Memoria emotiva

EL DÍA QUE LOS JUVENILES DE BOCA PUSIERON LA CARA

Por Redacción EG · 24 de julio de 2021

En 2003, mientras el conjunto de Carlos Bianchi festejaba la obtención de la Copa Libertadores, el Xeneize viajó a Rosario con un plantel lleno de suplentes y perdió 7 a 2 con Rosario Central.

El 6 de julio de 2003 se dio un hecho inédito en el fútbol argentino. Fue una jornada a pura celebración. Mientras River se consagraba campeón del Torneo Clausura, Boca festejaba con su gente la conquista de la 5ª Copa Libertadores. Días antes le había ganado a Santos en Brasil de la mano de Carlos Bianchi.

Lo curioso es que Boca todavía debía jugar contra Rosario Central por la última fecha para cumplir con el calendario. Como nadie quería perderse el festejo en La Bombonera, el Xeneize envió un equipo de emergencia, plagado de juveniles y con Regenhardt como entrenador interino. 

 

El equipo de emergencia que puso Boca en Rosario

El equipo de emergencia que puso Boca en Rosario

 

 

El Boca alternativo jugó con Eberto, Osella, Joel Barbosa, Carballo, Magnano; Verón, Matías Silvestre, Caffa, Jonathan Fabbro; Boselli y Bracamonte. En el segundo tiempo ingresaron Ormazábal, Pablo Álvarez y Edilio Cardoso de Oliveira.

El resultado fue un humillante 7-2, con 5 goles de Luciano Figueroa, el máximo anotador del campeonato, César Delgado y Mariano Messera. En el Xeneize descontaron Hector Bracamonte y Jonathan Fabbro.

Fuegos artificiales en La Bombonera y una dura derrota en Rosario. Una jornada inolvidable para los campeones y fácilmente olvidable para aquellos que debieron poner la cara.

 

 

2003. Central le hace siete a Boca

 

 

DEJÁ TU COMENTARIO