Las fotos de El Gráfico

El álbum de "El Torito de Mataderos". Parte I

Por Redacción EG · 13 de diciembre de 2019

El Gráfico homenajea a Justo Suárez compartiendo la mayor cantidad de fotografías y documentos publicada hasta hoy de la breve vida de quien fuera el primer deportista idolatrado por el pueblo.

El 25 de enero de 1909 en una miserable casa de la calle Guaminí nace Justo Antonio el decimoquinto vástago (al cual todavía sucederían nueve más) de la pareja entre María Luisa Sbarbaro y Martín Norberto Suárez.

 

Como sus mayores, Justo Suárez ofició de peón en el matadero por una paga de cincuenta centavos por día, más la carne para la familia.

Como sus mayores, Justo Suárez ofició de peón en el matadero por una paga de cincuenta centavos por día, más la carne para la familia.

 

Como novicio se clasifica campeón argentino y sudamericano de la categoría pluma. En la foto Justo en sus comienzos con su amigo “Kid” Uber, el cual falleciera trágicamente tras su segunda pelea como profesional.

Como novicio se clasifica campeón argentino y sudamericano de la categoría pluma. En la foto Justo en sus comienzos con su amigo “Kid” Uber, el cual falleciera trágicamente tras su segunda pelea como profesional.

 

Como amateur desde 1924 hasta 1928, Justo Suárez terminó invicto con 43 victorias (15 KO), 3 empates y dos combates sin decisión.

Como amateur desde 1924 hasta 1928, Justo Suárez terminó invicto con 43 victorias (15 KO), 3 empates y dos combates sin decisión.

 

Con su habitual sparring Magnelli y su preparador Enrique Sobral.

Con su habitual sparring Magnelli y su preparador Enrique Sobral.

 

 

 Imagenes de su sexta pelea como profesional contra Enrique Venturi el 5 de Febrero de 1929. Ganó Justo por KO en el round 5.

Imagenes de su sexta pelea como profesional contra Enrique Venturi el 5 de Febrero de 1929. Ganó Justo por KO en el round 5.

 

“Impuso desde el comienzo su temple de peleador incontenible, su “estilo sin estilo” que fue siempre su característica. Con fe profunda en la eficacia de su ataque arrollador, jamás le preocupo la defensa. A medida que avanzaba iba esquivando, con movimientos de cintura, los golpes del rival” (Félix Frascara).

 

 

Sus triunfos se mezclaron con el delirio de la barra de Mataderos que lo seguían a todos lados. En la foto antes de una pelea dirigiendose a su gente. Ya lo llamaban "El Torito de Mataderos".

Sus triunfos se mezclaron con el delirio de la barra de Mataderos que lo seguían a todos lados. En la foto antes de una pelea dirigiendose a su gente. Ya lo llamaban "El Torito de Mataderos".

 
 

Tenía una poderosa simpatía personal, basada en su sonrisa, mezcla de pureza infantil y de picardía popular, en su bondad transparente y en su magnifica simplicdad espiritual.

Tenía una poderosa simpatía personal, basada en su sonrisa, mezcla de pureza infantil y de picardía popular, en su bondad transparente y en su magnifica simplicdad espiritual.

  

 

Junto a José Lectoure, fundador del Luna Park y su manager durante casi toda su carrera profesional.

Junto a José Lectoure, fundador del Luna Park y su manager durante casi toda su carrera profesional.

    

 

Se perfila como ídolo cuando combate en la vieja cancha de River (antes lo había hecho en el Parque Romano) contra Luis Rayo, Victorio Venturi, Lou Palasso, Fred Westler, Hilario Martinez, Babe Herman.

Se perfila como ídolo cuando combate en la vieja cancha de River (antes lo había hecho en el Parque Romano) contra Luis Rayo, Victorio Venturi, Lou Palasso, Fred Westler, Hilario Martinez, Babe Herman.

 

Sin el Torito no hubiera existido el Luna Park. Porque gracias al dinero que mi tío ganó pudo construir el estadio" (Tito Lectoure)

 

El Torito es llevado en andas por el público en la cancha de San Lorenzo, tras la final del campeonato sudamericano de fútbol de 1929, conquistado por la Selección Argentina

El Torito es llevado en andas por el público en la cancha de San Lorenzo, tras la final del campeonato sudamericano de fútbol de 1929, conquistado por la Selección Argentina

 

 

Antes de su match con Luis Rayo (campeón liviano de Europa), el "Torito" hizo tomar esta foto en la que aparece levantandole el brazo a su rival, que caería vencido guapeando.

Antes de su match con Luis Rayo (campeón liviano de Europa), el "Torito" hizo tomar esta foto en la que aparece levantandole el brazo a su rival, que caería vencido guapeando.

 


Antes de su pelea contra el español Hilario Martinez. En aquella pelea decía Justo que había recibido el golpe que mas sintió, en el preciso instante en que él cruzaba la izquierda que abatiría al español en el 5° round. “No sé que hubiera sucedido de no acertar esa izquierda” confesaría Suárez.

