La jornada está aquí

La Selección no hace pie

Por Redacción EG · 20 de junio de 2019

Por la segunda fecha del grupo B, Argentina empató 1 a 1 contra Paraguay y sigue sin ganar. Con un solo punto, deberá ganarle a Qatar el domingo si pretende pasar a la siguiente ronda.

Luego de la derrota frente a Colombia en lo que fue el primer partido de la Selección en la Copa América Brasil 2019, Lionel Scaloni decidió dar un giro de timon y realizó cuatro cambios respecto al partido frente a los cafeteros. Los ingresos de Casco, Pereyra, De Paul y Lautaro Martínez hacían prever un equipo con mayor velocidad por las bandas y un doble cinco de juego conformado por Leandro Paredez y Giovani Lo Celso.

Si bien el comienzo del partido frente a Paraguay mostró a un equipo sólido, que intentaba ser protagonista ante una selección dura como es la paraguaya, no se materializaba en situaciones claras. Messi tuvo contacto con la pelota, pero no se sintió cómodo, muchas veces sus compañeros lo buscaron cuando él no podía recibir con la comodidad necesaria para desequilibrar.

El encuentro se emparejó y allí comenzó el golpe por golpe en materia de aproximaciones, porque no era más que eso, las dos selecciones llegando hasta tres cuartos pero sin profundizar demasiado.

A los 37 minutos del primer tiempo, se rompió el cero. Tras una gran escalada por izquierda de Miguel Almirón, que le ganó la banda a Roberto Pereyra, el exfutbolista de Lanús desbordó magistralmente y envió un centro atrás certero que Richard Sánchez transformó en gol. Allí pudo verse las falencias de Argentina a la hora de retroceder, un déficit que debe mejorar si aspira a seguir en competencia. Leandro Paredes no suele cumplir con la función de jugar de único volante central, el jugador del PSG es un armador, pero no un volante tapón, la marca no es algo natural en él.

Gol de Paraguay. Richard Sánchez.

 

Gol de Paraguay

 

A partir del gol de Paraguay, Argentina se transformó en un equipo nervioso y se vieron indicios de desesperación, tal es así que a falta de un minuto para el cierre del primer tiempo, Franco Armani estaba sumamente adelantado y luego de un control largo, cometió una falta casi a la altura del círculo central que tranquilamente pudo haber sido castigado con tarjeta roja, pero el árbitro Sampaio sólo le mostró la amarilla y el guardametas argentino pudo seguir en cancha.

El inicio del complemento tuvo el ingreso de Agüero por Roberto Pereyra y de esta manera la Selección pasó a jugar con dos delanteros, con este esquema ofensivo, fue cuando mejor se lo vio al equipo de Scaloni.

Si bien las imprecisiones seguían siendo moneda corriente en Argentina, luego de una jugada asociada entre Agüero y Messi, con un remate al travesaño incluido y previo a la ejecución de un tiro de esquina a favor de la albiceleste, es cuando el árbitro brasileño recurre al VAR y al revisarlo, se ve que en esa jugada hubo una mano, por ende sancionó penal para Argentina. Lionel Messi fue el encargado de ejecutarlo y el remate fue certero, violento y cruzado. Argentina empataba el partido.

Gol de Argentina. Lionel Messi.

 

Gol de Argentina

 

Ya con el marcador 1 a 1, es cuando se vio la mejor cara de Argentina, el efecto contagio hizo que los jugadores disputen cada pelota como la última, con el cuchillo entre los dientes, y aunque no haya habido situaciones claras, es lo que se espera de este equipo, que cuando no puede jugar, se luche, se deje todo.

Pero tan sólo seis minutos después del empate de Argentina, Nicolás Otamendi, producto de una irresponsabilidad se tiró al piso dentro del área y derribó a Derlis González, cometiendo un penal infantil que pudo haber terminado con las ilusiones de la Selección en esta Copa América.

Pero el mismo González ejecutó el penal a la izquierda de Armani, quien atajó el remate y dejó con vida al conjunto de Scaloni. Luego de atajar la pena máxima, el arquero de River se descargó y lo celebró llevando su dedo índice a la boca.

Franco Armani le ataja el penal a González.

 

Penal atajado

 

A falta de 25 minutos para el cierre del partido, de manera inexplicable, Lionel Scaloni decidió sacar a Lautaro Martínez, en lugar del jugador del Inter, ingresó Ángel Di María, terminando así con los dos delanteros. El ingreso del rosarino no fue para nada eficaz, en la mayoría de las acciones de las que participó resolvió mal.

El desconcierto se hizo protagonista de la Selección Argentina, Rodrigo De Paul que había cumplido un rol correcto por el sector izquierdo, pasó a jugar por el derecho, Agüero se ubicó como un 9 clásico y la mitad de la cancha se sobrepobló.

Los últimos minutos del partido no dieron un indicio de mejoría, Argentina estuvo poco clara con la pelota y si bien hubo algunos desbordes no generó peligro en el área rival. Final del partido y empate 1 a 1 que sirve de poco. Ahora solo queda esperar al domingo cuando por la última fecha del grupo, Argentina enfrente a Qatar en Porto Alegre a partir de las 16 horas, con la obligación de ganar y depender de otros resultados para poder pasar a los Cuartos de final. Jugando así no va a estar fácil. 

 

Por Lautaro Toschi.

Imagen de KOEMAN PIDE EL ESFUERZO DE TODOS
La jornada está aquí

KOEMAN PIDE EL ESFUERZO DE TODOS

El entrenador del Barcelona, subrayó hoy que no siempre se le debe exigir todo a Lionel Messi y menos a sus compañeros, tomando como referencia que el crack argentino suma 18 goles en la actual Liga de España y el resto del equipo casi la misma cifra.

DEJÁ TU COMENTARIO