La jornada está aquí

River jugó un partido apático y se quedó sin nada

Por Redacción EG · 07 de marzo de 2020

El Gráfico estuvo presente en el José Fierro donde el Millonario debía ganar para salir campeón, pero el empate 1 a 1 no alcanzó para dar la vuelta, que sí la dio Boca al ganarle a Gimnasia 1 a 0.

La expectativa era mucha en San Miguel de Tucumán, ya en la noche del viernes se podía ver en las calles de San Miguel a muchos hinchas tanto de Atlético Tucumán, como de San Martín, como de River en las calles céntricas de la capital de la provincia. Tucumán es futbolera y se nota con tan solo dar un paseo, buscar el mejor lugar para comer empanadas o con el traslado del aeropuerto hasta el hotel, pintadas en las calles, los taxistas hablan de fútbol, la gente vive y palpita la definición de un campeonato donde no son protagonistas, sino más bien jueces (al igual que Gimnasia) de lo que pueda suceder en la disputa que tienen River y Boca por dar la vuelta olímpica que tendrá un condimento especial, ya que no sólo es sumar una estrella más, sino que es privarle a su rival de toda la vida la posibilidad de hacerlo.

La jornada comenzó con un calor agobiante, el hotel donde concentró River tuvo hinchas en la puerta a lo largo de todo el día, la ilusión estaba en todas partes, es que por primera vez se daba la posibilidad que los hinchas de esta provincia puedan ver bien de cerca a el equipo de sus amores dar una vuelta olímpica.

 

La previa en Tucumán

 

Pasaban las horas, se acercaba el momento del partido y el calor no cesaba, pero eso a los miles de hinchas de Atlético no les importaba, a falta de más de dos horas y medias para el comienzo del juego, hacían más de dos cuadras de cola para entrar al José Fierro y alentar a su querido Decano. En las inmediaciones del estadio, lo habitual, parrillas, vendedores de cerveza y gaseosas, helados y vendedores ambulantes.

 

Inmediaciones del José Fierro.

Inmediaciones del José Fierro.

 

El ingreso fue tranquilo y ordenado, afortunadamente fue así, ya que en la semana sucedió un acontecimiento lamentable, la barra brava de Atlético Tucumán amenazó con una bandera a la comisión directiva del Decano y además también hubo malestar por la venta al público neutral de entradas, lo que no cayó bien en los hinchas del Decano, ya que eso abría la posibilidad a que deban compartir tribuna con hinchas de River. Finalmente no sucedió nada de eso, no se registraron incidentes y el partido se vivió en calma, como corresponde.

 

Los hinchas del Decano van ingresando al estadio.

Los hinchas del Decano van ingresando al estadio.

 

A falta de una hora, el nerviosismo comenzó a verse en la cara de los “neutrales” que se ubicaron el sector 4 del estado, y al mismo tiempo, el José Fierro se iba llenando, de las tribunas comenzaba a caer el aliento hacia los jugadores, cuando salieron a hacer la entrada en calor, había un muy bien ambiente, se respiraba un clima de final, aún sin serla.

Ya estaba todo listo, comenzarían los partidos que definirían la Superliga en simultáneo, ambos a las 21 horas en Tucumán y en La Boca.

El José Fierro colmado, salen los equipos al mismo tiempo junto a Patricio Loutau, el árbitro del partido y sus asistentes, lluvia de papelitos, aliento ensordecedor, un clima magnífico para este partido que River debía ganar para que Gallardo gane su primer título de Superliga.

 

La salida fue espectacular.

La salida fue espectacular.

 

Comenzó el partido con los típicos minutos de estudio mutuo, River salió parado con la línea de cinco abajo que comenzó a utilizar este 2020, Montiel y Casco los laterales que pasan al ataque incansablemente, mientras que los centrales fueron Martínez Quarta, Robert Rojas y Javier Pinola. La mitad de la cancha, también la habitual, integrada por Enzo Pérez, Ignacio Fernández y Nicolas De La Cruz, mientras que la delantera la conformaron Matías Suárez y el goleador de la Superliga, Rafael Santos Borré.

Zielinski, utilizó su clásico libreto, línea de cuatro en el fondo, doble cinco, dos volantes por afuera y dos puntas, que en este caso fueron Javier Toledo y Leandro Díaz.

Luego de los primeros minutos, donde nadie tuvo el control del juego, llegó la primera polémica de la noche, a los once minutos, luego de un pase de Ignacio Fernández, que dejó cara a cara a Borré contra Lucchetti y el delantero colombiano definió con precisión para establecer el 1 a 0, el juez de línea levantó la bandera y cobro una posición adelantada inexistente que privó a River de ponerse en ventaja.

