Las fotos de El Gráfico

Chau Carlitos

Por Redacción EG · 09 de septiembre de 2019

Nos dejó Carlos Vicente Squeo, aquel volante nacido en Dock Sud que pertenecía a esa especie de los “sinceros”, de los que sólo saben ir de frente, en el fútbol y en la vida. Este es nuestro homenaje.

(Los textos son del artículo de Osvaldo Ardizzone publicado en 1972 "En la esquina siempre hubo un pibe como Carlitos").

 

El abuelo italiano, ese que abandonó un día el sur de su tierra para la aventura fascinante de aquella otra América... Y recaló en la Boca, allá donde llegaban todos los paisanos. En aquella Boca de los años viejos. De los conventillos, donde rumoreaban todos los dialectos. Desde el genovés hasta los de la Sicilia y la Calabria. Y el viejo Squeo se hizo pescador, pescador ambulante".

El abuelo italiano, ese que abandonó un día el sur de su tierra para la aventura fascinante de aquella otra América... Y recaló en la Boca, allá donde llegaban todos los paisanos. En aquella Boca de los años viejos. De los conventillos, donde rumoreaban todos los dialectos. Desde el genovés hasta los de la Sicilia y la Calabria. Y el viejo Squeo se hizo pescador, pescador ambulante".

 

 

“La casa vieja. Esa que estaba allá, en Dock Sud. A unas cuantas cuadras del Riachuelo. En medio de ese gris de los suburbios. De la chapa y la madera. De las callejuelas sin nombre. De la febril actividad de las chimeneas. De los atardeceres mansos y silenciosos. La cinta maloliente y densa del río que divide. Y, del otro lado del puente, otra vida. Otra gente, otros pibes, donde el mensaje de la gran ciudad llega de a poco. Donde el confort llega más lentamente todavía. Donde la obligación de Ia escuela primaria apenas si es un hábito.”

“La casa vieja. Esa que estaba allá, en Dock Sud. A unas cuantas cuadras del Riachuelo. En medio de ese gris de los suburbios. De la chapa y la madera. De las callejuelas sin nombre. De la febril actividad de las chimeneas. De los atardeceres mansos y silenciosos. La cinta maloliente y densa del río que divide. Y, del otro lado del puente, otra vida. Otra gente, otros pibes, donde el mensaje de la gran ciudad llega de a poco. Donde el confort llega más lentamente todavía. Donde la obligación de Ia escuela primaria apenas si es un hábito.”

 

 

"1968. Alguien que lo lleva a Racing. Cuando en Racing ya languidecía el prestigio del campeón del mundo. Y un año después, el primer partido en primera. Lo elige Pizzuti frente a Desamparados, allá en San Juan. , . Seguramente porque Pizzuti le vio la sinceridad. Le conoció el temperamento…". (Suy primera etapa en Racing en 1ra. fue de 1969 a 1972)

"1968. Alguien que lo lleva a Racing. Cuando en Racing ya languidecía el prestigio del campeón del mundo. Y un año después, el primer partido en primera. Lo elige Pizzuti frente a Desamparados, allá en San Juan. , . Seguramente porque Pizzuti le vio la sinceridad. Le conoció el temperamento…". (Suy primera etapa en Racing en 1ra. fue de 1969 a 1972)

 
 
“Cada uno sabe lo que es... Y yo sé que tengo mis limitaciones... Que no soy un jugador lujoso. Pero, me gusta salir de la cancha sin reprocharme nada. Por eso a veces reconozco que corro demasiado, que me pierdo en el campo... Pero, es mi temperamento ¿se da cuenta?”

“Cada uno sabe lo que es... Y yo sé que tengo mis limitaciones... Que no soy un jugador lujoso. Pero, me gusta salir de la cancha sin reprocharme nada. Por eso a veces reconozco que corro demasiado, que me pierdo en el campo... Pero, es mi temperamento ¿se da cuenta?”

 

 

“Es lo que es, lo que se ve, sin artificios, sin postizos, sin adornos, sin de alguna manera, o en alguna medida. Pertenece a esa especie de los sinceros, de los que sólo saben de vivir de frente, en una de ésas, sin saberlo, porque no conocen esa dudosa frontera de lo que conviene, de lo que es aconsejable”.

“Es lo que es, lo que se ve, sin artificios, sin postizos, sin adornos, sin de alguna manera, o en alguna medida. Pertenece a esa especie de los sinceros, de los que sólo saben de vivir de frente, en una de ésas, sin saberlo, porque no conocen esa dudosa frontera de lo que conviene, de lo que es aconsejable”.

 

 

“Ese que a veces se pierde corriendo, sin pensar en lo que conviene o en qué es aconsejable. Porque siempre va a prevalecer la sinceridad por sobre toda especulación intelectual. Porque Carliitos está más allá del establecido reparto de responsabilidades...” (Pasó de Racing a Velez donde jugó en 1973)

“Ese que a veces se pierde corriendo, sin pensar en lo que conviene o en qué es aconsejable. Porque siempre va a prevalecer la sinceridad por sobre toda especulación intelectual. Porque Carliitos está más allá del establecido reparto de responsabilidades...” (Pasó de Racing a Velez donde jugó en 1973)

 

 

“Porque, este tipo, con esa cara, siempre tendrá que ser Carlitos. Con ese mechón rubio sobre la frente. Con la limpia expresión de los ojos claros. Con esa mansa cordialidad para someterse al interlocutor, para no aparecer nunca importante, ni en las actitudes, ni en el lenguaje”.

