Onside

Zlatan y la casa de los sueños

Por Redacción EG · 27 de abril de 2016

Anécdotas de la mansión sueca del gran jugador escandinavo.

Cuando era un chico pobre, a Zlatan Ibrahimovic le encantaba una gigantesca casa emplazada sobre la calle Limhamnsvägen, en la ciudad sueca de Malmö. Tiempo después, tras convertirse en una estrella del fútbol mundial, Zlatan decidió que era hora de comprarse una propiedad en su ciudad natal para transformarla en su residencia permanente. Luego de recorrer la zona junto a su mujer, Helena, hicieron una lista de diez mansiones, pero ambos coincidieron en que la más linda era aquella de la calle Limhamnsvägen, la misma con la que el crack del PSG soñaba cuando no era nadie. Según cuenta en su biografía Soy Zlatan Ibrahimovic, tuvo que pagar más de lo que realmente valía (casi tres millones y medio de euros) para que los dueños se desprendieran de ella. Los propietarios se hicieron los duros para sacar una mejor tajada, hasta que lo consiguieron. Esa es la primera parte de la anécdota. La otra, la cuenta Zlatan.

“Nos volvimos locos renovándola. No reparamos en gastos. Helena fue la que más trabajó. Fue muy concienzuda y le ayudaron varios museos y sitios así. Yo no me impliqué tanto. No tengo la misma predisposición para ese tipo de detalles. Pero en algo sí que contribuí. En la pared roja del vestíbulo que da a la puerta colgué una foto en la que se veían dos pies sucios. Cuando mis amigos vinieron a verme dijeron:

-¡Tienes una casa estupenda, de puta madre! Pero ¿qué hacen esos pies horrorosos ahí? ¿Cómo puedes haber puesto esa mierda ahí?

-Idiotas, esos pies han pagado todo esto –les expliqué”.

Aquella anécdota ocurrió en 2007. El año pasado, Zlatan resolvió ponerla a la venta porque pasaba muy poco tiempo en ella. Y encontró un comprador que le abonó 6 millones y medio de euros... 

Nota publicada en la edición de marzo de 2016 de El Gráfico
Más de Onside

DEJÁ TU COMENTARIO