 

El gol de Javier Toledo

 

Minutos más tarde y luego e un córner, de abrió el marcador, Javier Toledo ganó en las alturas y de cabeza puso el 1 a 0 a los 19 minutos del partido, un déficit de River en esta Superliga, además de los penales, fueron las pelotas paradas en contra, las cuales no supo defender.

Pero los de Gallardo no se desesperaron, luego del gol del Decano, siguieron con su juego y de hecho, mejoraron en relación a lo que habían mostrado hasta la apertura del marcador, aunque no fue con la precisión habitual, ya que dos de sus creadores, Nacho Fernández y Nicolás De La Cruz, no jugaron un buen partido, y eso perjudicó las oportunidades de River que no encontró ese típico pase filtrado que hace quedar a los delanteros mano a mano con los arqueros rivales. Quien sí jugó un partido correcto y distribuyó fue Enzo Pérez, y los delanteros también estuvieron bien, más que nada Matías Suárez, que justamente fue el encargado de convertir el empate a falta de diez minutos para la finalización de la primera mitad. Fue luego de un centro de Milton Casco que llegó hasta el fondo y lo vio entrar al cordobés, que de cabeza dejó sin chances al experimentado arquero Lucchetti.

 

Gol de Matías Suárez.

 

Como en La Bombonera todavía no había novedades, al entretiempo ambos llegaron empatando, por ende el campeón hasta ese entonces era River.

La segunda mitad comenzó con dos situaciones muy claras, una fue el bajo nivel de River, sabiendo que las posibilidades de triunfo de Boca eran muy altas, el Millonario debió salir a buscar un gol que le dé la tranquilidad que necesitaba, pero eso no sucedió, demasiado impreciso el conjunto de Núñez. Pero la otra situación clara fue un nuevo error de Loustau que  perjudicó claramente a River, cuando ignoró por completo un penal a Ignacio Fernández.

Pero el partido siguió y el equipo que debió ser protagonista, intentar ponerse en ventaja no lo hizo en absoluto, prácticamente no hubo llegadas claras al arco, si bien dominó la pelota, no fue eficaz a la hora de hacerlo, no profundizó, los laterales no llegaron incansablemente como suelen hacerlo, De La Cruz, Nacho Fernández perdieron más de lo que ganaron y los cambios no entraron bien. Gallardo optó por poner a Juan Fernando Quintero por Pinola, y así armar línea de cuatro en el fondo, también ingresó Ignacio Scocco por Matías Suárez y Lucas Pratto por Milton Casco, pero salvo una oportunidad del ex delantero de Newell’s, no se vio a un River que buscó ganarlo por todos los medios.

Ya a falta de quince minutos para que finalice el partido, Carlos Tévez había puesto en ventaja a Boca, por lo cual River necesitaba convertir un gol o que Gimnasia le haga uno a Boca, pero nada de eso sucedió, el Xeneize pasó al Millonario por un punto en la tabla de posiciones y de esta manera se consagró campeón de la Superliga 2019/20 y además obtuvo su plaza para la Copa Libertadores 2020.

La desazón se pudo ver en los hinchas neutrales que estaban en el José Fierro, por su parte, el público de Atlético Tucumán, que colmó su estadio, celebraban el empate y además privaron a River de dar la vuelta olímpica en su propia cancha.

Una hora luego de finalizado el encuentro, Marcelo Gallardo salió a responder las preguntas de la prensa en la conferencia de prensa, entre los conceptos más interesantes que dijo fue que considera a Losutau uno de los mejores árbitros del país, que felicita a Boca por la obtención del título, que aprende todos los días cosas nuevas, tanto de las victorias como de las derrotas, además dijo que en la recta final de esta Superliga, Boca tuvo rivales más accesibles que River.

 

Gallardo en conferencia del prensa.

Gallardo en conferencia del prensa.

 

Finalizó un nuevo torneo, Boca es el campeón y es merecido, porque supo cambiar a tiempo de entrenador, porque con un excelente plantel que tiene, Miguel Angel Russo pone a los jugadores en las posiciones que ellos juegan, porque sabe que Boca tiene que salir a ganar en todas las canchas y básicamente eso hizo.

 

 

Por Lautaro Toschi.

Imagen de Racing no se rindió y lo dio vuelta
La jornada está aquí

Racing no se rindió y lo dio vuelta

La Academia viajó a Mar del Plata para disputar la primera fecha de la Copa Superliga, perdía 3 a 1 frente a Aldosivi, pero agónicamente lo terminó ganando por 4 a 3. VIDEO.

Imagen de Goleó el campeón
La jornada está aquí

Goleó el campeón

Boca viajó a Mendoza para comenzar su camino en la Copa Superliga, fue triunfo por 4 a 1 frente a Godoy Cruz. Los goles del Xeneize los convirtieron Buffarini, Salvio, Izquierdoz y Campuzano. VIDEO.

DEJÁ TU COMENTARIO