Descubriendo a...

Descubriendo a Gastón Gil Romero

Por Alejandra Altamirano Halle · 07 de septiembre de 2013

Aparición joven en el mediocampo de Estudiantes de La Plata, ya se dio el gusto de gritar un gol y jugar al lado de Verón.

Nota publicada en la edición de septiembre de 2013 de El Gráfico

Fue sparring de Messi en la Copa América, pero no se atrevió a pedirle una foto.Fue sparring de Messi en la Copa América, pero no se atrevió a pedirle una foto.

Jugar en Boca podría ser el sueño de muchos aspirantes a futbolistas profesionales. Pero a Gastón, la posibilidad de empezar una carrera en Estudiantes, el club del que es hincha, lo tentó mucho más. Y aunque ya había pasado la prueba para jugar en el Xeneize, eligió irse al Pincha. Hoy, el volante central se da el lujo de compartir la cancha con su referente: Juan Sebastián Verón. “Es difícil estar al lado de un jugador con tanta experiencia y con una carrera increíble, pero siempre me sentí muy cómodo jugando con él e intento sacar lo mejor de sus consejos”, explica el hijo de Marcela y Roberto.

Nació en La Plata el 6 de mayo de 1993, pero se crió en General Roca, Río Negro. A los cinco años dio sus primeros pasos en el Deportivo Roca, el club en el que había jugado su papá. En 2007, el número cinco se sumó a la Novena de Estudiantes. Y en su paso por cada categoría, siempre llevó la cinta de capitán.
Combatió el desarraigo con la perseverencia y los consejos del coordinador de las inferiores. “Hubo un momento en el que no quería volver a jugar, pero Claudio Vivas fue a Roca a verme. Gracias a sus palabras y su confianza, me animé regresar al club”, explica el rubio, que reconoce a la timidez como un gran defecto: “Fui sparring de Messi en la Copa América, pero no me animé a pedirle una foto ni nada, soy muy vergonzoso para esas cosas”. En marzo de 2012, el Vasco Azconzábal lo hizo debutar ante Deportivo Merlo por la Copa Argentina. “Fue uno de los momentos más lindos de mi vida”, detalla el diestro, que no tiene problemas en jugar solo o como doble 5.

Con un puñado de partidos en Primera, viajó en junio al torneo 8 Naciones en Sudáfrica con el Sub 20, que perdió la final con Brasil. Ya en la era Pellegrino, aprovechó la salida de Rodrigo Braña para adueñarse del puesto vacante y lucir sus cualidades para la marca, demostrar su buena pegada (marcó un gol desde 30 metros ante All Boys), despliegue y prolijidad. Siempre simple y lejos de las lucecitas de colores.

Por Alejandra Altamirano Halle
Imagen de Descubriendo a Guido Vadalá
Descubriendo a...

Descubriendo a Guido Vadalá

El delantero de Boca es una de las promesas del club. Debutó con Carlos Bianchi como técnico y tuvo continuidad en el verano con Arruabarrena.

DEJÁ TU COMENTARIO