La jornada está aquí

MARADONA ETERNO

Por Redacción EG · 25 de noviembre de 2020

Daniel Arcucci es más que el biógrafo de Diego Maradona, junto a El Gráfico recorrió el camino que el fútbol le deparó al mejor jugador de todos los tiempos. No es un adiós, sino un simple hasta luego.

Daniel Arcucci es más que el biógrafo de Diego Maradona, junto a El Gráfico recorrió el camino que el fútbol le deparó al jugador de todos los tiempos. No es un adiós, sino un simple hasta luego.

 ¿Cuántas vidas se necesitarían para vivir la vida de Maradona? El 10 cumplió 60 y, apenas días después, murió. Eso dicen. Pero tanto ha vivido, tanto ha hecho y tanto ha dicho, que  el tiempo parece escaso y la noticia, incierta.
Eterno, eso es. Eterno. Trascendió las canchas de fútbol, desde el potrero de Fiorito hasta los estadios del mundo, donde dio lo mejor de sí, para convertirse definitivamente en un mito. En un ícono. Viviente, eso sí. Y eso lo diferenció de otros mitos, de otros íconos. Es, fue, seguirá siendo, más que un futbolista.
Talentoso y transgresor, popular y provocativo, convencido y contradictorio, rebelde siempre, indiferente jamás, Diego es El Diego y también muchos Diego, pero anclados todos en uno indiscutible: el que supo regalar alegría de una manera incomparable, ofreciéndola al mismo tiempo que la encontraba.
Su existencia se antoja inabarcable, enciclopédica. Quién fue Maradona. Cuál fue Maradona. Qué fue Maradona. Periodistas y sociólogos, historiadores y filósofos, gente de a pie, gente de aquí y gente de allá, podría intentar una respuesta. Ninguno habría encontrado o encontrará la que él mismo encontró en una Nochebuena, dirigiéndose a su familia como si frente a él hubiera un estadio colmado: “Les habla Diego Armando Maradona, el hombre que le convirtió dos goles a los ingleses y uno de los pocos argentinos que sabe cuánto pesa una Copa del Mundo”. 
Maradona y Arcucci, en una de tantas caminatas, el periodista y el amigo.

Maradona y Arcucci, en una de tantas caminatas, el periodista y el amigo.

 

DEJÁ TU COMENTARIO