Las fotos de El Gráfico

1988. Sabatini Plata en tenis

Por Redacción EG · 14 de agosto de 2016

Seúl. A los 18 años, después de ser abanderada en la apertura, Gabriela logra la presea plateada en singles. Hacía 16 años que Argentina no conseguía una medalla olímpica. VIDEO.

La marplatense formada en River Plate Gabriela Beatriz Sabatini, la mejor tenista argentina de todos los tiempos, fue designada abanderada nacional para la apertura de los Juegos Olímpicos de Seúl. Con sólo 18 años Sabatini ya tenía en su haber ocho títulos WTA y tres semifinales de Roland Garros.

Para acceder a la final olímpica, Sabatini derrota sucesivamente a Sabrina Goleš (Yugoslavia), Sylvia Hanika (Alemania), Natasha Zvereva (URSS) y con un contundente 6-1 6-1 a la búlgara Manuela Maleeva.

En el partido por la medalla dorada la esperaba nada menos que Steffi Graf, la número 1 del mundo, quien había conseguido los cuatro últimos Grand Slam .Sin embargo, la prodigio argentina le hace partido y cae dignamente por 6-3 y 6-4 en un match durísimo. De esa manera consigue la medalla plateada, la primera para el país después de 16 años y la mejor ubicación del tenis olímpico argentino, hasta hoy. 



Sabatini gana y pasa a la final olímpica


Imagen de Imágenes de una nueva conquista de River
Las fotos de El Gráfico

Imágenes de una nueva conquista de River

Alejandro del Bosco estuvo en Mendoza para tomar las mejores fotografías de la definición del torneo más federal, el cual se quedó River luego de vencer por 3 a 0 a Central Córdoba (SdE).

Imagen de El álbum de "El Torito de Mataderos". Parte I
Las fotos de El Gráfico

El álbum de "El Torito de Mataderos". Parte I

El Gráfico homenajea a Justo Suárez compartiendo la mayor cantidad de fotografías y documentos publicada hasta hoy de la breve vida de quien fuera el primer deportista idolatrado por el pueblo.

Imagen de El álbum de Bochini. Parte III
Las fotos de El Gráfico

El álbum de Bochini. Parte III

La última parte de la trayectoria en fotos de un maestro sin par. Las maniobras de Ricardo Enrique Bochini siempre tuvieron el sello distintivo, el sentido de lo catedrático, la profundidad de lo filosófico.

DEJÁ TU COMENTARIO