de aviones
¡Habla memoria!

1947. Bartolomé Cattaneo, audaz piloto de aviones

El italiano, pionero de la aviación en Argentina, fallecía en Brasil a sus 67 años. La publicación le rindió un sentido homenaje, recordando sus proezas en la naciente aeronáutica, tiempos de alto riesgo.

DEJÁ TU COMENTARIO