Onside

La MLS no para de crecer

Por Darío Gurevich · 20 de agosto de 2015

La liga estadounidense sumó talentos como Pirlo, Lampard y Kaká, pero no sólo por eso gana en consideración.

Estrellas del New York City, debutante en 2015: Villa recibe con una sonrisa a Lampard.

Estrellas del New York City, debutante en 2015: Villa recibe con una sonrisa a Lampard.

La Major League Soccer celebra sus 20 años de existencia de la mejor manera: elevó el número de competidores a 20, continúa incorporando a estrellas del fútbol mundial, y mantiene su atractivo para los espectadores. New York City, franquicia del Manchester City, y Orlando City son las nuevas adquisiciones que debutaron en la temporada 2015 (que va de marzo a diciembre), y que también causaron más revuelo en los medios de comunicación. New York cuenta con David Villa, Frank Lampard y Andrea Pirlo entre sus jugadores franquicia (sólo puede haber tres por equipo), y Orlando contrató a Kaká. 

Sin embargo, las estrellas, que lógicamente movilizan a los ojos del mundo, no resultan el único argumento del crecimiento sostenido. “Primero, existe un crecimiento interno -avisa Mariano Estévez, agente de jugadores FIFA, que conoce el mercado yanqui al trabajar hace 15 años-. A la liga le dieron una terrible inyección financiera y a nivel de marketing para el mercado latino, con franquicias que se crearon en lugares donde viven muchos latinos. A partir de ahí, se empezaron a poblar los estadios. Al mismo tiempo, las universidades le dieron importancia al fútbol, tanto masculino como femenino. A su vez, se firmaron contratos televisivos que hicieron que se difunda a la liga en el mercado hispano, y la Selección de los Estados Unidos comenzó a mejorar sus resultados”.

¿Por qué la liga es atractiva para los jugadores, Mariano? “Creció a nivel táctico y técnico; es un torneo difícil, físico y competitivo. Tras la crisis económica de los últimos seis años en Europa, se convirtió en un buen destino. Porque se cobra cada 15 días, se vive en un lugar increíble, tenés comodidades para tu familia… Así como están los jugadores franquicia, se contrataron a jugadores jóvenes como Lucas Melano y el uruguayo Octavio Rivero. Antes eso era impensado; los clubes se fijaban en un nombre para ponerlo detrás de la camiseta, y no en jóvenes talentos que les pueden hacer diferencias. Es cierto también que a los chicos que deciden jugar en la MLS les cuesta dar el salto a Europa desde ahí. Porque los clubes europeos observan a la competencia como a una liga menor. Pero se puede lograr una gran carrera ahí. De hecho, Ignacio Piatti está contento allá, como también Diego Valeri y Federico Higuain”.

La MLS seduce tanto que existe una lista de espera de personas adineradas que desean manejar su equipo. El requisito es tener un estadio propio. David Beckham, que jugó en Los Angeles Galaxy, lo está construyendo.

Por Darío Gurevich

Nota publicada en la edición de agosto de 2015 de El Gráfico
Más de Onside

DEJÁ TU COMENTARIO