Primera División

La capitana de Racing, en contra de la llegada de Johan Carbonero

Luana Muñoz cuestionó la contratación del colombiano, procesado por acoso y tentativa de abuso sexual.

Por Redacción EG ·

01 de julio de 2022

La jugadora y capitana de Racing, Luana Florencia Muñoz, compartió en sus redes sociales un comunicado que invita a la reflexión sobre cómo se trata la violencia de género en el fútbol argentino.

"La comodidad del silencio no me hacía sentir bien. No sería Luana Muñoz si no siguiera mis convicciones, que son las de luchar por los derechos de las personas y de las mujeres. Es tarea de [email protected] hacer de este mundo uno mejor", escribió la referente de la Academia y compartió una carta en la que aclara que no está escrita "ni como hincha ni como jugadora", sino como mujer.

Racing acordó hace pocos días la llegada del atacante colombiano Johan Carbonero, a pesar de estar procesado por acoso y tentativa de abuso sexual.

"No soy quien para determinar si una persona es culpable o no, es el Poder Judicial quien debe intervenir de manera seria y correcta para esclarecer los hechos. Quiero ser muy clara en una cosa: mis palabras no tienen la intención de señalar de antemano al acusado-a. Pero sí la de exigir que se proteja la integridad de las personas damnificadas. En eso último es donde persiste la falla más grave del fútbol argentino. Los clubes deben tener sus protocolos ante hechos de violencia basada en género y los deben USAR", apuntó Muñoz.

"Deben tener como objetivo proteger y no revictimizar, y asegurar un espacio deportivo seguro y libre de violencias. Deben ser visibles y de fácil acceso, y se deben respetar. Estamos hablando de la vida de una persona, no de si la pelota entra o no al arco contrario", agregó en el comunicado.

El texto de Muñoz acerca datos públicos de la línea 144 y del Observatorio Lucía Pérez que afirman números terribles: entre enero y marzo de este año se recibieron 30.451 comunicaciones a la línea de protección y el 92% de ellas fueron por violencia doméstica, mientras que, hasta junio, se acumuló un femicidio cada 35 horas. "Sí, leyeron bien, una mujer menos cada 35 horas", insistió la futbolista.

"La violencia de género no es un juego. Es un fenómeno social que nos atraviesa a todos y a todas, pero quienes más la sufrimos somos las mujeres y disidencias".

"Los clubes deben entender la importancia que tiene su accionar en este contexto y que la violencia no se resuelve ganando partidos. Debemos entender la responsabilidad individual y colectiva que tenemos en este tema tan urgente e importante. Y esa responsabilidad no empieza ni termina con un comunicado 'coloquial' o una charla entre amigos. Ser responsables es Accionar con determinación en pos de crear clubes libres de violencias basadas en género", continuó.

"El comunicado y la charla debate deben ser una herramienta de comunicación, no 'la solución' del problema. Hoy, en el fútbol argentino, los comunicados se han vuelto una salida rápida de las comisiones directivas que lo que deben hacer es actuar".

La jugadora símbolo de Racing remarcó la importancia de abordar la violencia de género "con seriedad" y agregó que se pone a total disposición de la Comisión Directiva de Racing y de su Departamento de Derechos Humanos y Género para trabajar activamente y trabajar desde donde corresponde. "Un mejor fútbol es un fútbol libre de violencia", concluyó Muñoz.

FOTO DE PORTADA: FOTOBAIRES