¡Habla memoria!

Anecdotario: dos buenísimas del Chivo Pavoni

Por Redacción EG · 19 de agosto de 2018

Anécdotas de Ricardo Elbio para matarse de risa. Una empieza así: “Pastoriza, antes de que Pavoni se hiciera el entretejido capilar, solía cortarle el pelo y luego se lo pegaba en la frente para tapar los baches…”


En un alto del entrenamiento de Independiente, Ricardo Elbio Pavoni comenzó  a jugar con una colita semienterrada en el pasto. Con una mano iba tirando de piolita mientras charlaba con Commiso. De pronto, Roberto Ferreiro llamó a reiniciar la práctica y el Chivo se levantó mientras pegaba un fuerte tirón la piolita para desenterrarla del todo. Y desenterró una cola. Al Chivo casi se le caen los bigotes al ver que la cola correspondía a una tremenda rata...


1975. Dos animales del fútbol: el Pato Pastoriza y el Chivo Pavoni.

1975. Dos animales del fútbol: el Pato Pastoriza y el Chivo Pavoni.




Cuando Pastoriza estaba en Independiente, antes de que Pavoni se hiciera el entretejido capilar, solía cortarle el pelo y luego se lo pegaba en la frente para tapar los baches... "Una vez, en Yugoslavia, el Pato me emparchó la cabeza pegándome el pelo con agua y jabón. Al rato, cuando empecé a transpirar, se me volaron todos los parches. Para colmo, el wing me dio un codazo que me hizo saltar dos dientes... , A la media hora de juego había envejecido 20 años... El wing me miraba y no entendía nada... Me pasé todo el segundo tiempo buscando los dientes por la cancha. Viajamos ese día a España., cuando llegamos no encontré dentista y tuve que esperar hasta el lunes para que me repusieran los dientes perdidos. Estuve tres días sin hablar ni reírme..."

 

Imagen de 1981. Bauza, el símbolo de Central
¡Habla memoria!

1981. Bauza, el símbolo de Central

El Patón venía de ser campeón del Nacional de 1980 donde fue goleador con 12 tantos. En esta nota hace un repaso por su infancia, su adolescencia y también el gran presente que estaba teniendo.

Imagen de África mía
¡Habla memoria!

África mía

Una tierra misteriosa, plagada de creencias mágicas y supersticiones sorprendentes que invadieron el fútbol. Lo que es inalterable en estas latitudes es el amor por el fútbol y la pasión de sus hinchas.

Imagen de 1967. El increíble Bernao
¡Habla memoria!

1967. El increíble Bernao

Osvaldo Ardizzone se detiene en Raúl Bernao, quien fue figura del Rojo multicampeón de la década del 60. Una nota imperdible para los amantes de los grandes jugadores.

DEJÁ TU COMENTARIO