¡Habla memoria!

Anecdotario: La gloria o Devoto

Por Redacción EG · 29 de marzo de 2019

Aquí algunas historias de los tres partidos por Libertadores entre Estudiantes y Racing, las violentas semifinales de 1968 donde muchos jugadores fueron de la cancha directo al calabozo.

Racing y Estudiantes de La Plata "se mataron" en las semifinales de la Copa Libertadores de América de 1968. En el partido de ida, en Avellaneda, ganó Racing 2-0. En la revancha, en La Plata, Estudiantes 3-0. Ese gol de diferencia clasificó a los platenses porque en el tercer partido, que se jugó en River, empataron 1-1. El primer partido fue violento; el segundo, terrible. Tanto que, cuando finalizó el tiempo inicial, ingresó a los vestuarios Valentín Suárez, que era el interventor en la AFA: reunió a los jugadores y a los directores técnicos para advertirles que, si en el segundo tiempo no se dedicaban a jugar en lugar de pegarse, la AFA —por su intermedio— iba a retirar de la Copa, ahí mismo, a los dos equipos argentinos. Eso apaciguó un poco los ánimos pero, de todos modos, "dos pesos pesados" ya habían sido expulsados: Perfumo y Pachamé. A consecuencia de la violencia desplegada, el presidente de la Nación, el general Juan Carlos Onganía, hizo que a partir de ese momento se aplicaran las penas previstas por el Edicto de Reuniones Deportivas a los futbolistas que fueran expulsados del campo de juego por acciones recias o agresiones.

Basile a los gritos, al lado Chabay, se dirige hacia donde esta el árbitro y Cejas en uno de los tantos entreveros que tuvo el tercer partido de la Semifinal de la Copa Libertadores de 1968 disputado en el Estadio Monumental.

Basile a los gritos, al lado Chabay, se dirige hacia donde esta el árbitro y Cejas en uno de los tantos entreveros que tuvo el tercer partido de la Semifinal de la Copa Libertadores de 1968 disputado en el Estadio Monumental.

Este Edicto entró en vigencia en el tercer partido, que se jugó en el Monumental, el 27 de abril de 1968. Comparado con el de La Plata, el desempate fue un partido jugado "por señoritas" y, aun así, esa noche fueron a Devoto cuatro jugadores expulsados por el árbitro Angel Norberto Coerezza por acciones recias: Chabay y Basile, de Racing; Aguirre Suárez y Togneri, de Estudiantes. A los cuatro se le aplicaron cuatro días de prisión.

Un jugador del Pincha en el piso, en el campo una gresca descomunal. Todo menos futbol.Estudiantes 3 - 0 Racing. Segundo partido Semifinal Copa Libertadores 1968.

Un jugador del Pincha en el piso, en el campo una gresca descomunal. Todo menos futbol.Estudiantes 3 - 0 Racing. Segundo partido Semifinal Copa Libertadores 1968.

De esa noche es una anécdota que Bilardo contó muchas veces para alabar la hombría de los jugadores de "aquel Racing". Cuando terminó el partido, Estudiantes volvió al Country de City Bell, pero Zubeldía le ordenó que fuera a Devoto a visitar a Aguirre Suárez y Togneri. Al llegar a la cárcel se encontró con que ya estaba Perfumo, que había ido a ver a sus amigos Basile y Chabay. Los dos quedaron frente a frente y sin hablarse durante algunos minutos. De pronto aparecieron por el pasillo los cuatro detenidos. Bilardo pensó: "Aquí se arma: tres contra tres..." Y por las dudas se acomodó de espaldas a la pared para asegurarse la retaguardia. Cuando los cuatro "presos" llegaron ante sus visitantes, se adelantó Chabay, le tendió la mano y le dijo: —Ojalá que ustedes tengan la misma suerte que tuvimos nosotros cuando les toque jugar la Copa Intercontinental... La "guerra" había terminado.

La Bruja Verón y el Panadero Díaz se dicen de todo. La Copa Libertadores de 1968 fue la primera que ganó Estudiantes.

La Bruja Verón y el Panadero Díaz se dicen de todo. La Copa Libertadores de 1968 fue la primera que ganó Estudiantes.

De ese tercer partido contó Alberto José Poletti:

—Cuando llegamos al vestuario, habían destacado un policía para cada jugador. Si algún despistado hubiera visitado los dos camarines, podía pensar que quienes iban a jugar eran un Combinado de la cárcel de Olmos contra otro de Caseros...

La violencia dentro del campo de juego, llevó a algunos jugadores a pasar días en la cárcel.

La violencia dentro del campo de juego, llevó a algunos jugadores a pasar días en la cárcel.

El récord de días de detención en la cárcel de Devoto lo tuvieron un año después, en 1969, tres jugadores de Estudiantes: Poletti, Aguirré Suárez y Manera. Le aplicaron la pena máxima prevista por el Edicto: 30 días. Ocurrió después de los incidentes que protagonizaron en el segundo partido por la Copa Intercontinental, contra el Milan de Italia, que se jugó en cancha de Boca.

Este partido lo ganó Estudiantes por 3 a 0, como había perdido el primero por 2 a 0, se jugó un tercer partido que decretó a Estudiantes como finalista de la Copa Libertadores.

Este partido lo ganó Estudiantes por 3 a 0, como había perdido el primero por 2 a 0, se jugó un tercer partido que decretó a Estudiantes como finalista de la Copa Libertadores.

La pena máxima fue "sugerida" por el general Onganía, el mismo general que, como presidente de la Nación, los había agasajado un año antes, en la Casa Rosada, por haber ganado la Intercontinental contra el Manchester United. Como fue el mismo personaje el protagonista de actitudes tan distintas, Bilardo acuñó una frase que repitió muchas veces:

—En este país no tenés alternativa: la gloria o Devoto.

Y aclaraba:

—La gloria si ganás;..Devoto si perdés.

 

(1996)

 

Imagen de Aquí nació ¨Caminito¨
¡Habla memoria!

Aquí nació ¨Caminito¨

Una reliquia: el encuentro con el autor del tango “Caminito” , Juan de Dios Filiberto, quien supo sentir como ninguno la hondura que esconde en su aparente trivialidad el áspero ambiente boquense.

Imagen de Tres goles argentinos que conquistaron el mundo
¡Habla memoria!

Tres goles argentinos que conquistaron el mundo

La “Bruja” Verón (Estudiantes1968), el “Chango” Cárdenas (Racing 1967) y el “Bocha” Bochini (Independiente 1973) nos cuentan cómo fueron sus goles para ganar la Copa Intercontinental.

Imagen de Recuerdos de Chaca Campeón
¡Habla memoria!

Recuerdos de Chaca Campeón

En 2004 El Gráfico reúne en San Martín a Frassoldati, Petrocelli, Bargas, Puntorero, Neumann y Palacios, para que nos cuenten la historia de la cincuentenaria proeza funebrera de 1969.

DEJÁ TU COMENTARIO