La jornada está aquí

ASÍ SERÁ MUY COMPLICADO

Por Emiliano Cándido · 18 de julio de 2021

El argentino Brian Castaño empató en fallo dividido ante el estadounidense Jermell Charlo y no pudo conseguir la proeza de ser el primer latino en obtener los cuatro cinturones de la categoría súper wélter ¿No pudo o no lo dejaron los jueces en realidad? Eso es lo que intentaremos analizar.

El AT&T Center en San Antonio, Texas, estaba de pie y a la expectativa, los pocos pero ruidosos seguidores que fueron a alentar al argentino se hacían oír en las tribunas. Jimmy Lennon Jr. tomó las tarjetas y anunció “tenemos una decisión dividida” y ya se sentía el aroma a que algo raro podía llegar a pasar. Una pelea que se volvió épica en los últimos tres asaltos, en los que Castaño tuvo que aguantar la embestida del triple campeón que poco había demostrado en el inicio, a excepción de un excelente zurdazo en el segundo asalto.

 

 

Steve Weisfeld dio 114-113 para el argentino, teniendo en cuenta un 10-8 en el décimo donde “el boxi” pataleó demasiado ante la seguidilla de golpes que impactaba su rival. Tim Cheatham consideró un empate en 114-114 y aquí aún no podemos decir nada ya que algunos asaltos fueron bastante parejos y pudieron caer para cualquiera de los dos. Pero ¿cómo podemos entender la tarjeta del señor Nelson Vázquez? ¿Cómo se puede “defender” un 117-11 para Charlo sin pensar que el juez puertorriqueño tenía muchas ganas de que los cinturones queden en poder del estadounidense?

La pelea era de perfil muy pero muy alto. Hacía ya un buen tiempo que no se escuchaba hablar en los pasillos ¿cómo le ves a Castaño?, ¿puede ganar?, eran las frases recurrentes olvidando algo clave, el argentino es campeón de la OMB en la categoría. Este combate era un choque de campeones y, el ganador, saldría con los cuatro títulos más respetados ya que Charlo tiene en su poder el del CMB, el de la AMB y el de la FIB.

Castaño salió a imponerse desde el inicio, tomó el centro del cuadrilátero y presionó constantemente. Se metió en combate rápido y lo hizo pensar en más de un ocasión a un Charlo que se mostró muy apático y esperando una mano que cambiara el rumbo de la pelea. Algo que logró en el décimo asalto, en esos rounds “de campeonato” en los que mostró por qué tenía tres títulos en su poder y lo puso al argentino contra las cuerdas.

“Quiero pedirle la revancha inmediatamente porque la pelea sé que la gané yo”, comenzó el argentino cuyo record ahora consta de 17 triunfos y 2 empates. “Me ha pegado alguna que otra mano, estuve sentido en algún round, pero eso no quita que haya ganado la pelea. Tiré y conecté una gran cantidad de manos”, concluyó en la entrevista arriba del cuadrilátero.

Anoche Castaño empató pero ganó. Rompió el molde del seguidor clásico y se metió en el corazón de la gente, algo que hacía varios años no pasaba. “Maravilla” Martínez y “el chino” Maidana fueron los últimos grandes ídolos ¿Se sumará pronto Castaño a esa lista?

 

 

FOTO DE PORTADA: @SHOWTIMEBOXING

Temas en esta nota:

DEJÁ TU COMENTARIO