Tenis

Récord negativo en entradas, calor y poco interés en el Argentina Open

Por Redacción EG · 19 de febrero de 2017

Dolgopolov fue campeón de un torneo que tuvo su peor edición en convocatoria. El nivel de los argentinos fue uno de los grandes motivos. Nishikori, quien perdió la final se quejó del calor.


La Copa Davis 2016 quedó muy atrás en el tenis argentino. El Argentina Open fue más parecido a la serie con Italia, que a la histórica conquista de la Ensaladera de Plata. Pese a la presencia de ocho jugadores locales en el cuadro principal de singles, este año fue el de peor venta de entradas en la 17ª edición. Fueron 34.171 entradas, por debajo de las 35.569 que se habían vendido en 2002 después de la crisis del gobierno de de la Rúa.

Berlocq, la excepción



No hubo efecto arrastre de los campeones y sin Del Potro sus compañeros Delbonis, Pella y Mayer quedaron rápidamente eliminados. El único que conmovió al público fue Berlocq, quien ingresó por una wild card y llegó a las semifinales. Sus últimos dos partidos fueron las únicas veces que el estadio estuvo completo en sus 5000 butacas.

Entre los participantes de afuera, la calidad de Nishikori es indiscutible y no es casualidad que sea un top ten. Sin embargo, no tuvo una especial relación con el público, quien en la final apoyó a Dolgopolov. Otro de los que decepcionó fue David Ferrer, quien parece estar en el ocaso de su carrera.

El calor



"Las condiciones para jugar fueron muy difíciles, hizo mucho calor y me costó estar enfocado. Dolgopolov estuvo más sólido en el tie break y mantuvo siempre el servicio. Ahí marcó una diferencia", dijo Nishikori esta tarde tras perder la final. Con este partido ya son seis las finales consecutivas que lleva perdidas el n° 5 del mundo.

Temas en esta nota:

DEJÁ TU COMENTARIO