Las fotos de El Gráfico

Caniggia, el vuelo del pájaro. Parte I

Por Redacción EG · 18 de octubre de 2019

La explosiva vida de Claudio Caniggia en imágenes, comentada por él mismo. Su infancia en Henderson, a los 14 años la gran ciudad, a los 18 su sorprendente aparición en River, la fama y su llegada a Europa a los 21.

 Vacaciones inolvidables: los hermanos Caniggia: Diego, Claudio y Marcelo junto a su madre Nélida “Nací en Henderson, una ciudad de la provincia de Buenos Aires, el 1° de setiembre de 1967. Mis padres se llaman Vicente Hugo y Neldi y tienen allá un negocio de artículos del hogar”.

Vacaciones inolvidables: los hermanos Caniggia: Diego, Claudio y Marcelo junto a su madre Nélida “Nací en Henderson, una ciudad de la provincia de Buenos Aires, el 1° de setiembre de 1967. Mis padres se llaman Vicente Hugo y Neldi y tienen allá un negocio de artículos del hogar”.

 

"Hice la primaria en la Escuela N° 2 Vicente López y Planes y justo enfrente había un potrero donde siempre jugábamos los pibes. En esa época yo hacía mucho atletismo, me ganaba todo desde 100 hasta 1.500 metros..."

"Hice la primaria en la Escuela N° 2 Vicente López y Planes y justo enfrente había un potrero donde siempre jugábamos los pibes. En esa época yo hacía mucho atletismo, me ganaba todo desde 100 hasta 1.500 metros..."

 

"Cuando tenía 13 años, el señor Jaimarena, de la filial de River en Henderson me quiso traer. Mis viejos no quisieron saber nada, pero al otro año, volvió a insistir. Y ahí, pese a que mi vieja no quería, me trajeron... "

"Cuando tenía 13 años, el señor Jaimarena, de la filial de River en Henderson me quiso traer. Mis viejos no quisieron saber nada, pero al otro año, volvió a insistir. Y ahí, pese a que mi vieja no quería, me trajeron... "

 

“Me probó en River Dominichi. ¿Sabés que yo no era siete? Jugaba de ocho, pero a la tercera prueba me mandaron a la punta y ahí nomás quedé. Me vine a vivir a la casa de unos tíos en Ituzaingó, mientras terminaba tercer año en el San Francisco Solano. No jugaba ni de suplente...”

“Me probó en River Dominichi. ¿Sabés que yo no era siete? Jugaba de ocho, pero a la tercera prueba me mandaron a la punta y ahí nomás quedé. Me vine a vivir a la casa de unos tíos en Ituzaingó, mientras terminaba tercer año en el San Francisco Solano. No jugaba ni de suplente...”

 

"No me adapté fácil a la ciudad En el '83 me fui con mi hermano a vivir a una pensión, en Córdoba y Gascón. Pasé al colegio William Morris y empecé a jugar en la séptima más seguido".

"No me adapté fácil a la ciudad En el '83 me fui con mi hermano a vivir a una pensión, en Córdoba y Gascón. Pasé al colegio William Morris y empecé a jugar en la séptima más seguido".

 

"Después apareció el Bambino Veira, los entrenamientos en la primera, las prácticas contra la Selección, cuando terminaba siempre con la camiseta rota..." Claudio Caniggia debutó en primera el 15 de diciembre de 1985, en el triunfo 3-0 frente a Unión. Tenía 18 años.

"Después apareció el Bambino Veira, los entrenamientos en la primera, las prácticas contra la Selección, cuando terminaba siempre con la camiseta rota..." Claudio Caniggia debutó en primera el 15 de diciembre de 1985, en el triunfo 3-0 frente a Unión. Tenía 18 años.

 

"Soy un puntero veloz y habilidoso, me gusta desbordar y tirar centro atrás y arrancar aprovechando la habilidad y la gambeta. No soy de mandarme en diagonal, eso tengo que aprenderlo, y también debo mejorar la definición”. Así se definía Caniggia en su primera entrevista con El Gráfico en 1986.

"Soy un puntero veloz y habilidoso, me gusta desbordar y tirar centro atrás y arrancar aprovechando la habilidad y la gambeta. No soy de mandarme en diagonal, eso tengo que aprenderlo, y también debo mejorar la definición”. Así se definía Caniggia en su primera entrevista con El Gráfico en 1986.