Antes de su pelea contra el español Hilario Martinez. En aquella pelea decía Justo que había recibido el golpe que mas sintió, en el preciso instante en que él cruzaba la izquierda que abatiría al español en el 5° round. “No sé que hubiera sucedido de no acertar esa izquierda” confesaría Suárez.

 

El "Torito" junto a los mejores livianos de su época; el uruguayo Julio Fernández, el invicto platense Julio Mocoroa y Félix Espósito.

El "Torito" junto a los mejores livianos de su época; el uruguayo Julio Fernández, el invicto platense Julio Mocoroa y Félix Espósito.

 

 

Una de las placas de Justo Suarez más famosas: con el mate, la vitrola y los sueños de campeón del mundo.

Una de las placas de Justo Suarez más famosas: con el mate, la vitrola y los sueños de campeón del mundo.

 

 

El 27 de Marzo de 1930 se realiza la pelea más esperada por los aficionados. Los invictos Justo Suárez y Julio Mocoroa , ambos con 13 victorias, se enfrentan en la vieja cancha de River ante más de 40.000 personas. Ningún espectáculo deportivo en Argentina, fuera del fútbol, había reunido tamaña cantidad de espectadores.

 

Julio Mocoroa era un magnifico boxeador platense especializado en un bloque poco menos que invulnerable. Era estudiante de odontología y lo seguía una barra populosa desde La Plata. "Pelea como si jugará al ajadrez" lo definian sus admiradores.

Julio Mocoroa era un magnifico boxeador platense especializado en un bloque poco menos que invulnerable. Era estudiante de odontología y lo seguía una barra populosa desde La Plata. "Pelea como si jugará al ajadrez" lo definian sus admiradores.

 

 

Sonado el gong, se inició la mejor pelea que hayan sostenido dos livianos en Buenos Aires. Bien cubierto, Mocoroa fue al encuentro de Suárez, que no demoró en atacar con su característica impetuosidad.

Sonado el gong, se inició la mejor pelea que hayan sostenido dos livianos en Buenos Aires. Bien cubierto, Mocoroa fue al encuentro de Suárez, que no demoró en atacar con su característica impetuosidad.

 

 

Deslizándose con insuperable habilidad, Julio Mocoroa, que hizo derroche de astucia y coraje, espera a Justo Suárez, a quien le aceptó a veces el cambio de golpes. Este conquistó una brillantísima victoria por puntos y aquél obtuvo del publico la mejor sanción, traducida en una ovación inolvidable.

Deslizándose con insuperable habilidad, Julio Mocoroa, que hizo derroche de astucia y coraje, espera a Justo Suárez, a quien le aceptó a veces el cambio de golpes. Este conquistó una brillantísima victoria por puntos y aquél obtuvo del publico la mejor sanción, traducida en una ovación inolvidable.

 

El Torito, guapo, arrollador, espectacular, sonriente, simpático, modesto, feliz, amontonaba triunfos, ganaba pesos y conquistaba la admiración del público.

 

“En su vida hubo un episodio que lo cambió todo: su enamoramiento de Pilar Bravo, una mujer excelente. Justo fue tan celoso que lo suyo fue una enfermedad” (Enrique Sobral, entrenador))

“En su vida hubo un episodio que lo cambió todo: su enamoramiento de Pilar Bravo, una mujer excelente. Justo fue tan celoso que lo suyo fue una enfermedad” (Enrique Sobral, entrenador))

 

Después de su pela con Mocoroa, Justo enfrenta al chileno Luis Vicentini. Ganó el Torito pero Vicentini casi le quita el invicto.

Después de su pela con Mocoroa, Justo enfrenta al chileno Luis Vicentini. Ganó el Torito pero Vicentini casi le quita el invicto.

 

 

A los 20 años invicto en 63 combates, Suárez viaja rumbo a EEUU con su flamante esposa en el “North Prince”. Para iniciar una gira triunfal.

A los 20 años invicto en 63 combates, Suárez viaja rumbo a EEUU con su flamante esposa en el “North Prince”. Para iniciar una gira triunfal.

 

 

Carta de Pilar Bravo de Suárez entregada a Felix Frascara para los lectores de El Gráfico, antes de partir a EEUU.

Carta de Pilar Bravo de Suárez entregada a Felix Frascara para los lectores de El Gráfico, antes de partir a EEUU.

 

 

Imagen de El álbum de "El Torito de Mataderos". Parte II
Las fotos de El Gráfico

El álbum de "El Torito de Mataderos". Parte II

La última parte de la vida en imágenes de Justo Suárez, el ídolo del pueblo que, como escribió Frascara, fue siempre bueno. Bueno cuando aún no era nada, cuando lo era todo y cuando volvió a ser nada”.

Imagen de Imágenes de una nueva conquista de River
Las fotos de El Gráfico

Imágenes de una nueva conquista de River

Alejandro del Bosco estuvo en Mendoza para tomar las mejores fotografías de la definición del torneo más federal, el cual se quedó River luego de vencer por 3 a 0 a Central Córdoba (SdE).

DEJÁ TU COMENTARIO