Memoria emotiva

EL MOTIVO por Troilo y Goyeneche

Por Redacción EG · 25 de abril de 2018

Haciendo la nota de Pichuco nos topamos con este video y nos dio ganas de compartirlo (por si algún purrete se engancha): la orquesta de Troilo y la voz del Polaco Goyeneche desgranan EL MOTIVO, un tangazo.

El motivo (1920)

Letra: Pascual Contursi.

Música: Juan Carlos Cobián.




Mina que fue en otro tiempo
la más papa milonguera
y en esas noches tangueras
fue la reina del festín.
Hoy no tiene pa' ponerse
ni zapatos ni vestidos,
anda enferma y el amigo
no aportó para el bulín.

Ya no tienen sus ojazos
esos fuertes resplandores
y en su cara los colores
se le ven palidecer.
Está enferma, sufre y llora
y manya con sentimiento
de que así, enferma y sin vento
más naide la va a querer.

Pobre paica que ha tenido
a la gente rechiflada
y supo con la mirada
conquistar una pasión.
Hoy no tiene quien se arrime
por cariño a su catrera.
¡Pobre paica arrabalera
que quedó sin corazón!

Y cuando de los bandoneones
se oyen las notas de un tango,
pobre florcita de fango
siente en su alma vibrar
las nostalgias de otros tiempos
de placeres y de amores,
¡hoy sólo son sinsabores
que la invitan a llorar!
Imagen de 2008. Otra vuelta Boca
Memoria emotiva

2008. Otra vuelta Boca

Boca se consagró campeón del Apertura pese a perder 1 a 0 con Tigre en el último partido del triangular que integraban estos dos equipos y también San Lorenzo. Fue el primer título de Carlos Ischia como DT. VIDEO.

Imagen de 2000. El partido de Trotta
Memoria emotiva

2000. El partido de Trotta

Había jugado en Vélez en su época más gloriosa, pasó a River y cuando visitó Liniers tuvo un partido aparte. Gol en contra, pelea con Chilavert y un penal muy particular. River ganó 3 a 2. VIDEO.

Imagen de 1997. Clásico furioso
Memoria emotiva

1997. Clásico furioso

San Lorenzo recibió a Huracán en un clásico lleno de polémica, expulsiones, golazos y un 5 a 1 a que quedó para el recuerdo. Duras declaraciones del Turco García y Marcos Gutiérrez sobre la actuación de Lamolina. VIDEO.

DEJÁ TU COMENTARIO