¡Habla memoria!

Hohberg, el verdugo

Por Redacción EG · 03 de noviembre de 2018

El periodista uruguayo Franklin Morales, colaborador habitual de El Gráfico, rescataba en un artículo sobre argentinos en Uruguay, al cordobés Eduardo Hohberg, símbolo de Peñarol y la Celeste en los años 50.

1947. En sus días de Central aparece Hohberg intentando cabecear ante De Zorzi. El rosarino se convirtió en un astro del fútbol uruguayo.

1947. En sus días de Central aparece Hohberg intentando cabecear ante De Zorzi. El rosarino se convirtió en un astro del fútbol uruguayo.

 

(Fragmento de la nota ¡Ar-gen-tino!, ¡Ar-gen-tino!)

“Uno de los equipos más célebres de Uruguay, fue el conocido como "Peñarol del'49", cuyo ataque era la perfección: Alcides Ghiggia, Juan Eduardo Hohberg, Oscar Miguez, Juan Alberto Schiaffino y Ernesto Vidal. Llamado "La escuadrilla de la muerte" por aquellas devastadoras formaciones aéreas de los aliados que destruyeron la Alemania de Hitler en la Segunda Guerra Mundial, terminada tres años antes.
Febrero de 1955. Junto a Roberto Saba en el vestuario después de un Peñarol River

Febrero de 1955. Junto a Roberto Saba en el vestuario después de un Peñarol River



 Juan Eduardo Hohberg, nacido en Córdoba el 8 de octubre de 1927, llegó a Peñarol desde Rosario Central en el '48 e impresionaba su potencia física; la primera idea al verlo en la cancha era que la camiseta 8 le habla sido entregada en vez de la de un zaguero, vaya a saber porque confusión de vestuario.  Convirtió 277 goles, entre ellos 18 a Nacional, lo que lo hace el cuarto goleador Clásico desde 1900, y el saber popular lo bautizó 'El Verdugo".  Sus goles tenían un toque despiadado, eran ejecuciones públicas de arqueros. La potencia de su remate desmoralizaba tanto con pelota quieta o. en juego y segura a un pique donde abría un surco. Sorprendentemente alguien así se desdoblaba súbitamente en un bailarín en el arte del esquive o la sutileza de dejar a alguien cara a cara con el arquero. Guapo, temperamental, indomable, un lunes fue operado de varices y el domingo estaba en la cancha frente a Nacional. Campeón Uruguayo seis temporadas, se nacionalizó e integró la Selección en el Mundial del '54 siendo espectacular su juego marcando los dos goles celestes, en la memorable semifinal en Lausana contra la Hungría de Ferenc Puskas,  Sandor Kocsis, Budai, Hidegkuti, Czibor . 
1957. Con Labruna antes de un duelo rioplatense

1957. Con Labruna antes de un duelo rioplatense



Juan Eduardo Hohberq quedo en la devoción, del hincha oro y negro como un símbolo y ahí está en la fotografía de un domingo inolvidable, el 9 de octubre del '49, cuando Nacional perdía 2-0 y no se presentó al segundo tiempo.con la pelota y primero en la vuelta olimpíca que siguió a la infructuosa espera y al delirio oro y negro.

Franklin Morales (1993)
Una imagen histórica: Mundial 1954, semifinal Hungría - Uruguay. Los europeos ganaban 2-0 pero dos tantos de El Verdugo permitieron la igualdad. En la foto, desmayado después del segundo gol. Al final cayó Uruguay en el suplementario 4-2.

Una imagen histórica: Mundial 1954, semifinal Hungría - Uruguay. Los europeos ganaban 2-0 pero dos tantos de El Verdugo permitieron la igualdad. En la foto, desmayado después del segundo gol. Al final cayó Uruguay en el suplementario 4-2.


Imagen de Los secretos del fútbol por Menotti
¡Habla memoria!

Los secretos del fútbol por Menotti

Tan sólo dos años antes, César Luis Menotti había alcanzado la gloria máxima como director técnico al ganar el Mundial de 1978, en esta oportunidad le cuenta a EL GRÁFICO lo importante de sociedades futbolísticas.

Imagen de 1945. Siete anécdotas y un caso raro sobre Box
¡Habla memoria!

1945. Siete anécdotas y un caso raro sobre Box

Ocurrencias de ayer y sucesos de siempre, en esta nota distendida en torno al deporte de combate con los puños. Y además, una curiosidad en una de las legendarias peleas entre Jack Britton y Ted “Kid” Lewis.

Imagen de 2000. Un tal Sánchez
¡Habla memoria!

2000. Un tal Sánchez

El 9 de enero de 2000 se efectúa en Roma la primera “Carrera de Miguel” para homenajear y salvar del olvido al atleta tucumano Miguel Benancio Sánchez, desaparecido durante la dictadura militar.

DEJÁ TU COMENTARIO