Las fotos de El Gráfico

1967. Infierno en la pista

Por Redacción EG · 22 de enero de 2020

Una secuencia fotográfica impresionante con el vuelco y posterior incendio en el Autódromo del Ford Prototipo piloteado por Atilio Viale del Carril donde perdió la vida su acompañante “Pepe” Giménez.

El 17 de agosto de 1967 Atilio Viale del Carril y su copiloto Pepe Giménez sufrieron un tremendo accidente donde su FORD PROTOTIPO F-100 volcó y se prendió fuego. Viale logró salir del auto en llamas salvando milagrosamente su vida  pero sufriendo graves quemaduras. Su acompañante murió calcinado.

Mucha gente, que estaba en la creencia de que Viale había sido despedido del auto en el primer momento del accidente, no se explicaba cómo habiendo ocurrido eso el piloto resultó tan quemado. Esta misma gente fue la que sostenía que Viale se había quemado porque el auto traía fuego antes del vuelco.

Estas fotografías fueron extraidas de una película tomada por Carlos Moliné, uno de los conductores de la audición "Deporte 10" de Canal 10 de Mar del Plata, y fue adquirida por EL GRAFICO con sus derechos exclusivos para todo el mundo.  En las imágenes se aprecia con absoluta precisión todos los detalles del accidente, De allí, a través de un proceso de laboratorio intenso, se obtuvo esta impresionante secuencia fotográfica. Segundo a segundo se aprecia el vuelco e incendio del Prototipo en el Autódromo. Y esto vale para aclarar muchos puntos. Los que iremos analizando en cada placa fotográfica. Veamos:

 

1 El coche de Atilio Viale ha derrapado a la salida del curvón, y en esta primera fotografía se aprecia el momento en que embiste el alambrado. El golpe lo hará levantarse de cola.

1 El coche de Atilio Viale ha derrapado a la salida del curvón, y en esta primera fotografía se aprecia el momento en que embiste el alambrado. El golpe lo hará levantarse de cola.

 

 

Tras pegar en el alambrado con el costado izquierdo, se inicia un desplazamiento en semitrompo. La cola aparece levantada y comienzan a despegarse del piso las ruedas del lado izquierdo.

Tras pegar en el alambrado con el costado izquierdo, se inicia un desplazamiento en semitrompo. La cola aparece levantada y comienzan a despegarse del piso las ruedas del lado izquierdo.

 

 

El auto está en el aire y volcando sobre el alambrado. Varios postes han quedado en su camino y en pocos segundos se detendrá en posición invertida.

El auto está en el aire y volcando sobre el alambrado. Varios postes han quedado en su camino y en pocos segundos se detendrá en posición invertida.

 

 

El vuelco está por terminar. Aquí se despeja la primera incógnita. Lo que se desprende es la puerta del lado del acompañante y no, como muchos pensaron, el cuerpo de Atilio Viale.

El vuelco está por terminar. Aquí se despeja la primera incógnita. Lo que se desprende es la puerta del lado del acompañante y no, como muchos pensaron, el cuerpo de Atilio Viale.

 

 

El coche se aquieta. El sector izquierdo (del acompañante) ya está apoyado en el piso. Como se aprecia, aún no hay fuego. La flecha indica el lugar por donde saldrá Viale.

El coche se aquieta. El sector izquierdo (del acompañante) ya está apoyado en el piso. Como se aprecia, aún no hay fuego. La flecha indica el lugar por donde saldrá Viale.

 

 

Se inicia el incendio. Toda la nafta derramada toma fuego simultáneamente. Los dos ocupantes permanecen en la cabina. Comienza el gran drama...

Se inicia el incendio. Toda la nafta derramada toma fuego simultáneamente. Los dos ocupantes permanecen en la cabina. Comienza el gran drama...

 

 

El fuego continúa mientras pasa Ternengo. Las llamas se extenderan hacia la izquierda, ya que se inflamará la nafta derramada durante los impactos con postes y alambrado.

El fuego continúa mientras pasa Ternengo. Las llamas se extenderan hacia la izquierda, ya que se inflamará la nafta derramada durante los impactos con postes y alambrado.

 

 

Han transcurrido SIETE SEGUNDOS desde que comenzó el incendio. Atilio Viale aparece zambulléndose de cabeza desde la puerta.

Han transcurrido SIETE SEGUNDOS desde que comenzó el incendio. Atilio Viale aparece zambulléndose de cabeza desde la puerta.

