Fútbol Argentino

DE BATISTUTA A BATIGOL

Por Redacción EG · 16 de febrero de 2021

El 16 de febrero de 1991, marcó por duplicado en el 2-0 ante River en Mar del Plata e inició un romance con el público de Boca.

De promesa de Newell’s a relegado por River en apenas dos años. Daniel Passarella sucedió a Reinaldo Merlo a comienzos de 1990 y una de sus primeras decisiones como entrenador millonario fue excluir del equipo a Gabriel Batistuta. 

Luego de 4 meses con escasa participación, Batistuta recaló en Boca tras una inteligente maniobra de su representante Settimio Aloisio, que consiguió la libertad de acción del delantero argumentando su intención de colocarlo en el fútbol europeo. 

Luego del Mundial de Italia ’90, Batistuta se sumó al plantel que conducía Carlos Aimar y lentamente se fue ganando un lugar, aunque su ubicación en el campo de juego no fuera como centrodelantero, sino como puntero por la banda derecha. En total, marcó 2 goles (vs. Ferro y Deportivo Mandiyú) en 11 encuentros.

Su explosión como futbolista se produjo con la llegada de Oscar Tabárez como DT de Boca en el verano de 1991. Con el uruguayo, Batistuta pasó a ser el 9 del equipo y conformó una dupla inolvidable junto con Diego Latorre

Tras anotarle un gol a Racing (2-1) y otro a Independiente (2-0), el 16 de febrero, Batistuta convirtió los dos goles de Boca en el 2-0 frente a River e inició un breve e intenso romance con el público xeneize. Lo que vino ya es historia conocida: marcó 17 tantos en 35 partidos oficiales y fue uno de los pilares en un equipo que obtuvo el Torneo Clausura y alcanzó las semifinales de la Copa Libertadores. 

Batistuta, goleador y figura en el 2-0 ante River en Mar del Plata

Batistuta, goleador y figura en el 2-0 ante River en Mar del Plata

 

Temas en esta nota:

DEJÁ TU COMENTARIO