La jornada está aquí

F1: EXTRAORDINARIA DEFINICIÓN ENTRE HAMILTON Y VERSTAPPEN

Por Redacción EG · 05 de diciembre de 2021

Empatados en 369.5 puntos, el británico y el neerlandés le pusieron aún más suspenso a la gran definición del campeonato más vibrante del automovilismo mundial. En una carrera plagada de incidentes, Lewis Hamilton se impuso en el GP de Arabia Saudita y habrá que esperar una semana para determinar el nuevo campeón.

Abu Dabhi tendrá el próximo domingo la mejor definición de campeonato mundial -tal vez- desde 2008 cuando Hamilton ganó el título en la última curva de la última vuelta en Brasil; o desde 2010 cuando Vettel ganó su primer título en una carrera que tenía otros tres candidatos para ser campeón.

Lewis Hamilton y Max Verstappen llegan a la gran definición del certamen en igualdad de puntos. El que salga adelante será el nuevo campeón. Si los dos no suman puntos, el neerlandés se consagrará por cantidad de victorias ya que aventaja al británico en ese rubro por 9 a 8.

El afiche que eligió la F1 para la gran definición que tendrá el campeonato.

El afiche que eligió la F1 para la gran definición que tendrá el campeonato.


Jeddah, en Arabia Saudita, presentó el circuito callejero más rápido y peligroso del mundo, con un espectáculo al estilo guión cinemátografico, porque se esperaban multiples situaciones de safety car, banderas amarillas, rojas, interrupciones y todo eso sucedió.

En la primera largada, los tres primeros mantuvieron sus posiciones. Hamilton, Bottas y Verstappen. La carrera se estancó mientras todos los autos iban encontrando el ritmo. El trámite de la carrera era un anodino hasta que Mick Schumacher estrelló su Haas en la curva 1 y provocó el ingreso del primer auto de seguridad.

Con la competencia bajo condición de safety car, los Mercedes decidieron parar por neumáticos duros aprovechando el momento. Red Bull hizo lo mismo con el mexicano Sergio  "Checo" Pérez, pero decidió dejar a Verstappen sin entrar y eso puso al holandés en la primera posición, apostando a que pasara algo más y sacar más provecho de esa apuesta. Y pasó: el accidente de Mick Schumacher fue demasiado para los comisarios y FIA decidió sacar bandera roja para reparar las barreras de seguridad.

Con la carrera neutralizada, los autos tuvieron que detenerse en el "pitlane". De esa manera, Verstappen cambió sus neumáticos sin perder la posición. Verstappen primero, Hamilton segundo. El reglamento marca que luego de la bandera roja, la carrera se reaunuda con partida detenida para favorecer el espectáculo.

Hacia la vuelta 15 se produjo la segunda largada. Hamilton partió mejor y se puso por delante de su rival por el título, pero Verstappen estiró la frenada y recuperó la posición cortando por afuera la curva 1. Hamilton evitó el toque porque ambos se fueron ancho y en esa situación aprovechó el francés Esteban Ocon para meterse con su Alpine entre los dos candidatos.

Sin embargo, unos metros más adelante, el pelotón de atrás iba a sufrir lo que tanto se esperaba que pasara. Toque entre varios, accidentes y autos fuera de carrera. Entre ellos, el británico Russell de Williams, el ruso Nikita Mazepin con Haas y alguien importante para el resultado final del campeonato de constructores: el mexicano Sergio Pérez, compañero de Verstappen en Red Bull.

Con este nuevo incidente, con destrozos y restos de autos por todos lados, llegó la segunda banera roja. Otra vez los autos detenidos en el pitlane. Y llegó la primera gran polémica del día. Hamilton y Mercedes protestaron porque Verstappen cortó la curva 1, pero como la carrera se neutralizó luego de esa maniobra, el neerlandés no tuvo oportunidad para devolver la posición y en el medio estaba Ocon. FIA ofreció a Verstappen y Red Bull devolver la posición a Hamilton en la reanudación, que se llevaría a cabo con una tercera largada que configuró el podio parcial con Ocon primero, Hamilton segundo y Verstappen tercero.

Retomaron y Verstappen volvió a sacar todo su talento con una largada espectacular como aquella en México, pasando de tercero a primero, tirándose por adentro para adelantarse a Hamilton y a Ocon en la curva 1. Dos vueltas resisitó el francés a Hamilton, quien lo superó en la recta con todo el poder de su unidad Mercedes.

Ahí arrancó la segunda parte de la carrera. El mano a mano en pista entre los dos candidatos, tras todos los accidentes y las detenciones. A partir de allí, comenzó una seguidilla de 20 vueltas reloj a reloj, ritmo a ritmo entre Verstappen y Hamilton, con dos virtual safety car en el medio por diferentes restos de otros incidentes de autos que venían atrás, pero sin afectar a la gran disputa de la noche.

Hamilton fue creciendo a base de su velocidad y se puso a menos de un segundo de Verstappen, con la posibilidad de usar el DRS en la vuelta 37. El británico se lanzó en la curva 1, pero el neerlandés otra vez estiró la frenada por fuera y volvió a cortar la curva como había sucedido anteriormente. Mercedes reclamó, y en un episodio confuso -mientras desde el equipo Red Bull le marcaban a Verstappen que tenía que devolver la posición- el neerlandés levantó la velocidad en plena recta para permitir pasar a Hamilton, pero se generó un incidente que terminó con el británico golpeándolo desde atrás, dañando el alerón delantero de su auto.

Verstappen sabiendo que esa maniobra fue peligrosa y polémica, decidió devolver la posición unas vueltas más adelante, pero inmediatamente volvió al ataque y superó otra vez a Hamilton. Sin embargo, la dirección de carrera confirmó que aquella maniobra de Verstappen levantando la velocidad en recta había sido ilegal y le impuso al piloto de Red Bull una penalización de cinco segundos a su tiempo total una vez finalizada la carrera. Con esta sanción, Verstappen no tuvo opción que dejar pasar finalmente a su contrincante.

Con el primer puesto y a falta de diez vueltas, con su auto dañado, Hamiltón sacó toda la chapa de campeón y giró como nunca en el callejero árabe, consiguiendo además el record de vuelta que le otorga un punto extra, para empatar así en la cima del mundial a Verstappen, con una fecha para el final de la temporada. Finalmente Bottas, compañero de Hamilton, adelantó a Ocon en la línea de meta y subió al podio.

Una carrera inolvidable, con Mercedes desde atrás como en las últimas competencias para volver a golpear a Red Bull que dio la impresión de no tener capacidad de respuesta. Hamilton está haciendo valer los 7 títulos del mundo. Verstappen tratando de sacar todo su talento y sus mejores armas en la pista. La semana será calienta en declaraciones en el gran circo que envuelve a la F1, sobre todo en las voces de Toto Wolff y Christian Horner, los jefes de ambos equipos que definirán el mundial este domingo en Abu Dhabi.

FOTO DE PORTADA: Matías Di Julio

DEJÁ TU COMENTARIO