  

Luego de tomar contacto con la tierra, Viale gira sobre sus espaldas. De la cintura hacia abajo tiene luego: sus pantalones continúan quemándose.

Luego de tomar contacto con la tierra, Viale gira sobre sus espaldas. De la cintura hacia abajo tiene luego: sus pantalones continúan quemándose.

 

 

El piloto, arrodillado en el pasto, hace esfuerzos por incorporarse. A escasos dos metros suyos, el auto sigue ardiendo intensamente.

El piloto, arrodillado en el pasto, hace esfuerzos por incorporarse. A escasos dos metros suyos, el auto sigue ardiendo intensamente.

 

 

La detenida observación del film completo permite afirmar que en estos momentos Viale —que trataba de ponerse de pie— se da cuenta que todavía tiene fuego en sus piernas.

La detenida observación del film completo permite afirmar que en estos momentos Viale —que trataba de ponerse de pie— se da cuenta que todavía tiene fuego en sus piernas.

 

 

Vuelve a caer sobre sus espaldas y con las manos trata de apagar las llamas que cubren sus extremidades inferiores. En ningún momento Viale perdió el conocimiento.

Vuelve a caer sobre sus espaldas y con las manos trata de apagar las llamas que cubren sus extremidades inferiores. En ningún momento Viale perdió el conocimiento.

 

Ahora se ha sentado de frente a la cámara y continúa sacándose los restos de ropa. Ya se han extinguido las llamas que consumieron la nafta derramada durante el impacto.

Ahora se ha sentado de frente a la cámara y continúa sacándose los restos de ropa. Ya se han extinguido las llamas que consumieron la nafta derramada durante el impacto.

 

 

Ahora si, Viale comienza a incorporarse definitivamente. La rodilla derecha en tierra y los brazos lo ayudan a tomar la vertical.

Ahora si, Viale comienza a incorporarse definitivamente. La rodilla derecha en tierra y los brazos lo ayudan a tomar la vertical.

 

 

Ya de pie, se sacude los últimos vestigios de ropa quemada. Mientras, por detrás del alambrado, aparece en escena el primer policía que llegó al lugar.

Ya de pie, se sacude los últimos vestigios de ropa quemada. Mientras, por detrás del alambrado, aparece en escena el primer policía que llegó al lugar.

 

 

Viale, de espaldas, termina de sacudirse. Ahora son dos los que se ven. No es que hayan llegado tarde, sino que todo lo que relatamos ocurrió en escasos segundos.

Viale, de espaldas, termina de sacudirse. Ahora son dos los que se ven. No es que hayan llegado tarde, sino que todo lo que relatamos ocurrió en escasos segundos.

 

 

Viale se aleja del calor del fuego, y se observan sus piernas quemadas. A su derecha la puerta que se desprendiera en el vuelco y señaláramos en la foto 4.

Viale se aleja del calor del fuego, y se observan sus piernas quemadas. A su derecha la puerta que se desprendiera en el vuelco y señaláramos en la foto 4.

 

 

El piloto se sigue alejando. Pocos segundos más y enfermeros y ambulancias estarán sobre él.

El piloto se sigue alejando. Pocos segundos más y enfermeros y ambulancias estarán sobre él.

 

 

El drama continuará dentro del auto donde quedara encerrado su copiloto, Pepe Giménez. Él no pudo salir.

El drama continuará dentro del auto donde quedara encerrado su copiloto, Pepe Giménez. Él no pudo salir.

 

 

Retiran a Viale en ambulancia.

Retiran a Viale en ambulancia.

 

 

Ocho días después se accidentaba otro Ford prototipo F100 similar, mientras lo probaban antes de una competición en Ramallo Oscar Cabalén y su mecánico Guillermo Luis "Pachacho" Arnáiz. TAMBIÉN  el auto se prendió fuego, muriendo los dos ocupantes.

 

El Gráfico 1967

 

 

Imagen de Maradona insólito
Las fotos de El Gráfico

Maradona insólito

Con la de Brasil o con la de Inglaterra, disfrazado o desnudo, a caballo o en paracaídas. Seleccionamos las fotos más locas de Diego en la historia de El Gráfico.

Imagen de 1969. Fruet 70 veces campeón
Las fotos de El Gráfico

1969. Fruet 70 veces campeón

Un sinónimo de básquet. Una ciudad entera, Bahía Blanca, lo aclama como ídolo. Una montaña de triunfos atesora en sus vitrinas. Nervio, alma, pasión. Ganar, ganar, ganar siempre... esta es su vida en fotos.

DEJÁ TU COMENTARIO