 

Un pibe. Un pibe que vino de Henderson, su pueblo, a la gran ciudad, cuando empezaba a crecer y se convirtió en lo que es: carismático, pintón, se tiñe el pelo porque le gusta, usa arito porque le gusta, jeans, zapatillas, el uniforme de hoy. Sin darse cuenta, se hizo famoso: una velocidad de otro mundo, una audacia ilimitada. “De a poco voy tomando conciencia de que lo que yo hago es popular.“

Un pibe. Un pibe que vino de Henderson, su pueblo, a la gran ciudad, cuando empezaba a crecer y se convirtió en lo que es: carismático, pintón, se tiñe el pelo porque le gusta, usa arito porque le gusta, jeans, zapatillas, el uniforme de hoy. Sin darse cuenta, se hizo famoso: una velocidad de otro mundo, una audacia ilimitada. “De a poco voy tomando conciencia de que lo que yo hago es popular.“

 

1987. Agarrando un micrófono preparado para la ceremonia inaugural en el Estadio Olímpico de La Paz, cuando jugó el Torneo Preolímpico: Claudio imitó a The Cure y Sting, sus preferidos.

1987. Agarrando un micrófono preparado para la ceremonia inaugural en el Estadio Olímpico de La Paz, cuando jugó el Torneo Preolímpico: Claudio imitó a The Cure y Sting, sus preferidos.

 

Jugaba básicamente como suplente, pero por pedido de la gente entraba un ratito. “No siento la presión. Soy frío, siempre lo dije, y confío en mí. No me importa que haya 70.000 personas, ni un cartel con mi nombre, ni nada. Entro a la cancha y juego...”

Jugaba básicamente como suplente, pero por pedido de la gente entraba un ratito. “No siento la presión. Soy frío, siempre lo dije, y confío en mí. No me importa que haya 70.000 personas, ni un cartel con mi nombre, ni nada. Entro a la cancha y juego...”

 
1987. Un Caniggia auténtico, como siempre: secándole el pelo a su hermano menor Diego. “A los consejos los acepto y los escucho, pero después decido yo. Me aconseja mucho mi hermano Marcelo, que es dos años mayor que yo y vive conmigo, también Cacho Paladino...”

1987. Un Caniggia auténtico, como siempre: secándole el pelo a su hermano menor Diego. “A los consejos los acepto y los escucho, pero después decido yo. Me aconseja mucho mi hermano Marcelo, que es dos años mayor que yo y vive conmigo, también Cacho Paladino...”

 

“Los dioses de la raya viven en Caniggia” así título El Grafico la nota de 1988 que reunió a la joven maravilla del fútbol argentino con dos de los mejores punteros de la historia: Houseman y Bernao.

“Los dioses de la raya viven en Caniggia” así título El Grafico la nota de 1988 que reunió a la joven maravilla del fútbol argentino con dos de los mejores punteros de la historia: Houseman y Bernao.

 

“No me da lo mismo ganar o perder. Si fuera así no jugaría al fútbol. Lo que pasa es que algunos son más expresivos y otros sentimos sin mostrar nada. Fijate que cuando yo hago un gol, no hago nunca un gol, pero bueno..., (en River hizo 8 en 53 partidos) cuando hago, no doy tres vueltas carnero para festejarlo, al contrario, yo soy así. Soy un poco frío, eso no quiere decir que no sienta nada”.

“No me da lo mismo ganar o perder. Si fuera así no jugaría al fútbol. Lo que pasa es que algunos son más expresivos y otros sentimos sin mostrar nada. Fijate que cuando yo hago un gol, no hago nunca un gol, pero bueno..., (en River hizo 8 en 53 partidos) cuando hago, no doy tres vueltas carnero para festejarlo, al contrario, yo soy así. Soy un poco frío, eso no quiere decir que no sienta nada”.

 

Con su nueva novia Mariana Nannis, una chica nacida el mismo día que él, pero un año antes. Caniggia ya había traido a sus padres a vivir a Buenos Aires y se compró un departamento en Belgrano.

Con su nueva novia Mariana Nannis, una chica nacida el mismo día que él, pero un año antes. Caniggia ya había traido a sus padres a vivir a Buenos Aires y se compró un departamento en Belgrano.

