Fútbol Argentino

LA ESTADÍSTICA QUE FAVORECE A SAN LORENZO FRENTE A HURACÁN EN EL CLÁSICO

Por Pablo Bomarito · 21 de octubre de 2021

Con la salida de Paolo Montero luego de la derrota ante Lanús, visitará Parque de Los Patricios con un entrenador interino, mientras se cierra la llegada del definitivo. Repasamos la historia de las tres veces que llegó con este escenario.

Primer interinato

Tras la derrota en la primera fecha ante Banfield de local por 1 a 0, Hector Veira dejaba la dirección técnica de San Lorenzo de Almagro después de 4 años. En frente estaba el clásico de toda la vida, al domingo siguiente.

El entrenador elegido para suceder a Bambino Veira era Carlos Aimar, pero su arreglo no pudo concretarse antes del clásico, que quedó en manos de Roberto Mariani. A pesar de ir perdiendo 1 a 0 con gol de Flores, en el segundo tiempo Paulo Silas pondría el 1 a 1 definitivo.

Síntesis del partido:

Huracán: Marcos Gutiérrez; Castro, Barrios, Corbalán y Pineda, Norberto Fernández. Gauna, Marini y Fabbro (Pelletti) Guerra y Rodolfo Flores (Claudio Garcia),

DT: Nelson Chabay

San Lorenzo: Oscar Passet; Lezcano (Ariel Montenegro). Almandoz Oscar Alfredo Ruggeri y Manusovich Rivadero, Galetto, Netto y Silas; Arbarello (Guillermo Franco) y Sergio Maciel.

DT: Roberto Mariani

Segundo interinato

Diego Simeone había llegado para reemplazar a Miguel Russo después de su paso por River Plate. La experiencia al frente del equipo nunca fue la esperada, en total dirigió  47 partidos, con 21 triunfos, 9 empates y 17 derrotas.

Su partida se dio el 3 de abril de 2010, en el partido que San Lorenzo pierde como local ante Gimnasia de La Plata por 1 a 0. Simeone dejó al equipo en el puesto 18 con 11 unidades (sólo Central y Atlético Tucumán sumaban menos), producto de tres victorias y dos empates.

La dirigencia de Rafael Savino trabajaba para encontrar un reemplazante (sería Ramón Díaz) pero hasta el momento de contratarlo se harían cargo del equipo Sebastián Méndez y Patricio Camps, con la curiosidad de que este último estaría en el banco, ya que el Gallego no tenía aún el título habilitante.

Por la fecha 12 debutaron con una derrota ante Banfield por 2 a 0 y en la 13 obtuvieron su primera victoria en  Avellaneda,  ante Independiente por 1 a 0.
El clásico con Huracán se jugó el 18 de abril y fue una contundente 3 a 0
para la dupla interina, con goles de Papu Gómez, Fabián Bordagaray y Cristian Leiva.

Síntesis del partido:

San Lorenzo: Pablo Migliore, Damián Martinez, Fernando Meza, Jonathan Bottinelli, German Voboril. Alejandro Gómez. Cristian Leiva. Cristian González Aureliano Torres, Fabian Bordagaray, Emiliano Alfaro,

DT: Patricio Camps y Sebastián Méndez

Huracán: Gastón Monzón, Ezequiel Filipetto, Paolo Goltz. Eduardo Dominguez, Gaston Machin, Gaston Esmerado, Adrián Peralta. Diego Rodriguez, Patricio Toranzo. Andrés Franzoia Gino Clara.

DT: Héctor Rivoira

Tercer interinato

El 24 de abril de 2011 después de la derrota con Tigre por 1 a 0 en victoria, Ramón Díaz renunció a su cargo como entrenador de San Lorenzo.

"Soy un técnico al que le gusta pelear arriba y ganar, pero no lo estamos haciendo y por eso me voy. Tuvimos la chance en estos últimos cuatro partidos de hacerlo y no pudimos, Me parece injusto seguir con eso encima. Agradezco al presidente y a los jugadores que dieron todo",
En los  30 partidos en que dirigió al club el equipo sumó 40 puntos sobre 90 posibles, con un reparto muy ecuánime de 10 triunfos, 10 empates y 10 derrotas.

Néstor Ortigoza en el clásico del 2011.

Néstor Ortigoza en el clásico del 2011.

Otra vez el clásico estaba a la vuelta de la esquina y esta vez el bombero sería Miguel Tojo. El partido se disputó en el Bajo Flores el 30 de abril de 2011 y se repetiría el resultado del año anterior: otra goleada por 3 a 0 con goles de Nestor Ortigoza de penal, Juan Manuel Salgueiro y Pablo Velazquez.

La partida de Paolo Montero deja una puerta abierta para un nuevo interinato en un clásico ante Huracán. Una historia que lo favorece, más allá del fracaso del que se fue, el éxito por efímero que sea no deja de ser un bálsamo en la adversidad.

 

DEJÁ TU COMENTARIO