Onside

Homenaje a Guillermo Vilas

Por Redacción EG · 06 de abril de 2016

Con justicia el court central del Buenos Aires Lawn Tennis Club lleva su nombre.

Los reconocimientos no suelen darse en vida. Por suerte, Guillermo Vilas, el mejor tenista argentino de todos los tiempos, pudo disfrutar del suyo. Es que el lunes 8 de febrero, día en el que comenzó el cuadro principal del Argentina Open, presenció un momento tan fuerte como sublime junto a otras figuras de ayer y de hoy del tenis argentino como Gabriela Sabatini, José Luis Clerc, Norma Baylon, Gastón Gaudio, Guillermo Coria, Paola Suárez, Martín Jaite, Alberto Mancini y Juan Mónaco. Al caer la tarde, el court central del Buenos Aires Lawn Tennis Club fue bautizado con su nombre.

“Pasé mucho años de mi vida en este club, jugué muchos partidos en esta cancha. Me gustaría agradecerle a mucha gente que fue muy importante a lo largo de mi carrera. En primer lugar, quiero mencionar a la persona que me hizo ser un jugador de tenis, a mi primer entrenador, Felipe Locicero. También le agradezco a mi fisio, Carlos Belfonte, porque su entrenamiento me permitió ganar a nivel de Grand Slam. Me siento muy feliz y es un honor que esta cancha lleve mi nombre. Estoy muy agradecido”, explicó Vilas, que tiempo después se mostró amable para posar para la foto que inmortalizó este momento.

Cuando a los tenistas de elite que participaron en el Argentina Open se les preguntó qué opinaban sobre esta iniciativa -justa, sin dudas-, todos repetían las mismas tres palabras: “Me parece perfecta”.

El ATP de Buenos Aires ya se terminó. Los cientos de espectadores que se acercaron al Buenos Aires Lawn Tennis Club o aquellos que observaron el torneo por televisión gozaron de una competencia de altísimo vuelo. El austriaco Dominic Thiem, que resulta uno de los personajes de esta edición de El Gráfico, es el campeón. Quizá, cuando sea viejo, les cuente a sus nietos que ganó un título en el Court Central Guillermo Vilas.

Nota publicada en la edición de marzo de 2016 de El Gráfico

DEJÁ TU COMENTARIO