Fútbol Internacional

La historia del argentino que trabaja en la formación de futbolistas chinos

Por Redacción EG · 09 de junio de 2017

Atilio Oyola fue una de las figuras del Racing de Córdoba de los '80 y hoy trabaja en las escuelas de fútbol del gigante asiático.

 China apuesta fuerte a ser una potencia en el fútbol. Sus inversiones han “roto” el mercado de pases. Lo hicieron a comienzo de año, y se estima que volverá a suceder en este receso. Pero los chinos no sólo se quedan con potenciar la Super Liga. No. Y tampoco se quedan sólo en sueños, sino que está trabajando desde las bases para lograr ese objetivo.

En ese marco, de apuesta por la formación, han optado por contratar a entrenadores extranjeros que puedan formar a sus niños en este deporte que tanto les cuesta. Y allí aparece la figura del Atilio Oyola, otrora gran delantero que brilló en el Racing de Córdoba que marcó una época en el fútbol nacional de los ’80.

 Oyola, que se destacaba por sus tiros libres con su zurda prodigiosa, se propuso ser un formador cuando se retiró de la actividad profesional. Y esas cosas que tiene el fútbol, hace dos años le llegó una oportunidad extraña, pero apasionante. No lo dudó, y con el apoyo de su familia, en abril de 2015 empredió viaje rumbo a aquel milenario país junto a su hijo Nahuel.

La propuesta le llegó por parte de la Liga Cordobesa y Tangonomics. Ir a aquel suelo virgen a enseñar fútbol.

Actualmente se encuentra en Weinan, una ciudad de la provincia de Shaanxi. Y desde aquel lugar habló con EL GRÁFICO y contó su experiencia.

 Trabaja en una escuela de deportes con niños de 7 a 13 años. Allí apuntan en China, que desde la niñez comiencen a aprender sobre este deporte. “El interés está creciendo. El fútbol va ganando espacios en el país. Nosotros presentamos un proyecto para que se armen torneos de escuelas, de divisiones inferiores”, narra el cordobés, que camina las canchas del gigante asiático, al tiempo que explica: “Algunos chicos vienen con algún conocimiento de técnica, pero hay que trabajarlos”.

El fútbol chino intenta ganar experiencia trayendo futbolistas que puedan aportar, enseñar, y darle roce a sus jugadores. En ese contexto, Oyola explica: “La llegada de Tevez fue una gran repercusión, también cuando vino Maradona a dar una conferencia, porque son jugadores de prestigio. Están, además, Gio Moreno y Guarín, que son muy respetados. Los equipos de China traen jugadores para que aporten su experiencia. El presidente quiere clasificar y ganar un Mundial. Por eso están Pellegrini, Scolari. De a poco están creciendo. Ahora el fútbol está en buen nivel y eso motiva a los jugadores chinos y a los chicos”.

El idioma es una de las grandes trabas, pero han sabido adaptarse. Tanto Atilio, como su hijo Nahuel, están constantemente con un traductor. Es toda una adaptación. “Algunos palabras entendemos. Nosotros nos comunicamos por We Chat, allí nos escribe y leemos en español”, narra el otrora delantero que brilló en la década del ’80.

“Es una experiencia distinta y linda. Conocés otras costumbres”, agrega, y explica: “Ellos quieren traer muchos entrenadores argentinos”. Ya llevan dos años en China y están prontos a firmar un contrato por el tercer año en aquellas tierras. “Estamos abriendo puertas para muchos entrenadores que están llegando”, afirma.

En el 2013, Oyola trabajó en Japón. Participó tambièn en la enseñanza del fútbol en una escuela de fútbol que tenía como nombre, Boca Juniors. Asia siempre ha estado ligada a Atilio, ya que aquel entonces Japón, ahora China y cuando fue jugador supo hacer una gira por Corea del Sur junto al Racing cordobés en 1981.

“China está trabajando como hormiga, de a poquito. Ellos calculan que en diez años, va a estar en primera lugar”.

EL POTENCIAL DEL FÚTBOL FEMENINO



Nahuel Oyola, que viajó acompañando a su padre y tambièn supo jugar en la academia cordobesa, se desempeña en China en el fútbol femenino. Trabaja con un sub-15, y cuenta: "Acá el nivel de las chicas es muy importante. Juegan muy bien, crecen mas rápido que los hombres. Por el tema de la pasión, también, porque ellas les gusta más jugar al fútbol que a los hombres".

El fútbol femenino crece en producci´`on, nivel y en resultados. Y a proposito, se atreven incluso a bromear a los argentinos. "Nos cargan, porque dicen que ellas van al Mundial y son potencia".

Las mujeres en China comienzan a prácticar este deporte a los 6 años. Los hombres lo hacen más tarde.

AUSENCIA DE POTREROS



Están creciendo, sí. Falta mucho, también. Y les falta pasión, explican. Pero también escasean los niños jugando a la pelota en una calle, en una plaza. "Están dándole mucha importancia a los juveniles, ellos saben que es a futuro. Pero les falta que no hay potreros", explica Oyola hijo, al tiempo que cuenta que es más común ver canchas básquet o de ping pong. "Un día estábamos jugando al fútbol-tenis y nos miraban raro", narró.

¿POR QUÉ ACEPTÓ IR A ENSEÑAR FÚTBOL A CHINA?



Atilio Oyola, con su sencillez y sinceridad, respondió a la pregunta: "Uno siempre trata de aprovechar las posibilidades. No se se sabe dónde le va a tocar trabajar. Y gracias a Dios tengo el apoyo de mi familia. Eso es muy importante, porque puedo hacer lo que me gusta: Enseñar, que es mi pasión".

Informe: Marcos J. Villalobo.
Imagen de ¿Cuál es mejor: este gol o el de Scotto?
Fútbol Internacional

¿Cuál es mejor: este gol o el de Scotto?

El español Manu García en Holanda marcó un golazo para competirle al de Scotto por el mejor del año: recuperó en su campo, corrió 50 metros con la pelota y, no se sabe cómo, se deshizo de 4 rivales en el área.

Imagen de Neymar reparte caños para todos
Fútbol Internacional

Neymar reparte caños para todos

En el entrenamiento del PSG el astro brasilero se divierte improvisando túneles de altísima calidad. Por suerte y hasta ahora, no tuvo mayor represalia que un par de insultos.

DEJÁ TU COMENTARIO