¡Habla memoria!

1980. Ruggeri debuta en Boca

Por Redacción EG · 08 de abril de 2019

Un joven llegado de Corral de Bustos hacía su debut profesional en la primera de Boca en un partido frente a Newell´s. Luego se convertiría en un líder y referente del fútbol argentino.

Boca está nuevamente en ganador y su vestuario muestra la cara alegre de los buenos tiempos. Esa alegría que no puede ser desbordante por la preocupación que traen las lesiones y porque el domingo los espera River con todas las tensiones que anteceden al gran clásico igualmente tuvo su exteriorización.

Oscar Alfredo Ruggeri debutó en Boca en 1980, jugó allí hasta 1984. En el Xeneize disputó 147 partidos y convirtió 11 goles.

Oscar Alfredo Ruggeri debutó en Boca en 1980, jugó allí hasta 1984. En el Xeneize disputó 147 partidos y convirtió 11 goles.

Por eso este triunfo frente a Newell's dejó margen para el análisis y sus jugadores lo quieren contar:

"Nací el 26 de enero de 1962 en Corral de Bustos, la ciudad cordobesa de donde es Nicolau. Estoy en Boca desde el año pasado gracias a una recomendación de Agüero, mi actual compañero. Desde el partido con All Boys salgo en el banco y recién ayer Rattín me confirmó que iba a jugar de entrada debido a la lesión que sufrió Tesare. Jugué más tranquilo hoy que el día que debuté en tercera, contra River. Seguramente esto pasó porque de movida sentí el respaldo de todos mis compañeros. Este momento es para mí muy especial, aunque en lo único que pienso es en mis padres. Ellos hicieran todo para que algún día jugara profesionalmente. Ese día por fin llegó y ahora espero seguir jugando para hacerles olvidar los sacrificios pasados." (La reflexión de Oscar Alfredo Ruggeri trasmite la emoción de un debutante absoluto en la primera de Boca.)

"El primer gol fue un tiro libre cerca del área grande y con más ángulo para un derecho que para un zurdo. A pesar de eso me animé y tuve la suerte de ponerla lejos de Civarelli. El segundo fue la culminación a una hermosa jugada de equipo. La tocaron varios y de última Veglio me dejó solo le pegué fuerte de derecha y aunque el arquero la alcanzó a tocar igual se fue adentro. Lo fundamental de los goles no es quien los convierte sino el valor que tienen. En este caso sirven para ir saliendo del fondo y esperar con tranquilidad el partido del domingo. (Las palabras de Hugo Osmar Perotti reflejan su seguridad y la de todo Boca.)

 

En Boca ganó el Campeonato de 1981.

En Boca ganó el Campeonato de 1981.

 

"Hasta último momento no sabía si jugaba. Hice un precalentamiento a fondo, me infiltraron y salí a jugar. La cancha pesada no me ayudó mucho, por eso cuando no pude levantar más las piernas pedí el cambio. Pero las lesiones se olvidan con los triunfos. Me imagino lo que la gente va a decir de esta goleada. 'Cómo que Boca ganó 3 a 0?'. Decime la verdad. No lo van a poder creer. Aunque de aquí en adelante se van a tener que ir acostumbrando." (Carlos Horacio Salinas afirmaba su declaración con la misma confianza que demuestra en su juego)

"Las lesiones son una preocupación constante y si bien las vamos superando hoy volvimos a tener algunos problemas. De los lesionados pre-partido están en condiciones y practicando Suñé y los hermanos Alves. El lunes le damos el alta a Suárez. Mastrángelo está en proceso de recuperación. Capurro y Tesare tienen para veinte días más. Los lesionados postpartido no revisten gravedad y en la semana solucionaremos sus pequeñas molestias. Lo de Randazzo es un tirón y Gatti. Salinas y Veglio sufrieron sólo contusiones. El doctor Antonio Feris trasuntaba tranquilidad respecto a un tema de indudable inquietud para la gente de Boca.)

 

EL GRÁFICO (1980).

Temas en esta nota:

Imagen de 1945. Remigio y Mathieu
¡Habla memoria!

1945. Remigio y Mathieu

Remigio Saavedra, mendocino. Mario Mathieu, entrerriano. Como compañeros de equipo o adversarios fueron los ases del ciclismo nacional en caminos y pistas en los ’30 y 40. Un homenaje de Borocotó

Imagen de 2004. Cómo me voy a olvidar
¡Habla memoria!

2004. Cómo me voy a olvidar

Calderón y Mazzoni surgieron del ascenso, fueron compañeros en Independiente con Burruchaga quien después los dirigió en Arsenal. Los caminos paralelos de dos ídolos de Estudiantes.

Imagen de Alfredo Garassini era Boca
¡Habla memoria!

Alfredo Garassini era Boca

Nació en la Boca, vivió para Boca y murió estando con Boca. Garassa fue centro, nervio, acción, amistad, uno de esos tipos únicos, de esos que cuando nacen se rompe el molde para que no haya otro igual.

DEJÁ TU COMENTARIO