Fútbol Argentino - Primera

Terminó el torneo, con 8 DTs sobrevivientes

Por Redacción EG · 28 de junio de 2017

Finalizado el campeonato de 30 equipos, solo 8 entrenadores conservaron su trabajo durante todo el certamen.

Gallardo y Guillermo, dos de los que se quedaron en un mismo equipo durante todo el torneo.Gallardo y Guillermo, dos de los que se quedaron en un mismo equipo durante todo el torneo.

El reciente torneo de Primera División, que ganó en forma anticipada Boca, tuvo 30 equipos, también 30 fechas y un saldo de 31 entrenadores despedidos antes de cumplir sus contratos, lo que refutó la idea original del inédito formato de competición creado por el fallecido presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Julio Humberto Grondona.

En ese contexto, desde el viernes 26 de agosto de 2016 hasta el martes 27 de junio de 2017 solo ocho equipos mantuvieron al mismo director técnico: el campeón Boca (Guillermo Barros Schelotto), River (Marcelo Gallardo), San Lorenzo (Diego Aguirre) Lanús (Jorge Almirón), Banfield (Julio César Falcioni), Talleres (Frank Darío Kudelka), Patronato (Rubén Forestello) y Atlético Rafaela (Juan Manuel Llop).

El caso del Chocho Llop en la Crema, uno de los cuatro descendidos, tuvo la particularidad de que dirigió los últimos cuatro partidos con la confirmación de que iba a continuar su carrera en Newell's, el club en el que desarrolló casi toda su carrera como futbolista. En tanto, el entrenador que más tiempo lleva en su cargo es el Muñeco Gallardo, quien asumió en el Millonario en junio de 2014.

Los ciclos más cortos



Los ciclos más cortos, sin contar el de Facundo Sava, que fue echado de Racing antes del inicio del campeonato, y los interinatos, fueron los de Eduardo Domínguez en Huracán, Lucas Bernardi en Arsenal y Christian Bassedas en Vélez, con cuatro partidos, y el de Jorge Burruchaga, quien renunció a Sarmiento de Junín luego de cinco encuentros, por diferencias económicas con la dirigencia. Pablo Marini estuvo en el banco de Unión apenas siete partidos (un único triunfo) antes de ser despedido, pero su trabajo duró apenas 55 días.

Equipos con más DTs



El equipo que más entrenadores tuvo en el banco de suplentes fue Atlético Tucumán, con cinco, aunque dos fueron interinatos (Luciano Precone y Diego Erroz). El Decano tuvo a Juan Manuel Azconzábal (1-9), Pablo Lavallén (15-28) y en la última jornada debutó Ricardo Zielinski.

Los planteles de Huracán, Sarmiento, Unión y Tigre fueron encabezados por cuatro entrenadores distintos. El Globo, que recién en la última fecha se salvó del descenso, comenzó con Domínguez, siguió con Ricardo Caruso Lombardi, antes de fin de año asumió interinamente Néstor Apuzzo y la segunda parte del torneo estuvo a cargo del Vasco Azconzábal.

Unión arrancó con Leonardo Madelón, quien en la octava fecha renuncio tras un largo ciclo de tres años, lo reemplazó Juan Pumpido, luego asumió interinamente Eduardo Magnin (dos partidos) y casi hasta el final estuvo mencionado Pomelo Marini.

Tigre abrió con Pedro Troglio, quien renunció para irse a Perú, tuvo como interino a Fabián Castro, eligió a Facundo Sava pero luego de diez partidos renunció y, para las últimas tres fechas, la dirigencia fue en busca de un DT de la casa como Ricardo Caruso Lombardi, quien venía de una mala experiencia en Huracán.

Sarmiento, otro de los descendidos, inició con Gabriel Schurrer, tuvo un interinato de Juan Pirez, asumió Jorge Burruchaga y hasta el final estuvo Fernando Quiroz. Teté perdió la categoría con el Verde de Junín y además participó de la campaña que terminó en el descenso de Aldosivi.

El Tiburón marplatense eligió a Darío Franco como reemplazo de Quiroz pero luego de quince partidos dejó el cargo y para las últimas siete fechas se inclinaron por Walter Perazzo. Cristian Díaz estuvo cerca de emular a Quiroz, ya que en las primeras doce fechas dirigió a Olimpo, salvado en la última jornada, pero luego perdió la categoría con Quilmes, en donde solo obtuvo una victoria en once partidos.

Los entrenadores que rotaron por diferentes equipos



Los constantes cambios no tuvieron como únicos responsables a los dirigentes impacientes, ya que hubo casos de entrenadores que dejaron sus cargos para asumir otros desafíos.

Paolo Montero dejó a Colón por la oferta de Rosario Central; Lucas Bernardi dirigió cuatro partidos a Arsenal y se fue a Godoy Cruz porque tenía la oportunidad de jugar Copa Libertadores; y Troglio abandonó Tigre por Universitario de Perú.

Sebastián Beccacece revolucionó a Defensa y Justicia pero ante el llamado de su amigo Jorge Sampaoli dejará el club para asumir en el cuerpo técnico del seleccionado argentino. En el Halcón de Varela será reemplazado por Nelson Vivas, quien durante 27 fechas realizó una gran campaña en Estudiantes, uno de los cinco clasificados a la Copa Libertadores, pero fue despedido por perder ante un equipo del torneo Federal B (Sport Club Pacífico, de Mendoza) en la Copa Argentina.

En el Pincha estaba todo dado para que asuma interinamente Lucas Nardi, pero el que era entrenador de la Reserva solo estuvo un entrenamiento y debió dar un paso al costado por presión de los hinchas, dado que salieron a la luz críticas que le había hecho a Carlos Bilardo, un emblema del club.

Pablo Lavallén renunció a San Martín de San Juan en la undécima fecha; antes de la 13° ya tenía todo arreglado con Atlético Tucumán, pero a dos fechas del final y luego de una buena participación en la Copa Libertadores, volvió a dar un paso al costado. Algo similar sucedió con Madelón, quien luego de irse de Unión aceptó el ofrecimiento de Belgrano pero no hizo pie y dejó el cargo tras ocho partidos.

En el Pirata optaron por Sebastián Méndez, quien condujo a Godoy Cruz en la primera parte del torneo pero se alejó por decisión personal. Para cerrar el círculo vicioso del fútbol argentino, los grandes de Avellaneda tampoco se salvaron, ya que en Independiente estuvo Gabriel Milito en la primera parte y para la segunda asumió Ariel Holan.

En la vereda de enfrente, Sava hizo toda la pretemporada en Racing pero a una semana del inicio fue despedido. Asumió interinamente Claudio Ubeda, luego trabajó Ricardo Zielinski pero para la segunda etapa volvió Diego Cocca, el DT que lo había sacado campeón en 2014 y ahora lo clasificó para la Copa Libertadores.

Fuente: Télam.
Imagen de Defensa venció a Instituto
Fútbol Argentino - Primera

Defensa venció a Instituto

En un amistoso disputado en Balcarce, el Halcón venció a la Gloria por 1 a 0, con gol de Nicolás Fernández.

DEJÁ TU COMENTARIO