Tenis

Murray no jugará en lo que resta del año

Por Redacción EG · 06 de septiembre de 2017

El escocés anunció que, debido a su lesión en la cadera, no volverá a competir hasta la próxima temporada.

Su sorpresiva derrota en los cuartos de final de Wimbledon ante el estadounidense Sam Querrey (21°) fue el último partido oficial que jugó Andy Murray (2°). El 2017 no está siendo muy placentero para el escocés, que perdió el primer puesto del ranking mundial en manos de Rafael Nadal y una lesión en la cadera lo sacó de las canchas luego del Grand Slam londinense.

Esa misma lesión lo obligó a bajarse del US Open a dos días del arranque del torneo y lo llevó, este miércoles, a anunciar que no volverá a jugar en lo que resta del año. A través de un comunicado publicado en su cuenta de Instagram, explicó: “Desafortunadamente no competiré el mes próximo en los torneos de Beijing y de Shanghái, y creo que tampoco lo haré luego en Viena y París, debido a la lesión de cadera que me molestó en los últimos meses”.

Murray argumenta que consultó con distintos especialistas en cadera y se dio cuenta que esta es la mejor decisión, pensando a largo plazo. Igualmente, se mostró optimista: “Pese a que este fue un año frustrante dentro de las canchas, por muchas razones, tengo confianza en que, después de este largo período de descanso y rehabilitación, estaré listo para alcanzar nuevamente mi mejor nivel y podré competir por los títulos de Grand Slam en la próxima temporada”.

Por último, contó que arrancará el 2018 en Brisbane, donde se preparará para el Abierto de Australia, y que tiene pensado jugar una exhibición con Roger Federer a fin de año, en Glasgow, a beneficio de UNICEF. Para despedirse, agradeció: “Tengo un fantástico equipo de trabajo a mi lado para ayudarme en este proceso y valoro su apoyo y el de todos mis fans durante este difícil período”.




 


Hi everyone... Just wanted to update you all on my injury and the rest of my season. Unfortunately, I won’t be able to compete in the upcoming events in Beijing and Shanghai, and most likely, the final two events to finish the season in Vienna and Paris due to my hip injury which has been bothering me the last few months. Having consulted with a number of leading hip specialists over the last week, along with my own team, we have decided that this is the best decision for my long-term future.  Although this has been a frustrating year on court for many reasons, I’m confident after this extended period of rest and rehabilitation that I will be able to reach my best level again and be competing for Grand Slam titles next season.  I will be beginning my 2018 season in Brisbane in preparation for the Australian Open and I’m look forward playing in Glasgow later this year against Roger for UNICEF UK and Sunny-sid3up.  I have a fantastic team working alongside me to help me through this process and appreciate the support from them and all of my fans over this difficult period. 🚴🏃🏋️💪🎾😊👍

A post shared by Andy Murray (@andymurray) on Sep 6, 2017 at 3:00am PDT






 

DEJÁ TU COMENTARIO