Onside

Giselle Soler, pim, pum, pam

Por Redacción EG · 28 de octubre de 2015

La medallista panamericana en patín artístico en respuestas cortitas y al pie.

En mi iPod suena... música electrónica.

Cuando me enojo... me pongo chinchuda, como si fuera una nena de tres años.

Mi ídola es... Tanja Romano, italiana, que fue múltiple campeona mundial de patín. No hay nadie igual.

No uso... Twitter, pero sí me engancho con Facebook e Instagram, más que nada, porque me gusta ver y subir fotos y videos.

El mejor lugar que conocí por trabajo es... Dubái, porque me encantó la arquitectura que crearon en un territorio en el que había sólo arena.

Mi deportista favorito es... Messi; admiro su carrera y cómo la peleó desde chico.

En mi tiempo libre... estudio italiano, miro televisión y redes sociales, y patino sobre hielo.

No me pueden faltar... mi hermana, Elizabeth, y mi gatita, Perlita.

Mi comida preferida es... espagueti con salsa de champiñón.

Pocos saben sobre mí... que soy bastante caprichosa.

Mi defecto es... que tengo dientes muy grandes (risas).

Detesto... que la gente sea cargosa.

Mi lugar en el mundo es... Estados Unidos, porque me divierto mucho en ese país.

Le tengo miedo a... las arañas.

Mi sueño es... que mi deporte esté en los Juegos Olímpicos y que pueda competir en ese torneo.

Jovencita y ganadora
Nació el 4 de mayo de 1997, en Capital. Si bien comenzó con el patín artístico a los tres años, veía cómo su hermana, Elizabeth, se desenvolvía en la actividad desde la cuna. “Siempre disfruté de este deporte y por eso nunca lo dejé. Cuando era chiquitita, competía en amistosos, y a los cinco años, en torneos federados”, cuenta. Empezó en el club Di Montazzoli, pasó a los siete años a San Lorenzo, y representa a partir de 2012 a Tristán Suárez. En el seleccionado argentino, ganó cinco medallas –tres doradas, una plateada y una de bronce– en dos Mundiales (Brasilia 2011 y Taipei 2013), en la categoría Junior. En julio de este año, obtuvo la primera medalla dorada para Argentina en los Juegos Panamericanos de Toronto (se competía en una única categoría), en la prueba libre. A los 18 años, pretende continuar con su marcha triunfal en el Mundial de Cali, Colombia, que arranca el 14 de este mes y en el que participa en la categoría Junior.

Nota publicada en la edición de septiembre de 2015 de El Gráfico

DEJÁ TU COMENTARIO