Onside

Un Chapu suelto en la Casa Blanca

Por Redacción EG · 11 de abril de 2016

Andrés Nocioni sigue sumando en el equipo de básquet del Real Madrid.

El Chapu, de punta en blanco, sigue acumulando títulos, ahora en el Real Madrid.

El Chapu, de punta en blanco, sigue acumulando títulos, ahora en el Real Madrid.

“¿Por qué el baloncesto puede y el fútbol no?”, se preguntan diarios deportivos españoles, haciendo foco en el Real Madrid. Mientras el equipo de fútbol sigue a la sombra de un monstruo como el Barcelona, a tal punto que más allá de la Champions League conquistada en 2014, tras 12 años de sequía, ha ganado apenas 1 liga de las últimas 8, siendo de este modo el peor registro desde los tiempos de Alfredo Di Stéfano, el conjunto de básquetbol arrasa con todo. El 21 de febrero venció por 85-81 a Gran Canaria y se convirtió en el primer club en la historia en obtener tres Copa del Rey en forma consecutiva, con el actual formato. En 2015 ya había arrasado con los otros títulos. En realidad, antes de la asunción de Pablo Laso como entrenador, hace 5 temporadas, el Barcelona se había impuesto en 13 de los 15 clásicos y el Madrid sumaba 4 años sin levantar trofeos. Desde entonces, no solo revirtió esa tendencia, sino que conquistó 11 títulos y disputó 15 de las 19 finales posibles.

Como valor destacado de esta campaña, al menos de las dos últimas temporadas, no podía faltar un argentino de la generación dorada. “Yo, el Chapulín Blanco”, podría emerger, emulando al querido personaje televisivo, Andrés Nocioni, quien a los 36 años sigue agregándole trofeos a sus repisas. El santafesino de Gálvez, luego de batallar durante 8 temporadas en la NBA defendiendo los colores de Chicago Bulls, Sacramento Kings y Philadelphia 76ers, regresó a la Liga ACB, donde había iniciado su trayecto europeo, para proseguir con los éxitos. El Chapu sumó así su 4ª Copa del Rey personal (2 con Tau Cerámica y 2 con Real Madrid) y su 7ª conquista, ya que atesora 3 ligas en su palmarés. Un monstruo.

Nota publicada en la edición de marzo de 2016 de El Gráfico

DEJÁ TU COMENTARIO