 

 Junio de 1988. Reunión familiar en Henderson. Junto a la abuela Isabel, el tío Tito, sus padres y su hermano Marcelo. Ya estaba vendido a Europa. Volvió a su pueblo recién ocho años después …para el entierro de su madre.

Junio de 1988. Reunión familiar en Henderson. Junto a la abuela Isabel, el tío Tito, sus padres y su hermano Marcelo. Ya estaba vendido a Europa. Volvió a su pueblo recién ocho años después …para el entierro de su madre.

 

El primer rumor de su sueño italiano fue Juventus y aquí posa con esa camiseta. En 1988 la Roma lo había comprado por 2 millones de dólares, pero se retrasó en un anticipo, y el presidente de River Santilli, aprovechó, rompió el acuerdo y lo vendió al Verona por 500 mil dólares más. Fue un escándalo.

El primer rumor de su sueño italiano fue Juventus y aquí posa con esa camiseta. En 1988 la Roma lo había comprado por 2 millones de dólares, pero se retrasó en un anticipo, y el presidente de River Santilli, aprovechó, rompió el acuerdo y lo vendió al Verona por 500 mil dólares más. Fue un escándalo.

 

De Henderson a Europa . “Vine de Henderson, viví solo mucho tiempo en Buenos Aires, la fama, en algo me puedo equivocar, algún cambio tengo que tener. Ahora, recién ahora, he madurado. Me di cuenta que no puedo desperdiciar esta oportunidad, calculó que no tengo cuarenta partidos en primera y se hizo un pase de mucha plata, en el que yo voy a ganar una buena cifra. soy el tipo más joven al que le salió una oportunidad así, de ir a Italia. Fijate que cuando se fue Borghi, tenía 22 años, pero sobre todo experiencia, él había jugado una Intercontinental”.

De Henderson a Europa . “Vine de Henderson, viví solo mucho tiempo en Buenos Aires, la fama, en algo me puedo equivocar, algún cambio tengo que tener. Ahora, recién ahora, he madurado. Me di cuenta que no puedo desperdiciar esta oportunidad, calculó que no tengo cuarenta partidos en primera y se hizo un pase de mucha plata, en el que yo voy a ganar una buena cifra. soy el tipo más joven al que le salió una oportunidad así, de ir a Italia. Fijate que cuando se fue Borghi, tenía 22 años, pero sobre todo experiencia, él había jugado una Intercontinental”.

 

 

1988. En su primera temporada en Europa con la camiseta de Verona. “Ya estoy totalmente adaptado a Verona, hablo en italiano sin dificultad, mis viejos están conmigo y hace un mes invite a mis tíos de Ituzaingó, con quienes viví en mis comienzos, me dieron un departamento bárbaro y un auto impresionante. Con todo esto no me puede ir mal futbolísticamente”. En poco menos de un año el club italiano estaba en virtual bancarrota.

1988. En su primera temporada en Europa con la camiseta de Verona. “Ya estoy totalmente adaptado a Verona, hablo en italiano sin dificultad, mis viejos están conmigo y hace un mes invite a mis tíos de Ituzaingó, con quienes viví en mis comienzos, me dieron un departamento bárbaro y un auto impresionante. Con todo esto no me puede ir mal futbolísticamente”. En poco menos de un año el club italiano estaba en virtual bancarrota.

 
 

 

 

Imagen de Riquelme, puro fútbol. Parte III
Las fotos de El Gráfico

Riquelme, puro fútbol. Parte III

El final de nuestro homenaje fotográfico al mayor ídolo de Boca. Juan Román juega su único mundial, vuelve de Europa a Boca para seguir cosechando gloria y se despide del fútbol en el club que lo formó.

Imagen de Riquelme, puro fútbol. Parte II
Las fotos de El Gráfico

Riquelme, puro fútbol. Parte II

Boca, con un Román soberbio, conquista en dos años 2 Libertadores (2000-01), 1 Intercontinental y el Torneo Apertura. Riquelme es vendido a Barcelona y vuelve a la Selección de la mano de Pékerman.

Imagen de Inolvidables: Tomás Picasso
Las fotos de El Gráfico

Inolvidables: Tomás Picasso

El excéntrico y alocado personaje que popularizó de manera sorpresiva la actividad del paracaidismo en todo el cono sur, es con justicia un protagonista destacado de nuestro deporte.

DEJÁ TU COMENTARIO