La jornada está aquí

MARTINA DOMINICI ROMPIÓ EL SILENCIO TRAS LA SANCIÓN

Por Redacción EG · 07 de septiembre de 2021

La gimnasta argentina de 19 años, suspendida hasta junio de 2024 por doping, alegó su inocencia, contó su verdad y dijo que jamás vio un anabólico. "No hice nada fuera de lo normal", explicó.

MARTINA DOMINICI había sufrido el mayor golpe de su vida poco antes de los Juegos Olímpicos de Tokio: la gimnasta artística de 19 años había dado positivo en dos controles antidoping por esteroides, uno el 5 de junio en el Panamericano de Río de Janeiro y otro, el 16 del mismo mes, en Buenos Aires.

La Federación Internacional de Gimnasia (FIG) dio a conocer, días atrás, la sanción definitiva: tres años de suspensión, por lo que también se perderá la cita olímpica de París 2024.

El ente rector de la gimnasia artística después especificó las sustancias que arrojaron el positivo un mes antes de los Juegos de Tokio: "La Sra. Dominici dio positivo dos veces a los metabolitos de estanozolol y oxandrolona y sus metabolitos (esteroides androgénicos anabólicos S1.1)". Las sustancias son dos esteroides anabólicos androgénicos que favorecen el desarrollo del tejido muscular y, por ende, impulsan a un mejor rendimiento deportivo.

Este martes Dominici, en diálogo con el diario Clarín, rompió el silencio y habló por primera vez de maner pública tras la sanción, reducida un año tras aceptar la decisión de la FIG. "No entendía nada. Te puede salir algo raro por alguna droga de un medicamento, pero... ¿anabólicos? No sabía de qué me estaban hablando. Dije: '¿Cómo va a salir eso?'. Fue muy triste, un momento muy feo. Fue todo horrible. Estuve suspendida, sin poder ir al CeNARD. No podía entrenarme. Fueron meses bastante difíciles. Y ahora, la sanción".

También aportó detalles sobre el tema: "Teníamos que responder en 10 o 15 días si aceptaba el resultado o si pedía la prueba B. Hablando con abogados y entrenadores muchos me dijeron: 'Te conviene aceptar la A porque así te dan un año de suspensión nada más. Si abren la B y te da positivo te dan cuatro'. Pero después de hablar con abogados y varias personas también me dijeron que era lo mismo la prueba A que la B y que la sanción dependía de cómo me justificara".

Y prosiguió: "Pedimos la prueba B con la esperanza de que pudiera dar negativa y que haya habido algún error. Pero en el fondo sabía que podía dar positivo de vuelta porque era el mismo pis del mismo día y es muy difícil que se equivoquen. Fue positivo. Tenía opción de ir a una conferencia para hablar y justificarme o aceptar. Yo estoy segura de que no tomé nada pero no tengo idea qué puede haber pasado y no tengo ninguna prueba. Y como no me iban a decir: 'Bueno, está bien', dije que no tenía nada para justificar y que no me quedaba otra que aceptarlo. Y me lo redujeron un año, así que son tres años".

"Nunca tomé un suplemento deportivo. Sólo Ibuprofeno, Diclofenac o Paracetamol. Eso no tiene anabólicos. Mis papás son bioquímicos y siempre les pregunto antes de tomar un medicamento. En 2020, en la pandemia, ni salí de mi casa, y la segunda mitad del año me entrebava pero no tomé ningún suplemento. Y este año tampoco", se justificó.

La tristeza y la desilusión dominan sus sentimientos, sobre todo porque realmente dice no saber qué sucedió:"La peor parte es que no tengo ni idea de qué pasó. No encuentro una justificación, porque yo siempre tomo lo que me dan los médicos del CeNARD o antes de tomar algo pregunto. Siempre soy muy precavida con estas cosas. No conozco nadie que tome anabólicos ni que se haya podido contaminar. No conozco a nadie que se inyecte. Yo estoy segura de que no me dieron nada raro. Todavía estamos viendo qué pudo haber sido. Espero, en algún momento, saber la verdad de lo que pasó. Yo no hice nada fuera de lo normal".

DEJÁ TU COMENTARIO