“Porque, este tipo, con esa cara, siempre tendrá que ser Carlitos. Con ese mechón rubio sobre la frente. Con la limpia expresión de los ojos claros. Con esa mansa cordialidad para someterse al interlocutor, para no aparecer nunca importante, ni en las actitudes, ni en el lenguaje”.

 

 

“Es que a esta especie de "los sinceros" nunca los avergonzará el riesgo del fracaso..., porque antes está la necesidad de jugarse por algo más importante que "lo que conviene". (En la foto abrazándose con Perfumo y Babington, después que Argentina derrotara a Haiti en el Mundial 74 y quedará aen la puertas de la clasificación a segunda ronda).

“Es que a esta especie de "los sinceros" nunca los avergonzará el riesgo del fracaso..., porque antes está la necesidad de jugarse por algo más importante que "lo que conviene". (En la foto abrazándose con Perfumo y Babington, después que Argentina derrotara a Haiti en el Mundial 74 y quedará aen la puertas de la clasificación a segunda ronda).

 

“Y la pelota. Nada más que la pelota. Esa que empieza como juguete, como alegre diversión. La pelota es inglesa, pero fue al Dock Sur, fue al baldío de Carlitos, fue a buscarlo, a ofrecerse…” (En la foto en el Mundial de Alemania 1974 enfrentando a Cruyff de Holanda).

“Y la pelota. Nada más que la pelota. Esa que empieza como juguete, como alegre diversión. La pelota es inglesa, pero fue al Dock Sur, fue al baldío de Carlitos, fue a buscarlo, a ofrecerse…” (En la foto en el Mundial de Alemania 1974 enfrentando a Cruyff de Holanda).

 

 

“Mi mejor ubicación es como último volante, delante de la línea de cuatro, Me reconozco que antes que nada soy volante de marca… Pienso que un equipo llega a rendir mucho cuando cada hombre está bien ubicado y cuando cada uno sabe lo que puede. En lo mío sé que voy a ser útil para el equipo. Marcando al volante más adelantado del equipo contrario” (Squeo llegó a Boca en 1977 tras su segunda etapa en Racing).

“Mi mejor ubicación es como último volante, delante de la línea de cuatro, Me reconozco que antes que nada soy volante de marca… Pienso que un equipo llega a rendir mucho cuando cada hombre está bien ubicado y cuando cada uno sabe lo que puede. En lo mío sé que voy a ser útil para el equipo. Marcando al volante más adelantado del equipo contrario” (Squeo llegó a Boca en 1977 tras su segunda etapa en Racing).

 

 

“Me cuesta controlarme cuando vea que un contrario se va con la pelota. Aunque sea una marca que no me corresponde... Así jugué siempre, desde muy pibe...” (En la foto con Omar Hugo Gómez de Quilmes. En Boca juega hasta 1979 para irse al Jalisco de México.)

“Me cuesta controlarme cuando vea que un contrario se va con la pelota. Aunque sea una marca que no me corresponde... Así jugué siempre, desde muy pibe...” (En la foto con Omar Hugo Gómez de Quilmes. En Boca juega hasta 1979 para irse al Jalisco de México.)

 

 

“Se casa a los veintitrés años, aunque los muchachos digan que para eso hay siempre tiempo. Porque la vida ofrece un montón de tentaciones más fáciles. Pero, Carlitos está enamorado desde los dieciocho y, entonces, se casa, Y Liliana Cristina, su mujer, es la primera novia. La primera muchacha que conoció. Y, a partir de ahí, ya no le pueden importar más las otras”.

“Se casa a los veintitrés años, aunque los muchachos digan que para eso hay siempre tiempo. Porque la vida ofrece un montón de tentaciones más fáciles. Pero, Carlitos está enamorado desde los dieciocho y, entonces, se casa, Y Liliana Cristina, su mujer, es la primera novia. La primera muchacha que conoció. Y, a partir de ahí, ya no le pueden importar más las otras”.

 

 

“La sinceridad de Carlitos. Esa que uno le ve siempre en la cancha. Esa que no calcula, que no reflexiona, que no especula con lo que conviene o con lo que es aconsejable... Ni de alguna manera o en alguna medida... Después todo esto. Simplemente todo esto…” (En la foto con la camiseta de Loma Negra de Olavarría donde jugó de 1981 a 1983. Se retiró en 1987)

“La sinceridad de Carlitos. Esa que uno le ve siempre en la cancha. Esa que no calcula, que no reflexiona, que no especula con lo que conviene o con lo que es aconsejable... Ni de alguna manera o en alguna medida... Después todo esto. Simplemente todo esto…” (En la foto con la camiseta de Loma Negra de Olavarría donde jugó de 1981 a 1983. Se retiró en 1987)

 

Temas en esta nota:

Imagen de Riquelme, puro fútbol. Parte III
Las fotos de El Gráfico

Riquelme, puro fútbol. Parte III

El final de nuestro homenaje fotográfico al mayor ídolo de Boca. Juan Román juega su único mundial, vuelve de Europa a Boca para seguir cosechando gloria y se despide del fútbol en el club que lo formó.

Imagen de Riquelme, puro fútbol. Parte II
Las fotos de El Gráfico

Riquelme, puro fútbol. Parte II

Boca, con un Román soberbio, conquista en dos años 2 Libertadores (2000-01), 1 Intercontinental y el Torneo Apertura. Riquelme es vendido a Barcelona y vuelve a la Selección de la mano de Pékerman.

Imagen de Inolvidables: Tomás Picasso
Las fotos de El Gráfico

Inolvidables: Tomás Picasso

El excéntrico y alocado personaje que popularizó de manera sorpresiva la actividad del paracaidismo en todo el cono sur, es con justicia un protagonista destacado de nuestro deporte.

DEJÁ TU COMENTARIO