La jornada está aquí

RIVER-ARGENTINOS Y AQUELLOS CRUCES INOLVIDABLES DE 1986

Por Redacción EG · 01 de junio de 2021

En la Libertadores de aquel año el Bicho defendía el título y el Millonario buscaba romper el maleficio. Se cruzaron en la fase semifinal en 3 ocasiones, con un partido desempate memorable en cancha de Vélez.

Curiosamente los tres antecedentes por Libertadores entre estos equipos, que se cruzarán en los octavos de final de la presente edición, se dieron en la Copa del año 1986.

Los duelos de ida se jugarán entre el 13 y 15 de julio, mientras que las revanchas se disputarán entre el 20 y 22 de ese mismo mes.

Pero no será la primera vez que se verán las caras estos clubes en el máximo torneo continental. En 1986 se cruzaron en la ronda semifinal en un grupo de 3 equipos (el tercero en discordia era Barcelona de Guayaquil) y tuvieron que resolver al finalista con un duelo desempate inolvidable en el José Amalfitani.

 

ARGENTINOS DEFENDÍA EL TÍTULO; RIVER LLEVABA UNA MOCHILA PESADA

El cuadro de La Paternal tenía un equipazo (Batista, Borghi, Castro y Videla entre otros), venía de consagrarse en la edición pasada y de realizar un encuentro memorable ante Juventus en Japón (2-2 y caída en los penales).

River, que había perdido las finales de 1966 y 1976, era el vigente campeón del torneo argentino después de una campaña arroladora, pero había perdido a Enzo Francescoli. Sin embargo, contaba con futbolistas de la talla de Alonso, Alzamendi y Funes en ataque, más los campeones del mundo Pumpido, Ruggeri, Enrique y Gallego.

River había ganado su grupo (lo compartió con Boca, Peñarol y Wanderers, todos eliminados) y Argentinos entraba directamente en esa segunda fase por ser campeón defensor. Barcelona de Ecuador era el tercer equipo de ese grupo. 

 

ARGENTINOS LE SACÓ EL INVICTO A RIVER

El primer chico se dio en cancha de Vélez en donde Argentinos fue local. Terminó 0-0 el 4 de septiembre. 

 

 

El segundo duelo entre ambos fue en el estadio Monumental el 26 de septiembre. Argentinos se impuso 2-0 con tantos de Castro y Videla, propinándole al conjunto del Bambino Veira la única derrota sufrida en aquella Libertadores.

 

 

EL INOLVIDABLE DESEMPATE EN CANCHA DE VÉLEZ

River y Argentinos terminaron en lo más alto del grupo con 5 puntos (Argentinos perdió un partido clave en Guayaquil ante Barcelona) pero River con mejor diferencia de goles (+4 contra los +2 del Bicho).

Debido a esa paridad, debieron enfrentarse en un partido desempate el 4 de octubre en cancha de Vélez para definir a uno de los dos finalistas, sabiendo River que el empate le servía para avanzar de ronda.

Y aquella noche en el Amalfitani se vio uno de los mejores 0-0 de la historia de la Libertadores después de 120 de altísimo nivel futbolístico y una intensidad impresionante.

Varios disparos en los postes, goles anulados, innumerables mano a mano, avalanchas en las tribunas y un estadio a reventar. River pasó a la final después de 120 minutos inolvidables entre los dos mejores equipos argentinos del momento. 

 

 

River sabía que Argentinos era “el" rival. Sabía que si sorteaba esa ronda la Copa se quedaría por primera vez en Núñez. Claro que no subestimaba a América de Cali, un poderoso del continente en esa década, pero el envión anímico por pasar al campeón vigente, que además tenía un equipazo, era motivo suficiente como para empezar a sentirse campeones de América por primera vez en su historia.

DEJÁ TU COMENTARIO